19 julio, 2011

Miradas

Miradas

Autora: AmiS

Pareja: Yabutaro

Genero: Lemon

Extension:Oneshot


FLASH BACK


-Deja de jugar con él- le reclamó en un susurro el chico alto.

-No estoy jugando con él, solo lo estoy observando- contesto tranquilamente

-Pues él cree otra cosa- afirmó su amigo.

-¿Qué otra cosa podría ser?- cuestiono en un tono fingido de curiosidad.

-Muchas otras cosas, Yabu- dijo levantándose y alejándose del lugar.


FIN FLASH BACK


Esa pequeña conversación le había atormentado por días, aun peor con la suspensión del menor del grupo, a pesar de que el resto del grupo volvió a sus actividades diarias y debía mantener la mente concentradas en su trabajo.

Llevaba una semana de aquello y ya lo extrañaba aunque no lo admitiera todo el tiempo como sus otros compañeros. Extrañaba verlo bailar, extrañaba verlo conversar con los otros jumps, extrañaba ese juego de miradas que tenían los dos cuando ensayaban, se miraban a través del gran espejo de la sala de ensayo, Yabu en la fila del medio Ryutaro en la de atrás o viceversa.

Cada vez que se miraban el menor trataba de hacer aquel paso lo más sensual posible solo para el mayor, logrando a la vez que nadie se diera cuenta.

Era la gran hazaña de Ryutaro, él seducía a el líder del grupo con su silencioso baile y a Yabu eso le encantaba.

No pensaba admitirlo pero desde su conversación con Inoo y la inminente suspensión del otro, todo ese tiempo sin verlo lo hizo darse cuenta de que lo necesitaba. Lo máximo que pudo aguantar sin ver al menor fueron dos meses, se estaba desesperando sin verlo.

Era fin de semana y tenía el día libre, salió temprano de su casa con rumbo a la de Morimoto, no tardo mucho en llegar, toco el timbre y fue atendido por el menor.

-¡Hola!-lo saludo alegremente fijándose en que no cargaba una camisa puesta.

¿Qué haces aquí?-preguntó sorprendido Morimoto dándole paso para que entrara.

-Vine a verte, ¿ qué no puedo?- cuestiono el mayor curiosamente entrando a la casa.

-No… bueno si puedes, es que me sorprendiste- respondió sentándose en el sofá de la sala.

-¿Esperabas a alguien?- dijo sentándose en el sillón de al frente al menor.-¿recién te levantas?- pregunto señalándolo.

-Chinen dijo que venía a pasar el día conmigo- contesto nerviosamente.- Y si recién me levanto-

-Por eso andas sin camisa, te puedes resfriar, ¿sabías?- comento fijando su mirada en el pecho del más pequeño, pocas veces lo había visto y esta vez unas ganas de tocarlo lo invadió.-Te he extrañado- musito bajo desviando su mirada.

El cuerpo del menor se tenso cuando lo escucho: Yabu lo extrañaba, de tan solo pensarlo su corazón latía a mil por hora y el nerviosismo lo empezó a invadir.-¿Cómo?-susurro intrigado.

-Extraño nuestro jueguito de miradas- dijo acercándose a Ryutaro, el cual no sabía a dónde mirar para ocultar su sonrojado rostro.-¿Estas solo?-

Morimoto asintió con la cabeza levemente, más nervioso o podía estar, se paralizó cuando Kota se le había acercado demasiado a la cara, el mayor tan solo miraba sus labios, aquellos que lo llamaban a ser probados, lentamente hizo desaparecer la distancia que los separaban.

El beso fuer tierno, dulce y tranquilo ninguno tenía apuro por profundizar, estaban disfrutando del momento, ladearon sus cabezas a un lado sin dejar de besarse, pero a falta de aire tuvieron que separarse. La respiración de los dos era entrecortada, el nerviosismo, el deseo y demás sentimientos dominaban en momento y sus cuerpos.

Esta vez fue Ryutaro, quien acorto el espacio entre ellos, besándolo apasionadamente y abrazándolo por el cuello. Inmediatamente el mayor lo agarro de la cintura para sentarlo en sus piernas, dejando las piernas del menos a los lados devolviéndole el abrazo, al poco tiempo el beso se volvió mas apasionado y necesitado. Kota necesitaba al menor, y Ryutaro se entregaba a él.

Yabu dejo los labios del otro para dirigirse a su cuello donde lo recorrió a besos, lamidas y mordiscos logrando hacer que Ryutaro gimiera en el trayecto.Com rapidez el chico le saco la camisa a su amante, atacando su cuello efectuando las mismas caricias que el mayor le estaba haciendo.


Toc..toc..toc

Debido al ruido en la puerta, Morimoto paro lo que estaba haciendo separándose del otro, pero el abrazo de éste no lo dejo.

-Tengo que abrir- susurro agitado.

-Déjalo, luego se irá- susurro también retomando sus caricias en el cuello del menor.

-Para…Kota…-musito jadeando, mientras el otro estaba muy entretenido jugando con sus pezones.

-¿Ryuu?- se escucho una vocecilla decir del otro lado de puerta además de otros golpes.

Con eso, Morimoto comenzó a forcejear para soltarse del agarre del mas grande pero éste siendo mas astuto mordió el pezón izquierdo logrando se que el menor se estremeciera en sus brazos dejando escapar un sonoro y ronco gemido que lo acallo besándolo apasionadamente.

-Te… dije… que …no- hablo entre besos, volviendo a acariciar su abdomen.

A partir de ahí, la lujuria y el deseo se adueñaron de Morimoto a medidas que las caricias aumentaban fue ejerciendo peso en el mayor poco a poco llegando a recostarlo en el mueble donde estaban con él estando arriba, con extrema lentitud recorrió del cuello hasta el abdomen del mayor besando, lamiendo y mordiendo por donde se le antojaba mientras que sus manos se apoderaban de los pezones del otro, masajeándolos y estirándolos cuando se habían puesto duros.

El menor bajo sus caricias al vientre de su amante por un momento para luego dirigir su atención a la molestosa prenda que le obstruía el paso. Fijando su mirada en el rostro de otro abrió el cinturón y se levanto un poco para sacarlo, seguidamente busco el botón y abrió el pantalón, bajo el cierra lentamente con los dientes, acción que hizo gemir lujuriosamente al mayor, Ryutaro lo estaba sobre excitando.

Del mismo modo pausado subió por esa zona excitada rosándola con la lengua sobre la tela, mordió la punta del pronunciado miembro, satisfaciendo de sobre manera a Yabu, que respondió a esa caricia con un fuerte gemido.

-Kota… que… ruidoso- susurro en su oído, levantándose parcialmente para despojarse de sus propias ropas mientras el nombrado lo hacía con su bóxer.

-Kota… ¿puedo?-preguntó rozando sus labios con los del chico provocándolo, Yabu no resistió la tentación y se abalanzo a la boca del menor pero éste rápidamente se separo no sin antes morderle el labio inferior.

-Kota… ¿puedo?-volvió a repetir dejando caer su peso en el miembro del otro sin penetrarse todavía.

-si- jadeo por lo que había hecho.

-¿seguro?..Kota-cuestiono de nuevo echándose un poco más atrás para saborear aquel pedazo de carne con su boca.

-Si…-dijo en medio de otro gemido, Ryutaro estