31 diciembre, 2009

mas que una obsesion 4

mas que una obsesion IV
- Claro que me perteneces, porque yo te vi primero- y dicho esto yabu le planto un beso lujurioso y repego mucho mas su cuerpo, inoo no podía soltarse por mas que lo intentaba además de que estaba cediendo a los besos del otro, de pronto escucho un grito y yabu cayo al suelo.

- Keito- soltó inoo saliendo del asombro.

- ¡¡¡¡ ¿ pero que demonios crees que haces!!!!? – grito furico el menor mirando a yabu que aun se encontraba en el suelo, el mayor se levanto despacio aun con la cabeza agachada.

- ¡NADA QUE TE IMPORTE!- vocifero al tiempo que le lanzaba un puñetazo en la cara, este cayo sentado y patino por el suelo quedando un poco mareado.

- ¡que crees que haces!- grito inoo al tiempo que corria para detener a yabu que se acercaba peligrosamente al menor para golpearle de nuevo, lo tomo por un brazo pero el mayor era mas fuerte y de un empujón lo saco del camino, el aludido se posiciono encima de keito tomándolo por la camisa que ya tenia algunas gotas de sangre esparcidas y con una mano empezó a golpearlo tan fuerte que su rostro rápidamente se baño de sangre, mientras que la mano de yabu comenzaba dolerle de tanto golpearle.

Inoo se levanto y salió corriendo en busca de ayuda pero nadie se encontraba cerca, entro al cuarto de servicio y agarro una cubeta de peltre (metal) y regreso lo mas presuroso que pudo, cuando llego no lo dudo mucho y resonó la cubeta en la cabeza de yabu que de inmediato le sangro, este cayo casi desmayado en el cuerpo de keito, inno lo quito del menor que había perdido el conocimiento hacia varios minutos atrás y lo levanto mirándolo por unos segundos, su rostro estaba bañado en sangre lo que le causaba mucho dolor ya que el había sido el causante de aquel desastre, keito se movió y abrió un poco los ojos y miro a inoo dándole una débil sonrisa.

-¡levantate!- Dijo inoo un poco asustado al ver que yabu comenzaba a moverse.

- Tienes que ayudarme a levantarte, por favor no vuelvas a desmayarte- caminaron unos pasos cuando yabu tomo a inoo por el pantalón, pero el ya sin contemplaciones y soltando a keito que callo de bruces al no poder detenerse le propino un puntapié en el estomago a yabu dejándolo retorciéndose del dolor y regreso con keito llevandolo a su habitación.
Ya dentro lo recostó sobre la cama mientras que el se dirigió al baño por vendas, vendoletes, alcohol y gasas para curarlo.

Con mucho cuidado empezó a limpiar el rostro de keito, su ojo derecho estaba completamente hinchado además de que tenía la piel abierta, tomo un algodón y lo baño en alcohol acercándoselo a la herida abierta, keito soltó un ligero quejido producido por el ardor del alcohol, inoo coloco el vendolete y cerro la lesión en la cabeza.

Regreso al baño y tomo una pomada para el dolor, con mucho cuidado despojo al menor de su camisa y suavemente comenzó a recorrer el cuerpo del menor en busca de moretones.

Keito se sentía tan ruborizado al sentir las manos de inoo sobre su pecho que no podía mirarle a la cara.

-que?, nunca te habías desvestido frente a un chico-pregunto el mayor dándole una sonrisa cálida.

- uhmm, no es eso….. solo que me da pena no haberte sido de mas ayuda con yabu.

-eh?, conoces a yabu- pregunto curioso el mayor- yo creí que no te conocía puesto que hace rato me pregunto que quien eras.

- típico de él- susurro el menor –cuando obtiene lo que quiere te vota.

- dijiste algo- pregunto inoo intrigado, ya que el menos hablaba para el mismo.

Keito desvió la mirada al sentir la de inoo sobre el y evito contestarle.

- No te preocupes no es necesario que me lo digas ahora, pero algún día me gustaría escuchar la historia.
El menor asintió con la cabeza.

- Algún día te contare mi historia con yabu-

- Termine- voceo inoo muy satisfecho con su labor, aunque a decir verdad la apariencia de keito era mas de una movía mal envuelta que de alguien recién curado.

Keito no pudo evitar soltar una carcajada al verse en el espejo, se sentía un poco ridículo, pero a la vez se sentía feliz pues la persona que le había curado era de lo más agradable y linda y daba gracias a yabu por haberle acercado más a inoo.

un nuevo amigo, un nuevo amor 22

capitulo XXII
en tù busqueda
Keito corrió desesperado hacia el cuerpo inerte de Daiki, las lágrimas se ocultaban bajo la lluvia pero su terror no podía disimularlo, con manos temblorosas tomo a dai y lo acerco a su pecho, pero el mayor no respondia.
- No me dejes por favor no me dejes, yo te amo-

Daiki abrió los ojos y le dedico una amplia sonrisa. Keito acerco sus labios a los del mayor y lo beso por un momento dai correspondió tocando la mejilla izquierda con su mano pero después quedo inmóvil y su mano callo sin fuerza.

Yuto llego detrás de el al escuchar aquel sonido, al tiempo que escuchaba los desgarradores gritos de keito

- Daiki, no me dejes , no ahora que se que me amas, una ambulancia- grito con todas su fuerzas-

Las luces aparecieron a lo lejos i iluminando todo alrededor, todo parecía un sueño del cual quería despertar.
Abrió lentamente los ojos para encontrarse con una cruda realidad, no volvería a ver a Daiki, de verdad había sido tan estúpido como para no haber salido antes tras de el, o haberlo detenido en aquella puerta, así tal vez ahora el estaría a su lado.

Flash back

La sirena de la ambulancia sonaba desesperada recorriendo las calles intentando llegar pronto al hospital, keito aun no podía creer que por su culpa Daiki estuviera en ese estado, como era posible que lastimara tanto a la persona que amaba pero ahora lamentarse no servia de nada.

Miro a daiki que seguía inconsciente, su cara presentaba algunos raspones y sangre, por instinto lo tomo de la y sintió como el la afianzaba pero sin abrir los ojos pues aun seguía inconsciente.

La experiencia en el hospital no fue nada grata, los médicos habían dicho que se, había fracturado un brazo y solo un golpe en la cabeza y debía quedarse a observaciones, pero que fuera de eso su vida no corría peligro, pero el problema fue que en ningún momento pudo verlo pues hikaru junto con todos sus amigos, le había impedido el paso.

- Quiero verlo- demando keito al segundo día del accidente.

- No puedes- voceo hikaru parándose frente a la puerta impidiendo el paso – que no acabas de entender que estar contigo le hace daño, que eso no puede entrar en tu cabeza-

- Pero yo lo quiero- grito desesperado keito al ver que hikaru no entendía razones.

- Si de verdad lo quisieras no harías tanta cosa estúpida, tu no quieres a nadie solo a ti mismo- keito se puso rojo como tomate y sin pensarlo le tiro un golpe, dando en el blanco, hikaru retrocedió unos pasos cayendo encima de unas personas que estaban paradas, se incorporo tan rápido como callo y paso rosando el mentón de keito con el puño.

El menor iba a contraatacar pero los de seguridad llegaron para sacarlos, ambos quedaron a fuera del hospital, sin si quiera mirarse cada uno en una esquina, llego la noche y a ninguno de los dos se les permitió entrar de nuevo al hospital por ese día así que keito no tubo mas remedio que retirarse derrotado una vez mas.

Así paso una semana, sin poder verlo y peleando constantemente con el mayor, cuando el llego al hospital no vio a hikaru por ninguna parte lo que lo alegro mucho ahora podría ver a daiki sin temor a que toparse con el mal humorado de hikaru.

Pero cuando abrió aquella puerta su sonrisa se borro por completo al ver que la habitación estaba completamente vacía. Salió presuroso directo a una enfermera.

- Y el paciente de la cama 35-

La mujer lo miro de reojo, busco en la base de datos y contesto.

- Fue dado de alta hoy-

Esas palabras hicieron eco en su cabeza.

- Pero como?, porque? a que hora?- fueron las preguntas que hizo pero que solo una fue contestaba.

- Hoy a las ocho de la mañana- Daiki miro su reloj y ya pasaban de las 10 de la mañana-

- Disculpe dejaron alguna dirección- la enfermera negó con la cabeza y keito quiso llorar en ese momento, pero ya no había nada que pudiera hacer.

Fin flash back

Se levanto despacio de la cama no tenia ganas de nada, yuto se había mantenido al margen de la situación, sabia que keito amaba demasiado a daiki y no se interpondría en ellos, aunque en estos momentos keito no supiera de su paradero algún día estarían juntos.

- Toma – dijo yuto después de una semana

- Que es esto- keito tomo el papel intrigado

- Es una dirección, es la que te dio yuya el día que vino-

- Y tu como sabes- dijo okamoto con su corazón a mil por hora

- Escuche tu conversación con el, gomen no pude evitarlo, cuando saliste corriendo me cerque y saque el papel ahora te lo entrego, tu felicidad esta en que te decidas a ser feliz.

Keito sostuvo el papel en sus manos y lo releyó varias veces antes de saltar del sillón y salir corriendo en su búsqueda.

Tardo horas en llegar al lugar en donde se encontraría a daiki, camino por las calles de aquel pintoresco pueblo buscando la dirección, hasta que cayo en cuenta de que no había ese lugar al momento de intentar deshacerse de aquel papel miro que en su revés había escrito mas.

- “ si su destino es estar juntos tu corazón te guiara hacia el ”-

- Que demonios- pensó keito frustrado, había recorrió el lugar varias horas para que le salieron con eso, siguió caminado y lo llego cerca de un café, el sol brillaba fuerte n lo alto, asique desidio entrar y refrescarse, tomo asiento y se dispuso a ordenar al camarero que se acercaba.

- Me puedes traer un jugo de naranja- dijo keito, pero se extraño al ver que el joven no se retiraba del lugar, asique alzo su mirada para encontrarse con la de daiki.

- Daiki- dijo keito casi en un susurro, el mayor intento salir del lugar pero fue detenido por keito que lo tomo por la mano.

- Necesitamos hablar-

- No hay nada de que hablar- voceo daiki – nunca fuiste a visitarme al hospital, ni un saludo ni nada, entiendo que estés haciendo tu vida con otra persona.

- PERO YO TE AMO- grito keito delante de todo las persona presentes, ya sin importarle lo que pudieran pensar o creer, quería que daiki lo supiera, el mayor se giro de lleno para encáralo y sin mas le profirió una bofetada.

Gomen chicas estoy muuuyyyyyyyy apurada espero que les guste je ya escribiré mas , no tengo coco para mas nos vemos ja ne.
hola antes que nada gomen por reportarme hasta ahora, pero no he descansado ni un dia, jeje ahorfa tengo unas horas libres y las aprovechare
segundo felicidades a mis amigochas estrella y may espero que se la hayan pasado de lujo en sus cumples, que les diera muchos reegalotes.
felicidades.
y tercero feliz año nuevo. las quero un chingo y dos montones jeje
happy new year

24 diciembre, 2009

feliz navidad


hola niñas pues les deseo la mejor navidad de todas, espero que la pasen feliz y contentas, nada mas no se me exedan en las copas.
pues feliz navidad.

22 diciembre, 2009

Un nuevo amigo un nuevo amor 21

capitulo XXI
un clavo saca a otro clavo que gran mentira
Yuto besaba con ternura a keito disfrutando del sabor de aquella piel que había deseado hace mucho, era delicado y pausado paso de la boca de keito al cuello, beso su barbilla y regreso a besar sus labios, lo tomo por la nuca y profundizo aquel beso ingresando su lengua para afianzar los labios del mayor y darle una pequeña mordida.

Keito dejo salir un leve gemido al sentir las manos del menor recorrer su espalda por encima de la ropa, poco a poco las introdujo debajo de la playera y la saco lentamente, siguió besando la espalda ahora desnuda y erizada por el frio.

Keito quería mas pasión en los besos, en las caricias necesitaba sentirse poseído, así que no pudo más y tomo el mando en aquel acto.

Empujo a yuto sobre el sillón y se encimó en el, los besos delicados y tiernos desaparecieron ahora eran besos apasionados, casi a fuerza introdujo su lengua en la boca de yuto y comenzó a jugar con la del otro. Metió su mano dentro de la playera del menor y comenzó a acariciar aquel torso delgado y bien formado, bajo de aquella boca dulce a el cuello y allí se detuvo dándole un pequeño mordisco haciéndole gemir.

- Keito- dijo el menor entre gemidos cuando las manos juguetonas de este se introdujeron en el short.

- Te gusta de esta manera- pregunto keito al ver como su amante se retorcía con sus caricias. Yuto se quito la camiseta para dejar expuesta su blanca piel ofreciéndosela a keito quien no lo dudo mucho y la comenzó a besar lujuriosamente, disfrutando de ese sabor salado y a la vez dulce que le ofrecía la piel de yuto.

El menor aun recostado debajo de keito logro despojarle de su pantalón, dejándolo solo con la ropa interior, keito intento hacer lo mismo pero yuto no lo permitió, quería alargar ese momento, no quería que llegara a su fin.

Keito comenzó a masajear el miembro de yuto estrujándolo dulcemente, justo en el momento en que iba a tomarlo con la boca, tocaron a la puerta distrayendo a yuto por completo

- Tocan- dijo intentando levantarse, pero keito lo freno-

- Deja que toquen lo que quieran-

Yuto olvido todo cuando sintió los labios del mayor sobre su miembro y se entrego a la ola de placer que le ofrecían las manos del mayor, yuto igual correspondió a las caricias, estaba extasiado por sentir las manos de keito sobre su piel, era algo que había soñado desde que se dio cuenta de sus sentimientos y ahora su sueño se estaba cumpliendo, no podía ser mas feliz en ese momento.

Keito termino de desnudarlo y de desnudarse, se recostó un momento sobre yuto friccionando sus miembros uno contra el otro, yuto no había experimentado antes nada igual, sabia lo que debía seguir pero nunca lo había hecho antes y le daba un poco de miedo.

Salió de sus pensamientos cuando sintió como keito tocaba su entrada con un dedo, instintivamente tomo aquella mano y la detuvo-

- No te preocupes todo estará bien- le dijo el mayor para calmarlo un poco – a caso es tu primera vez- pregunto keito al ver el sonrojo de yuto, se quedo callado por un momento hasta que contesto.

- Entiendo, será mejor que paremos aquí- keito se iba a levantar pero yuto se lo impidió-

- Quiero que tu seas el primero –

- No quiero hacerte daño, de ninguna de las dos formas-

- No te preocupes es un riesgo que estoy dispuesto a tomar.

Keito ya no dijo nada, lentamente introdujo su dedo dentro de yuto observado la cara de dolor que ponía su amante.

- Duele mucho- pregunto preocupado

- Solo un poco, pero tu sigue-

Keito obedeció e ingreso otro dedo pero esta vez comenzó a moverlos dentro, yuto podía sentir una mezcla entre placer y dolor, pero quería experimentar mas.

Cuando keito creyó que ya estaba lo suficientemente preparado comenzó a meter lentamente su miembro al interior de yuto.

Este se aferro fuertemente al sentir la intromisión era tan placentero tenerlo dentro, que no importaba el dolor.

El mayor comenzó a moverse lentamente, sentía remordimientos pues seria el primero en su vida y no se sentía bien por eso.

Siguió moviéndose pausadamente pero con ritmo, poco a poco las embestidas empezaron a hacerse más rápidas a medida que sus cuerpos lo demandaban. Keito aun haciéndole el amor a yuto no podía sacar de la mente a dai, y aunque pudiera sonar malvado en quien pensaba a la hora de embestirlo era en dai, en quien pensaba a la hora de besarlo y de acariciarlo era e Daiki.

Ambos gimieron casi al mismo tiempo cuando sus cuerpos excitados al máximo punto dejaron salir su esencia keito en el interior del menor y yuto sobre sus cuerpos.

Keito se dejo caer a un lado de yuto, ambos con la respiración agitada y el cuerpo bañado en sudor, el mayor le iba dar un beso a keito cuando nuevamente los toquidos se hicieron presente.

Pero los toquidos insistentes hicieron que yuto se desesperara y levantándose y acomodándose las ropas fue a abrir aunque eso no le pareció a l mayor haciendo un puchero para que desistiera, pero este no le hizo caso y abrió aquella puerta.

Se quedo de piedra al ver quien era el que había estado tocando, hubiera preferido no abrir aquella puerta pero era tarde y no había vuelta a tras.

- Esta keito- dijo Daiki tímidamente, mirando a aquel chico
- Para que lo quieres- contesto yuto muy frio.

- Podrías decirle que Daiki quiere hablar con el- el frio al igual que la lluvia se metían al interior de la casa-

- Pasa- dijo yuto cerrando la puerta detrás de el- que es lo que quieres- dijo en voz baja para que keito no escuchara-

- Disculpa te conozco- pregunto daiki intrigado por el comportamiento del menor-

- No pero yo a ti si, y sabes que, te pido que te retires de mi casa fue un error dejarte
entrar- yuto iba a abrir la puerta pero fue frenado por daiki.

- Necesito hablar con keito, es urgente-

- Que le vas a decir- vocifero yuto- que lo amas y que no puedes vivir sin el, déjame decirte que lo abandonaste y no te importo nada de el en tanto tiempo, porque precisamente ahora vienes a buscarlo.

- Eso no es de tu incumbencia- dijo Daiki con la voz fría – eso es entre keito y yo, a ti no te importa-

- Pero tu lo hiciste sufrir- hablo un poco mas fuerte

- No sabes nada de nada, así que no te metas, yo lo amo y quiero que lo sepa.

- Amarlo, lo dejaste, te largaste sin importarte cuanto sufrió por ti, eso no es amor, además el ya te ha olvidado- yuto dijo aquello para lastimarlo, pues no dejaría que se llevara a keito de su lado y menos ahora que tenían mas que una simple amistad.

- Yuto, que pasa- grito keito desde la sala, Daiki al escuchar aquella voz y sin importar casa de quien era corrió hacia la sala, pero la imagen que había estado procesando en su mente sobre este añorado reencuentro, se había disuelto al ver a keito desnudo y recostado sobre el sillón, miro a yuto que había llegado detrás de el y hasta ese momento se dio cuenta de que no tenia camiseta, bajo la mirada y la regreso a keito, quien no podía dejar de verlo.

- Daiki, que haces aquí- susurro el menor con el corazón a mil por hora e intentando cubrirse con el cojín del sillón -

- Solo…. Vine a …. A decirte que…..- Daiki no sabia que decir obviamente keito ya se había olvidado de el y estaba iniciando una nueva vida en donde el ya no figuraba. Agacho la vista y termino la frase- solo vine a dejar en paz mi conciencia, vine a decirte que te perdono y que …..- Daiki apretó las manos y una lagrima rodo por su mejilla- y que seas muy feliz- miro a yuto y luego a keito y sin decir nada mas salio presuroso de aquel lugar que lo estaba asfixiando.
Keito no pudo decir ni hacer nada mas, aunque habia deseado ver a daiki desde hace mucho, ahora que lo tenia enfrente no sabia como reaccionar, habían sido tantas las preguntas que había formulado pero que ahora no se acordaba de ninguna, lo vio salir y no hizo ningún intento por retenerlo.

- No vas a ir detrás de el- dijo yuto sentándose a su lado y fijando su vista al suelo.

- No, el ya no siente nada por mi, esta claro que nunca lo sintió-

Yuto no decía nada solo escuchaba, dentro de el había una lucha entre decirle a keito que Daiki lo amaba o quedarse callado para retenerlo a su lado.

- No se porque estoy llorando- dijo el mayor restregándose los ojos-

- Porque lo amas- contesto yuto – porque nunca lo vas a olvidar ni haciéndolo mil veces conmigo-

- De que me sirve amarlo, si el ya me olvido- yuto se mordió el labio sabia que lo que estaba apunto de decir haría que keito se alejara para siempre, pero ya no importaba, amar es ver a la otra persona feliz, se dio cuenta de eso cuando Daiki mintió acerca de su verdadero motivo para estar ahí, el quería que keito estuviera feliz aunque no estuviera a su lado por eso mintió-

- Keito…… Daiki en verdad te ama-

- ¿Qué? Porque dices eso-

- Porque es la verdad me lo confeso antes de verte, si de verdad lo amas debes ir tras el, porque nuevamente desaparecerá de tu vida y tal vez esta sea la ultima vez que lo veas- keito no sabia que decirse sentía conmovido ante las palabras de yuto, pero tampoco podía ocultar que amaba con desesperación a Daiki, se levanto y vistió rápido y mirando a yuto lo abrazo profundamente-

- Arigatou, algún día encontraras a alguien que te haga muy feliz pues te lo mereces. Cuando eso suceda no dudes en llamarme- y dicho esto salió de la casa no importándole la lluvia que caía como diluvio.

Corrió por la calle implorando que Daiki todavía estuviera por ahí, lo vio intentando cruzar la calle, corrió lo mas que pudo y cuando Daiki estaba a punto de llegar al otro lado keito lo llamo

- Yo te amo- grito keito a todo pulmon,Daiki detuvo su marcha e intento mirarlo pero la lluvia se lo impedía, miro de reojo una luz blanca que se dirigía hacia el, pero todo paso tan rápido.

Keito le grito a Daiki te amo distrayéndolo de su camino, una luz brillante se dirigió veloz mente hacia a el solo escucho los gritos de keito y rechinidos de las llantas para después no saber mas.

20 diciembre, 2009

encuesta cerrada fic amame

hola chikas, pues la encuesta ya termino y la pareja ganadora fue inoo-dai asi que ahora loq ue queda es escribir el fic.


inoo-dai 11 (50%)

yuya - yabu 1 (4%)

yuri-yamada 9 (40%)

yuto - yabu 1 (4%)

18 diciembre, 2009

clase japones 2 cortesía

Fórmulas de cortesía

-おさきのどうぞ (Osaki no dôzo): Usted delante

-どうもあらいがとうございます (dômo arigatô gozaimasu): muchas gracias

-どういたしまして(dô itashimashite): de nada

-ごしんせつにどうもありがとうございました (goshinsetsu ni dômo arigatô gozaimashita) : Muchas gracias por su amabilididad

-おげんきですか(ogenki desu ka) (oh-GEN-kee dess-KAH?) : como estas

-はい、げんきです(hai, genki desu) (GEN-kee dess) : estoy bien

- すみません (Sumimasen): (soo-mee-mah-sen) disculpe

- 御免なさい。 Gomen-nasai. (goh-men-nah-sigh): lo siento

- いただきます (Itadakimasu) : que aproveche (se usa antes de empezar a comer)

-ごちそうさまでした(gochisô sama deshita): estuvo muy rico (se usa después de comer)

creditos: wikitravel,silverchaos

parodia mayonaka no



hi chicas mi tomodachi via navegando en la red se encontro con este videito esta divertido es una parodia de mayonaka no shadow boy muy buena.
me proyecte con la canción.

16 diciembre, 2009

ámame

hola chicas este es mi primer fic en donde hablo en primera persona, espero que les guste y que lo disfruten.

Titulo: Ámame
Parejas: inoo-dai
genero: lemon
Autor: atzin
capítulos: los que se dejen


Aun no se porque sigo contigo, se que debí haber terminado con esto hace mucho tiempo pero no puedo, el simple hecho de tenerte en frente hace que desista de cualquier idea descabellada, tu sola presencia hace que me olvide de mi mismo.


Soy un tonto al pensar que me podrías querer y más aun un imbécil por aceptar este juego que en un principio me pareció divertido pero que, con el correr del tiempo se ha vuelto un suplicio.


Solo soy la persona que te calma la calentura y la frustración cuando no has logrado conquistar a alguien y vienes a mi y me tomas cuantas veces quieres, odio saber que me haces el amor después de hacerlo con otro, no se que pretendes con esto yo me entrego al cien por ti pero tu no pareces corresponder de las misma forma, eres tan frió y tan distante cuando me tomas.


Te miro entrar por esa puerta que muchas veces intente cerrar para que no entraras, pero que no pude hacerlo por temor a que me dejaras ¡valla estupidez ¡ .


- Que quieres- te digo tajantemente después de ver como recorres mi habitación para luego pararte justo enfrente de mi.


- Me sentía solo y vine a jugar contigo – esas palabras ya me las se de memoria pero aun duelen cuando las dice de esa manera.


- No tengo ganas de jugar- le digo eso para luego pararme e intentar salir de la habitación, pero tu no estas dispuesto a recibir un no por respuesta, siento como me jalas por la camisa y me regresas a mi sitio.


- Te dije que tengo ganas de jugar- y te posesionas de mis labios sin antes siquiera dejarme replicar, no esperas ni a que me acomode sobre la cama cuando ya estas despojándome de mis ropas, tus frías manos recorren mi torso haciendo que se me ericé la piel, me besas con frenesí mientras con tu mano derecha comienzas a tocar mi miembro que solo con tu presencia ansia que lo toques.


No pudo resistirme a ti, eres tan bello que simplemente no puedo, pero odio eso y me odio a mi mismo por ceder tan fácilmente, intento separarte pero eso parece que te molesta demasiado y me sueltas, intento levantarme pero una sensación entre las piernas me lo impide, caigo sobre la cama encogiéndome y metiendo las manos afianzando mi miembro .


Te miro con reproche pero es claro que lo hiciste apropósito, intento calmar la calentura que me provocaste haciéndomelo yo mismo, me volteo para que no me mires pues siento vergüenza de mi mismo, tu deseo de hacerme pagar el desplante es mas fuerte que otra cosa y que me ordenas que lo haga enfrente de ti. Como te odio, me volteo y te miro mientras que con mi mano comienzo a masajear mi miembro, pero no quito la vista de ti, a cada sube y baja de mi mano lanzo pequeños gemidos pero que no son comparados con los que me haces gritar. Me miras sin inmutarte mientras que yo recostado en la cama sigo intentando apagar el fuego que encendiste y que desconsideradamente no apagaste.


Parece que al fin logro mi cometido pues introduces una mano bajo tu pantalón, lanzo mas gemidos pero esta vez diciendo tu nombre y es entonces cuando ya no puedes contenerte y despojándote tan deprisa de tus ropas te abalanzas sobre de mi jalando mis caderas al borde de la cama e introduciendo tu ya erguido miembro en mi interior.


Grito en señal de protesta pero tu solo me dices – que no es lo que tanto deseabas- no puedo negarlo y solo me dejo llevar por el vaivén de tus caderas, me aferro a las sabanas intentando contener los gemidos de placer, pero parece que eso es lo que mas te gusta escuchar de mi así que tus embestidas se hacen mas fuertes y profundas al tiempo en que tomas mi miembro y lo friccionas contra mi cuerpo.


Siento como algo caliente recorre mi miembro para luego derramarse sobre de mi, observo tu cara y esta llena de satisfacción al ver lo que me provocaste sigues con las embestidas y después de dos mas, te vienes en mi interior.


Te sales de mi tan rápido como entraste y recogiendo tus cosas y aun desnudo sales de mi habitación sin importarte nada de mas de mi.


Me quedo recostado pensando en – porque demonios no te frene, porque no me di mi lugar, porque no me resistí – pero era en vano seguir negándome a mi mismo que te amaba y que prefería tenerte de esa forma a nunca tenerte, pero se que algún día dejare de amarte .

14 diciembre, 2009

retrato daiki

bueno si el dibujo se me hace dificil hacer retratos no es lo mio y para muestras basta un boton, segun yo intente hacer a mi adorado daiki pero la neta no me salio jaja les muestro el dibujo para que me den su opinion (si puedo sobrevivir de retratista o me muero de hambre) ustedes diran (solo no sean crueles conmigo)

click sobre la imagen para agrandar

Un nuevo amigo, un nuevo amor 20

JEJE OK CREO QUE VOY A TENER QUE PONER UN CAPI EXTRA PORQUE EL FINAL SE ME ALARGO ASI QUE LES DEJO ESTA PARTE
CAPITULO XX
entre mi presente y mi pasado
Ya habían pasado dos meses desde que se había enterado de una verdad que ya sabia pero que en su momento se negó a creer, siete meses de soportar su ausencia, de necesitar esas manos que lo acariciaban, de esos labios que lo hacían estremecer, de ese cuerpo que le arrancaba gemidos de placer, lo necesitaba dentro necesitaba ese calor, ese dolor y a la vez placer que lo volvían loco y que solo el podía darle y que tal vez a esas alturas jamás volvería a sentir.

Necesitaba ese deseo desenfrenado cuando lo tenía enfrente de tomar la iniciativa y hacerlo suyo y de hacer que gimiera su nombre y que muchas veces tuvo que calmar, ya que no quería demostrar debilidad, pero ahora se arrepentía y pensaba que hubiera sido mejor dejarse llevar y decir gimió muchas veces mi nombre a me hubiera gustado, extrañaba su forma de ser, su forma tan linda y a la vez ruda de tratarlo, extrañaba los juegos, la convivencia, la solidaridad, las bromas hasta los acosos que muchas veces le molestaban, pero que ahora desearía que le hiciera, pero ya no valía la pena atormentarse con esas ideas pues lo único que lograba era hacerse daño.

Durante esos dos meses rogo en vano a hikaru porque le dijera en donde se había escondido Daiki, pero el seguía renuente a querer decirle – el ya te perdono pero no quiere saber nada de ti- eran las palabras que siempre decía y que keito ya sabia de memoria, pero no se daría por vencido insistiría hasta que lograra sacarle la verdad aun si se demorara otros dos meses.

- Que es lo que piensas hacer- dijo yuto parada en el umbral del cuarto de keito, cuando lo vio regresar con el rostro completamente abatido después de otro intento frustrado.

- A que te refieres- pregunto keito algo intrigado.

- Yo podría esperarte el tiempo suficiente, pero también tengo dignidad y me duele ver como cada día piensas en alguien que no esta y que tal vez nunca vuelva, mientras que no miras a tu alrededor y vez que me estoy muriendo de amor por ti, no me permites hacerte feliz tal vez mas feliz de lo que el te hizo.

Yuto se acerco a keito y tomándole por la nuca atrajo lentamente su rostro hacia el suyo, keito no hizo nada para detenerlo y ambos unieron sus labios en un tierno beso, yuto lo besaba muy suave era algo que no había experimentado antes, era un beso lleno de paz y sentimiento, se separo sus labios y lo miro tiernamente, keito cerro los ojos en señal de que podía continuar.

Quería darle una oportunidad tal vez lo que había dicho era cierto y podría ser mas feliz con el que con Daiki. Sintió como yuto acariciaba su cuerpo muy despacio disfrutando del rose poco a poco se encaminaron a la cama sin dejar de besarse yuto lo recostó despacio, se coloco aun lado de el y siguió el recorrido con sus manos hasta llegar al abdomen lentamente introdujo una mano y acaricio los glúteos de keito.

- Perdóname- dijo keito de repente deteniendo la mano de yuto y separándolo un poco - no quiero hacerte ni hacerme daño así que llevemos las cosas mas despacio-

En el rostro de yuto se dibujo una amplia sonrisa, si bien había pensado hacer el amor con keito solo una vez aunque el no sintiera nada pero se sentiría pleno sabiendo que fue de el, pero las palabras salidas de keito significaban que le estaba dando una oportunidad de estar juntos y el la aprovecharía al máximo, no le importaba si era lento ya que mas de lo que había esperado no podía ser.

- Gracias- fue lo único que atino a decir y le dedico otro dulce beso y ambos se quedaron recostados en la cama mirándose hasta que el sueño los venció.

Los días se habían vuelto obscuros a causa de las lluvias, las calles estaban prácticamente vacías sino fuera por un joven que caminaba con paso lento por ellas, se detuvo frente a una cafetería la miro por un momento y luego entro.

- Buenos días dai-chan- dijo la dueña del local al joven que acababa de entrar este le dedico una amplia sonrisa y tomo asiento.

- Que vas a tomar hoy –

- Solo un café con pana- contesto el joven mirando como las gotas escurrían por la ventana.
- Y que tal el trabajo-

- Muy bien, hoy es mi día de descanso así que pase a saludarla-

- Arigatou- contesto la señora- y quien era el joven del bebé que te estaba buscando el otro día- Daiki agacho la mirada y con una sonrisa característica de él contesto – un muy buen amigo–
- Muy linda la criatura, la madre debe ser muy feliz-

- Así es, y el padre es el mejor de mundo- contesto

- Y como se llama tu amigo- daiki alzo la mirada y contesto

- “su nombre es yuya”-

Keito abrió los ojos sintió algo moverse aun costado suyo miro rápidamente y vio a yuto encogido como niño chiquito, lo volvió a cubrir con la sabana y se en camino hacia la ventana descorriendo las cortinas. El sol estaba oculto tras las obscuras nubes keito sonrió tenia el presentimiento que ese día seria especial.

Miro hacia la calle y pudo ver a un joven con paraguas rojo detenerse en la entrada pocos segundos después el timbre sonó, keito corrió hacia la puerta y la abrió velozmente su corazón estaba agitado de solo pensar que pudiera ser Daiki, pero cual fue su sorpresa y desilusión al darse cuenta de quien era.

- Que haces aquí- pregunto un tanto molesto el joven que acababa de abrir.

- Necesito hablar contigo puedo pasar-

- No, no puedes- el joven intento cerrar la puerta pero yuya se lo impido

- Es sobre Daiki- estas palabras hicieron que keito dejara de ejercer fuerza sobre la puerta dejándole el paso para que entrara.

- Y que es lo que quieres decirme- dijo el joven sintiendo salir su corazón por la garganta.

- Lo fui a visitar hace como una semana- keito no paraba de sorprenderse.

- Pero como lo encontraste-

- Hikaru me dio la dirección- keito no pudo evitar poner una cara de molestia a las palabras dichas por yuya, - “porque a el si le dio la dirección sabiendo que el daño que le había causado era mayor al que yo le había hecho.”-

- Y como esta- fueron las únicas palabras que pudo decir

- Bien, ya me a perdonado y eso me hace muy feliz, pues no podía continuar mi vida sin que me dijera esas palabras -

- Que bien por ti, y viniste solo a eso a restregarme en la cara que el ya te perdono y a mi no-

- No, no vine por eso, solo te lo comento porque se que el te quiere- esas palabras hicieron eco en la cabeza de keito- y se que te necesita aunque lo niegue-

- En realidad a que viniste- volvió a preguntar el joven

- Vine a darles una ayuda- yuya busco entre sus cosas y saco un pequeño papel y se lo ofreció, keito lo aferro y aunque en su interior ya sabia que era fue mas por reflejo que pregunto.

- ¿Qué es esto?-

- Es la dirección en donde puedes encontrarlo- entre el remolino de sentimientos que tenia keito en ese momento, no sabia si reír o llorar, no sabia si estar contento o enojado.

- Para que voy a ir a buscarlo si claramente se ve que no le importo… pues si fuera de otro modo…- dijo keito al ver que yuya abría la boca para contraatacar- el ya me hubiera buscado, de hecho deberías volver con el porque por lo que puedo deducir el te sigue amando.

Yuya entrecerró los ojos no podía creer que Daiki se hubiera enamorado de un crio como el.

- Yo solo te digo que vallas en su búsqueda porque el te ama a ti y no a mi – la voz de yuya se entrecorto – mis errores hicieron que sufriéramos todos, pero aun puedo compensarlo ve a buscarlo- yuya camino hacia la salida se despido cordialmente y desapareció bajo la lluvia.

keito quedo pensativo mirando hacia fuera, tenia ganas de salir corriendo en su búsqueda, pero ahora en su vida había alguien mas no podía simplemente ir a buscarlo y dejar a yuto a quien hace unas horas había dado una oportunidad, simplemente no podía hacerlo, miro el papel que sostenía y con lagrimas en los ojos dijo.

- Así como tu mes has olvidado, yo te olvidare en los brazos de yuto- y dicho lanzo el papel al cesto de basura, cuando se giro vio a el aludido parado junto a la mesa.

- Yuto, por fin despertaste- el joven no contesto nada y se abalanzo de inmediato sobre de el, lo besaba tan desesperadamente que keito temía hacerse daño, poco a poco lo separo mirándolo aprensivamente.

- Que te sucede-

- Yuto se acerco lentamente al rostro del mayor y susurrándole al oído le dijo.
- Hazme el amor- keito quedo mudo ante lo que acababa de escuchar, miro a yuto muy intrigado y no supo que contestar.

- Solo quiero que me hagas el amor una vez, antes de que corras a los brazos de Daiki- si keito había quedado mudo hace unos instantes ahora estaba de piedra parado junto al sillón y con los ojos desmesuradamente abiertos-

- Yo no volveré con Daiki pero….. - sintió nuevamente los labios de yuto sobre los suyos y poco a poco se dejo llevar por aquella cálida sensación olvidándose de todo a su alrededor……

mas que una obsesión 3

Capitulo III

En la hora de deportes, Inoo jugaba futbol con sus amigos, estaban tan entretenidos que no media la fuerza de los balonazos.


Cerca de lugar, había un joven sentado viendo jugar a los demás chicos pero en especial solo miraba a Inoo, Keito se había saltado unas clases para verlo jugar, el timbre de la campana indicando la siguiente clase que se iniciaba lo saco de su letargo . Se paro arreglando su uniforme y se encamino al aula pasando por un lado de la cancha.


-Inoo toma- se escucho cuando uno de los amigos del nombrado le mandaba un pase de larga distancia, Keito se volvió a ver para verlo jugar; pero aquel pase no llego a la persona indicada, sino que salió de la cancha y golpeo al otro joven en la cabeza haciendo que cayera al suelo.
-¡Herido!- gritaron los demás al ver al pobre chico tendido en el suelo.


Preocupado Inoo se acerco donde Keito para ver cuál era daño que había provocado.
-Ayy duele- exclamo Keito frotándose la frente donde le había sido golpeado por el balón.
-Lo siento ¿Te duele mucho?- pregunto el joven mayor preocupado
-Sí y mucho- respondió el herido.


-¿Qué pasa aquí?- pregunto el profesor que recién llegaba a la escena.


-Le golpeamos con el balón- respondió Inoo ayudándolo a pararse.


-Inoo-kun llévalo a la enfermería- dijo el profesor despejando el lugar ya que estaba aglomerado de chicos.


Con cuidado lo llevo hasta la enfermería y espero ahí hasta que la enfermera lo viera y le sana.


-Ya está solo tienes un chichón, en casa debes ponerle hielo para que se te baje-dijo la señorita mientras hacia un informe- pueden irse-


Salieron del lugar, Inoo aun acompañaba a Keito.


-Lo siento-dijo el joven mayor haciendo una reverencia al otro joven.


-No tienes que disculparte, yo no debía estar en ese lugar a esa hora, debí haber estado en clases- decía Okamoto mientras caminaban.


-Bueno, a decir verdad, eso es verdad- respondió el chico.

- porque no estabas en clases- pregunto el mayor mirando examinadora mente al otro.

- etto- el menor no sabio que contestar, se había puesto muy nervioso, esquivaba la mirada y había decidido fijarla al piso.

- me aburre ese profesor- concluyo keito – prefiero venir a verlos jugar futbol, el chico se ruborizo un poco al sentir la mirada del otro.

-Si te gusta el futbol porque no te metes al equipo hay una vacante- dijo el mayor dándole una gran sonrisa, yo estoy dentro a si que no estarás solo- keito se quedo mirando a inoo y le devolvió una amplia sonrisa.

Desde la ventana de uno de los salones había unos ojos que los miraban, en especial a inoo que no se perdía ni un movimiento de aquel chico, los siguió hasta que se perdieron dentro del edificio.

- Bueno te dejo- dijo inoo dándole una palmadita en el hombro.

- Te cuidas- contesto keito entrando a su salón.

Inoo se alejo del lugar dio vuelta en el corredor para subir a su salón que estaba en el segundo piso, pero yabu ya lo estaba esperando lo tomo por la camisa y lo azoto sobre los lockers.

- Itai- susurro inoo al golpearse la cabeza contra uno

- Quien es ese tipo?- exigió yabu que le diera una respuesta levantándolo por la camisa.
- Que te importa, no es de tu incumbencia- dijo inoo intentando zafarse del mayor, pero

este lo afianzo con más fuerza.

- ¿¡que no entiendes?! Eres mío y de nadie mas-

- Yo no pertenezco a NADIE- grito inoo empujando a yabu alejándolo de unos centímetros intentando correr, pero yabu lo volvió a sujetar de los brazos y lo aprisiono contra el locker

- Claro que me perteneces, porque yo te vi primero- y dicho esto le planto un beso lujurioso y repego mucho mas su cuerpo, inoo no podía soltarse por mas que lo intentaba además de que estaba cediendo a los besos del otro, de pronto escucho un grito sonoro y yabu cayo al suelo.

hey comadre amis ya subi el otro capi despues te mando la conti jojo

tercer premio



Darle gracias a quien te lo ha otorgado:

NATSU arigatou niña linda por este otro premio jojo.

eres muy tierna hontoni arigatou XOXOS

~Otorgo el premio a:

1.- hoshinojump

2.- hsjumpsite

3.- pao

4.-vianet

5.- naru

6.- mellix

11 diciembre, 2009

2000 VISITAS

HOLA CHICAS ESCRIBO PORQUE HASTA HOY ME DI CUENTA DE QUE YA REBASE LAS 2000 VISTAS, WA QUE EMOCION MUCHAS GRACIAS POR PASAR Y LEER LO QUE ESCRIBO, DE VERDAD GRACIAS.
ESPERO PORDER LLEGAR A LAS 3000 SIGAMOS ASI.
CRACIAS

segundo premio


Regalarselo a 4 blogs que creas que se lo merezcan.
hoshinojump
naru
vi-chan
yuuki
2. Ser Feliz y presumir tu premio.
kyaaaaaa arigato otro premio mas gracias, gracias llorare
3. y agradece con todo tu corazoncillo a quien te lo regalo.
natsu eres un amor gracias peque, motto motto te quero
xoxos

09 diciembre, 2009

clase japones 1 saludo

hi como estan, pues como no tengo mucho que poner les traigo unas lecciones de japo jojo para que cuando vallamos (porque algun dia lo hare) sepamos tan siquiera decir hola ne.

bueno aqui les dejo las lecciones:

Saludos:

おはようございます (Ohayou gozaimasu): Buenos días -por la mañana temprano, hasta las 11 de la mañana. Cuando nos dirijamos a una persona de confianza o un amigo, podemos abreviar y decir “ohayou”.

こんにちは (Konnichiwa) kon-nee-chee-WAH Buenos días o buenas tardes : Desde las 11 de la mañana hasta las 6 de la tarde.

こんばんは (Konbanwa) kohm-bahn-wah:Buenas noches : A partir de las 6 de la tarde.

おやすみなさい (Oyasumi nasai): Cuando el interlocutor se va a dormir. Es el equivalente a “que descanses” en castellano y comparable a “good night” en inglés. Cuando nos dirijamos a una persona de confianza o un amigo, podemos abreviar y quedaría: “oyasumi”.

- さようなら(sayônara): Adiós.

- またね­ (mata ne): Hasta luego.

- じゃまたあした(ja mata ashita): Hasta mañana (para despedirse, no para dormir)

SI Y NO

はい (hai) HIGH

いいえ (iie) EE-eh No

どうもありがとうございます (doumo arigatou gozaimasu): asi se dan las gracias formalente.
y asi ( doumo arigatou) doh-moh ah-ree-GAH-toh- es la forma que se utiliza coloquial, con los familiares y amigos.

creditos: silverchaos2k, aprendiendojapones, wikitravel.

No me es permitido amar 3

capitulo III

Yamada entro a su casa muy feliz pues la compañía de Yuri le había gustado, era tan agradable cuando no mostraba su indiferencia, y muy lindo cuando sonreía, durante la cena Yamada mostraba su alegría, hasta que su madre dijo un comentario muy atinado.

- Yamada a caso has conocido a alguien especial- el chico la miro sonriendo y asintió con la cabeza.

- Si es un chico de la escuela… oh de hecho es nuestro vecino- ambos padres se miraron

- Un chico, creí que se trataría de una chica-

Por alguna razón el escuchar hablar de chicas ya no le pesaba tanto, el dolor de haber roto con su novia había pasado a segundo plano y ahora quería enfocarse en ser amigo de chinen.

- y quien es el chico- pregunto su padre

- yuri chinen – dijo yamada muy contento, ambos padres volvieron a mirarse y pusieron una cara de lastima.

- Que pasa, saben algo sobre el-

- Pues no sabemos mucho, solo que sus padres murieron cuando el era muy pequeño y que sus tíos no lo aceptaron, así que vive solo.

Yamada se quedo mirando su tazón de arroz, preguntándose que mas cosas ocultaba chinen bajo su sonrisa, porqué se había dado cuenta de que fingía una felicidad que no sentía.

- Que vas a hacer hoy en la tarde – le pregunto yuto a Yamada la tarde del viernes.

- Eh pues no lo se tal vez valla al centro-

- Mm estaría bien si vamos juntos-

- Claro- ambos chicos salieron de la escuela y se dirigieron al centro, caminaron por las calles charlando de lo mas ameno, tomaron algo de tomar cerca de un porque importante y no se dieron cuenta de que el tiempo había volado.

- Mañana nos vemos- grito yuto del otro lado de la acera agitándole la mano a su amigo que se perdía en la obscuridad.

Yamada caminaba pensativo recordando las palabras de su madre, así que es huérfano, detuvo sus pasos cerca de una tienda y decido comprar algo para ir a visitar a chinen.

-Ding dong- sonaba insistentemente el timbre

- ya van- se escucho decir del otro lado, el joven abrió la puerta y se sorprendió al ver de quien se trataba.

- hola yuri- dijo yamada entregándole la bolsa de mandado y metiéndose a la casa sin permiso-
- Ya sabes cuando quieras- dijo Yuri cuando ya estaba solo, abrió la bolsa que le había entregado, chinene puso cara de no inventes esto para que me sirve, en el interior había salsa de soya, arroz pre cosido y algunas sopas instantáneas.


- en tu vida has ido al súper-

Dijo Yuri, paso a su lado estampándole la bolsa en el estomago.

- Nada de eso me comería- Yamada la abrió y puso una mueca en el rostro- pero a mi me gustan las sopas y la soya me la como con el arroz, creí que a todo mundo les gustaba-

Chi no sabia si reírse o sentir pena por el, – esta bien- dijo el pequeño jalándole nuevamente la bolsa del mandado – que quieres la sopa o el arroz-

- La sopa definitivamente –

Chico cocino la sopa bueno solamente le agrego agua caliente y le paso un junco pero decidió hacer otra cosa ya que el no acostumbraba mucho esas cosas. Ambos pasaron una agradable tarde chinen cocinaba bien aunque según Yamada le faltaba el amor de su okasan, chinen ante ese comentario golpeo la cabeza del mayor y ambos iniciaron una guerra de cosquillas Yamada subía y baja sus manos por el cuerpo del pequeño, pero en un movimiento que hicieron ambos cayeron del sofá Yamada encima de Yuri, no habían prestado atención a eso hasta que chinen sintió sobre su piel la tibia mano de ryo, por reflejo se incorporo y quedo a escasos centímetros del rostro del otro.

- Podrías bajarte de mi – dijo el menor con una voz molesta

- Perdón te hice daño-

- Solo un poco- la acción de yama fue el de agarrarle su mano y sobarla, pero esa sensación producía en Yuri desconcierto y mucho temor.

- Gracias ya estoy bien – y se levanto tan rápido que Yamada no tuvo tiempo de quitarse y callo de espaldas.

- Seguro que estas bien- chinen no contesto a eso y camino hacia la cocina y fingió estar tomando agua mientras esperaba a que su agitado corazón se calmara, esa sensación solo había sentido con una persona pero ahora estaba muerta, cerro los ojos y recordó su rostro tan nítidamente que podía decir que había olido su perfume.

Yamada se quedo en la sala, por alguna razón disfruto ese pequeño rose que tuvieron y cuando ambos quedaron a escasos centímetros tuvo que controlar el deseo acercarse mas.

- RYOSUKE- grito chinen al ver que el otro no le hacia caso-

- No piensas irte a tu casa – dijo acercándose a la puerta

- Eh que ya no me quieres aquí, tan mal compañía te hice-

- No es eso pero ya son las 11, no creo que a tus padres les guste que llegues tarde- Yamada brinco del suelo e intento salir corriendo, pero tropezó con la alfombra dando un par de traspiés y por una fracción de segundos ambos labios se rozaron antes de que ryo volviera al suelo. Uno y otro se quedaron callados el mayor en el suelo y chinen recargado en la pared.

- Debo irme- dijo Yamada sin mirarlo y salió de la casa presuroso.

- Su perfume- peso chinen es el mismo cerro los ojos aspirándolo y una imagen de el se visualizo - Por dios que me esta pasando, no puede gustarme. – pensó Yuri a aun en el mismo lugar.

08 diciembre, 2009

***AVISO***

HOLA CHICAS PUES HOY, NI MAÑANA HAY CAPI DE UN NUEVO AMIGO, UN NUEVO AMOR. PORQUE YA ES EL ULTIMO CAPI Y LA VERDAD QUIERO QUE QUEDE MUY BIEN jojo ASI QUE LO ESCRIBIRE Y LEERE Y REELERE PARA QUE LES GUSTE.

Y YA QUE ESTAN LEYENDO ESTO PUES COMENTE SI LES GUSTO EL FIC O NO. DE VERDAD ME INTERESA SU PUNTO DE VISTA.


07 diciembre, 2009

un nuevo amigo,un nuevo amor 19

Capitulo XIX
Las cenizas de daiki
- Porque ya no vive aquí- pregunto

- Quien eres tu? – respondió hikaru con otra pregunta , el menor no sabia si responder aquello, no sabia si el estaba al tanto de su relación con Daiki pero igual en ese momento le importaba mas saber que había pasado con él

- Okamoto keito- respondió dando una reverencia.

- Asi que tu eres keito-

- Si, porque –

- Asi que tu eres la razón por la que se fue-

- ¿Se fue.. por que?

- De verdad te interesa, a que viniste en realidad- la expresión de hikaru era dura.

- A donde se fue – volvió a preguntar

- Entra - el mayor se hizo a un lado y le permitió la entrada, se sintió extraño de volver a pisar aquel lugar en donde había sido feliz, miro alrededor algunos muebles estaban cubiertos de sabanas blancas y muchos otros cubiertos por una película ya gruesa de polvo.

- Desde cuando ya no vive aquí- pregunto al tiempo que pasaba un dedo por la mesa y de inmediato recordó el día en que casi lo hacen sobre ella sonrió débilmente y siguió observando, entro a la cocina, había cajas amontonadas y trastes esparcidos por el lugar, había escobas y franelas para el aseo hikaru ya había limpiado parte de los estantes y había colocado en cajas lo que estaba sobre ellos.

- No va a volver , verdad-

Hikaru no dijo nada y se dispuso a continuar con lo suyo.

- Para que me trajiste, no creo que a mirar como aseas-

- No, no te traje para eso, siéntate-

- Aun no se bien que es lo que le paso Daiki no quiso contármelo, pero supe que no estaba bien cuando su humor cambio y de asistir al trabajo.

- Después del 31 se en cerro en su casa y no quiso salir, varias veces lo vine a visitar y siempre estaba en el mismo lugar recostado sobre este sillón. Era una imagen difícil de ver dado que Daiki siempre fue muy alegre y verlo en ese estado de verdad deprimía.

Después de algún tiempo se repuso no por completo pero volvió a asistir al trabajo y a sonreír, pero te encontró de nuevo y todo su mundo nuevamente se vino abajo.

El mismo se provocaba daño físico para aminorar el que sentía por dentro, nosotros hicimos todo lo posible por ayudarle, pero ya era lamentable verlo, nunca quiso decirnos que había pasado con yuya, y tampoco quiso decirnos que hiciste tu, se trago solo el dolor.

No tardo ni un mes cuando por su propia voluntad decidió que era hora de iniciar una nueva vida lejos de aquí, lejos de ustedes y lo logro ahora ya esta en un lugar en donde esta en paz.

- ¿En donde esta? – la voz de keito se entre corto- que paso con el-

- Te lo diré, si tu me dices que le hizo yuya y que le hiciste tu-

Keito apretó los labios no quería contestar pero si esa era la única forma de saber donde estaba se arriesgaría.

- Comenzó el relato que yuya le había contado horas atrás, hikaru solo escuchaba atento, sin preguntar nada.

- Que le hizo yuya – pregunto al fin cuando keito callo en la ultima parte –

- Lo... – ahora se dio cuento de lo difícil que debió haber sido para yuya haberle dicho la verdad, si el no podía decir esas siete letras sin sentir remordimiento yuya debió estar aterrado al decirlas, busco alguna otra forma de decir aquello-

- Lo tomo a la fuerza- los ojos de hikaru se clavaron profundamente en los suyos, se dio cuenta que se había puesto colorado y que apretaba fuertemente los puños.

- ¿Que le hiciste tu? – keito ya estaba dudando si decirlo o no –

- Yo no le creí, lo llame mentiroso y que solo había jugado conmigo … lo abandone cuando mas me necesitaba-

No se dio cuenta cuando hikaru se había levantado y no vio venir el golpe directo al rostro, keito callo del sillón sobándose la mandíbula que fue donde callo el golpe.

- Y si lo sabias porque, lo abandonaste –

- No…. No fue así- dijo keito aterrado – yo no lo sabia hasta hoy que encare a yuya y me conto la verdad por eso vine-

- Solo dime cuantas veces Daiki te mintió como para que no creyeras en sus palabras, alguna vez te dio motivos para dudar de el.

El menor no sabia que contestar, todo lo que el otro estaba diciendo era verdad la pura verdad, no pudo confiar en el aun cuando profesaba quererlo demasiado.

- Necesito verlo para pedirle perdón, dime donde esta-

El semblante de hikaru nuevamente cambio, se torno serio y duro.

- Acompáñame- keito no objeto nada y lo siguió salieron del apartamento y caminaron como una hora hasta que llegaron a las afueras de la cuidad.

Se detuvieron frente a un templo y ambos entraron.

- Este es el templo de mi familia, Daiki ha sido parte de mi familia desde que la suya lo rechazo por enamorarse de yuya.- sígueme- ambos caminaron hacia la parte tracera del templo llegaron a uno mucho mas pequeño, aquí están las cenizas de todos mis familiares fallecidos.

Abrió de par en par las puertas y quedo al descubierto muchas vasijas de mármol en donde se encontraban las cenizas.

- La segunda vez que te vio y lo rechazaste, de verdad te odió, si solo te nombrábamos se enojaba con nosotros incluso llego a golpearme, poco después lo despidieron de su trabajo por su mal humor ya no trataba bien a los clientes.

- Alguna vez trato bien a los clientes - los dos sonrieron pareció que las malas vibras se había ido, ahora platicaban mas amenamente.

- Bueno creo que nunca pero eso le costo el trabajo, y su humor se volvió insoportable, varias veces tuvimos que parar peleas provocadas por el, nunca salía bien librado pero si vivo.

- Quiero verlo-

- No puedes-

- ¿Porque no?– pregunto el menor mirando como hikaru tomaba uno de las vasijas.

- Cuando Daiki tomo la decisión de irse quiso dejar a tras todo lo que le causaba dolor- y le entrego a keito el recipiente, el lo examino y encontró una pequeña placa que decía: “aquí yace el pasado de Daiki arioka” , por un momento keito tuvo ganas de reír pero desistió al ver que hikaru no sonreía.

- No sabes cuanto sufrió antes de que yuya apareciera en su vida y después de eso, el quiso que todo lo malo que le había pasado debía dejarlo ya, así que decidió quemar todo lo que le atara. Fotos, tarjetas, prendas, todo lo quemo, solo así puede decir que borro los malos momentos.

- Por esa misma razón no puedo decirte donde esta, porque él hizo borrón y cuenta nueva –
- Me estas diciendo que simplemente dijo “ oh voy a olvidar a todos los de mi vida anterior-

- No lo entiendes verdad, no sabes cuanto daño le causaron, date de santos que esta vivo, y tu como puedes juzgarle si tu lo olvidaste primero.

- Aun así no es justo- hikaru cerro el altar y camino por donde vinieron.

- La conversación a terminado, siéntete libre de recorrer el lugar - hikaru camino a prisa desaparición entre los arboles. Keito se quedo parado sosteniendo la vasija y releyendo la inscripción “aquí yacen el pasado de Daiki arioka” intento recrear la imagen en su mente pero no pudo, volvió a colocarla en el estante y se retiro.

Mayo pareció rápido comparado con los demás meses, junio trajo buenas nuevas para unos y julio trajo consigo las lluvias que lo llevarían a él……

Mas que una obsesión 2

CAPITULO II
-“¿por qué lo hace? ¿Tendrá novia? ¿Es extraterrestre? ¿cómo se puede resistir?”- era lo que se preguntaba el joven herido, ese chico era el único en todo el instituto que se resistía, para Yabu no había razón humana para ese comportamiento.-Como duele, idiota- susurro levantándose para examinarse y ver que todo estaba en orden.

Comenzaron las clases, para suerte de Yabu, Inno estaba en su misma clase, solo en esos momentos lo podía tener vigilado porque cuando salía del aula el desaparecía. Aun en clases lo acosaba, o lo quedaba mirando por largo rato.


*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-

-¡¡Chinen-kun!!- gritaron unas chicas acercándose al chico nombrado.
-¡Hola nenas!-respondió a la chicas.

Yuri Chinen otro chico popular pero solo entre las niñas del instituto ya sean de cursos superiores o inferiores, era un chico inteligente, deportista y le gustaba hacer teatro, además de enamorar a toda chica linda que veía. La mayor parte de las chicas mayores habían sido enamoradas por él, al igual que algunas de las más pequeñas. Pero así como é las enamoraba, él también estaba entre la lista de Yabu, nadie lo sabia pero estaba en ella.

--FLASH BACK--

-¡Hey Chinen-kun!- gritó Yabu acercándose a Yuri.-Hola señoritas ¿me permiten hablar un momento con este niño?- les preguntó

-Claro no hay problema- respondieron al unisonó.

-Me acompañas Chinen- le pregunto alejándose del lugar.

-Está bien-respondió Yuri siguiéndolo.

Atravesaron el patio del instituto, subieron las escaleras y llegaron al laboratorio de Ciencias, siempre estaba vacío.

-¿Para qué me traes aquí?- cuestiono Chinen al entrar.

Yabu cerró la puerta con seguro, y ágilmente acorralo al chico contra la pared acercándose peligrosamente a su rostro.

-¿Pero qué rayos te sucede?-exclamo Yuri al tenerlo tan cerca.

-Te gusta estar rodeado de chicas, no?- dijo Yabu acercándose más a los labios del chico.-Eres muy lindo y sexy, necesitas otra explicación- dijo mirándolo a los ojos.

El chico no objeto nada, simplemente se dejo besar, desde hace algún tiempo había comenzado a tener cierta atracción por el chico mayor, pero no lo quería aceptar, a él solo les gustabas las mujeres y si eran muchas mejor.

El beso era un beso de lujuria, desde sus labios bajo por el cuello no tan solo besándolo sino que también mordisqueando, dejando su seña.

Con solo besos Yabu no estaba satisfecho, asi que empezó a acariciarlo por debajo de la camisa del uniforme, abriéndola poco a poco. Dejando el cuello del pequeño bajo al pecho de este lamiéndolo y succionando por todos lados, por otro lado Yuri tenía los ojos cerrados disfrutando de las sensaciones que Yabu le brindaba, leves gemidos dejaba salir a medida que esas sensaciones incrementaban.

Después de unos minutos, el mayor ya había llegado al lugar anhelado, desabrocho el pantalón, lentamente bajo el cierre…

Toc..toc…

-¿Por qué estará cerrado?- dijo una voz por afuera del lugar qe trataba de abrirla.
Forcejeo un poco más, dado que no podría abrirla dejo de hacerlo, alejándose del lugar.

Los dos jóvenes debido a esa intromisión habían dejado lo que estaban haciendo y cuando vieron que la otra persona se había alejado, se miraron fijamente, Yuri estaba completamente sonrojado, tenía la camisa abierta y con el cierre abajo, Yabu lo miraba, ya se le habían quitado las ganar de seguir, por eso se separo, se arreglo el uniforme y salió del lugar, dejándolo solo al otro chico.

--FIN DEL FLASH BACK—


Cerca del joven, debajo de un árbol se encontraba Keito sentado leyendo un libro y miraba de reojo a Chinen, siempre le había llamado la atención aquel chico, pero solo era admiración ya que siempre le ganaba en notas y eso no le gustaba.

Aunque recientemente sentía algo más que admiración por el chico nuevo Inno, tenía un leve parecido a Chinen, un chico inteligente, deportista, le gustaba ayudar en varios clubes y era muy aclamado entre las chicas y los chicos por su apariencia, y mayor aun era el objetivo principal de Yabu en ese momento, lo cual lo transformaba en lo mejor del instituto.

Ahora último había cogido el hábito de sentarse en ese lugar porque dese allí podía apreciar al joven Inno, quien se sentaba a comer en una banca cerca; pero no era el único habito que tenía también visitaba la biblioteca después de clases, solo para verlo, aunque su visión era opacada por Yabu quien seguía a Inno hasta la biblioteca para acosarlo.

-“¡Ahí va!”-pensó Keito al ver a Yabu acercarse a Inno.-“¿por qué no lo deja en paz? Ya lo rechazo”- esa actitud de Yabu le molestaba al joven.

PICK DAIKI




kyaaaaa mi daiki se ve muy bien, bueno para mi todo el es lindo.
pues mañana es mi ultimo examen y ahora si sere libre de clases, ya estoy ansiosa de salir para poder seguir con los fics que estan pendientes e iniciar alguno mas.

un nuevo amigo, un nuevo amor 18

capitulo XVIII
la verdad que nunca crei

Ya había paso cinco meses desde aquel día, keito parecía que había superado su relación con Daiki había empezado a ser el de antes lo que significaba que se había vuelto igual de distraído y serio.

Yamada no le había tomado la mayor importancia el asunto, pero yuto no podía dejar de notar que su amigo actuaba raro.

- A donde vas – pregunto yuto al ver que keito se disponía a salir de la casa-

- Voy a dar un paseo-

- Puedo acompañarte –

- Quiero ir solo- dijo Daiki cerrando la puerta tras de el –

Camino unas cuadras y después subió al metro, miraba por el espejo las destellantes lámparas que pasaban por los túneles, estaba perdido contemplando su propio reflejo, sin que el se lo propusiera llegaban a su mente imágenes de su vida con Daiki.

Muchas veces odio el día en que se conocieron, si nunca se hubiera topado con el nunca se habría enamorado y si no se hubiera enamorado ahora estaría al lado de alguna linda chica y no con el corazón roto, giro su cabeza hacia el interior y a lo lejos reconoció la cabellera rubia de yuya de un brinco se levanto del asiento al tiempo que el metro detenía su marcha yuya salió y se perdió entre el mar de gente, keito corrió entre la multitud amotinada, empujando y fue empujado cuando por fin salió yuya se había esfumado, corrió por las escaleras para salir al exterior deseando que no hubiera tomado otro tren. Con la respiración agitada logro subir los últimos escalones, con la mano en el pecho intento recobrar el aliento, pero no había tiempo de eso ya que yuya estaba por cruzar la calle, corrió como pudo pero cuando llego le dio rojo.

- Que demonios estoy haciendo- se pregunto keito al tiempo que miraba el semáforo.- para que lo estoy siguiendo, que quiero escuchar de sus labios-

Desistió de la idea de seguirle, pues hasta ahora le había caído el veinte de que era absurdo.
Camino por aquellas extrañas calles, no le daba miedo ya que sabía por donde regresar pero se sentía incomodo, se detuvo frente a un aparador en donde había muchas variedades de chocolates y nuevamente lo recordó, se agarro la cabeza y la agito, cuando alzo la vista atreves del reflejo vio a yuya que estaba parado justo detrás de el lo miraba fijamente y pudo ver un cierto dejo de recelo en su rostro, keito se giro de lleno y los dos se quedaron mirando por largo rato, hasta que las palabras de yuya sonaron muy dentro de su cabeza.

- Me ha perdonado Daiki- la expresión de yuya había cambiado por completo, ahora lo miraba suplicante por escuchar una respuesta afirmativa.

- No se de que me hablas- keito paso al lado de yuya dispuesto a terminar aquella conversación.

- No he podido conciliar el sueño desde aquel día, vivo con la culpa- keito detuvo sus pasos y se giro para verlo. No sabia que decir su corazón estaba latiendo a mil por hora y lo sentía salirse por la garganta, abrió la boca para hablar pero yuya gano.

- Se que debes odiarme por lo que hice, pero me moría de celos del solo pensar que tu estabas ganando terreno en su corazón. Keito abrió mucho más los ojos.

- Mira yo….- no supo que decir, quería seguir y no seguir escuchando, le aterraba saber la verdad pues fuera cual fuera se sentiría culpable.

- Solo dime si ya me perdono- keito negó con la cabeza

- No lo se- los ojos de yuya se cristalizaron.

- Quisiera saber porque lo hiciste, quisiera que me contaras como sucedieron las cosas – pregunto keito para saber, tenía la necesidad de saber la verdad.

- Daiki nunca me quiso contar bien- mintió, pero no le importaba quería conocer la verdad.

- Eh?- yuya no se esperaba aquello – yo lo siento no-

- Necesito saber para comprender a Daiki, para ayudarlo- yuya se mantuvo callado por un momento y luego comenzó a relatar –

- El 31 envié al trabajo de Daiki una caja de chocolates con una tarjeta en donde le citaba a un apartamento…. fingí ser tu –

Keito sintió otra opresión en el pecho, pero detuvo su impulso de saltarle.

- Llego puntual a la cita, pero al ver que era yo el que lo esperaba quiso irse de inmediato, yo lo detuve y me abalase sobre de él, me correspondió en las caricias- keito cerro su mano en forma de puño y sintió la furia crecer dentro de el – lo sabia pensó, el me engaño-

- Dije algo que lo molesto y después me alejo intentando salir nuevamente, lo detuve pero el no quería, sentí celos… - yuya lo miro fijamente –tenia celos de ti- keito se sorprendió – lo que le dije no era motivo para que se pusiera así, sus besos ya no eran los mismos, no me besaba igual y los celos me carcomieron, sabia que era por ti que me rechazaba y la ira me nublo la cabeza- la vena de la frente de yuya salto a la vista por lo visto recordar aquello le hiso hervir la sangre dio unos pasos hacia keito pero desistió.

- Así que lo jale hacia el interior nuevamente, pero la fuerza fue tal que lo lastime, me abalance sobre de el, necesitaba sentir su piel, sus besos, sentirme dentro de el, pero se resistía, el deseo me segó y…… y…….- yuya golpeo la pared que tenia aun lado haciéndose daño.

- Yo…… yo lo….- las palabras no podían salir libres apretó los puños y respiro ondo- yo lo…- se llevo las manos al rostro y solloso- lo viole-

Cuando quito las manos del rostro keito lo derriba de un golpe y se abalanzo sobre de el propinándole mas golpes, yuya no se defendía tal vez pensaba que así expiaba lo que le había hecho a la persona que mas quería.

- Por favor, ayúdale a olvidar, por favor te lo suplico – keito detuvo su puño en el aire, ahora que lo pensaba él le había provocado a Daiki daño al no confiar en el, al irse cuando mas necesitaba apoyo y compresión, soltó a yuya y se levanto.

- Yo cuidare de el – dijo el menor corriendo hacia la estación de tren, tenia que ver a Daiki y pedirle perdón tenia que hacer que le perdonara – “sentí celos de ti, sabia que era por ti” esas palabras giraban en su mente y se sentía feliz, Daiki sentía algo mas por él- subió al tren y se encamino hacia la casa en donde había conocido el amor. Toco desesperado la puerta pero nadie contestaba, toco una cuarta, quinta, sexta vez hasta que por fin se abrió.

- Que deseas- dijo un joven de cabello un poco rubio mas alto que el por poco.

- Esta Daiki-

- Para que lo buscabas – pregunto hikaru

- Necesito hablar con el, es urgente- su corazón brinco de la felicidad, por fin después de meses lo vería y tal vez volvería a su lado.

- Lo siento- dijo hikaru en un tono triste, él ya no vive aquí……….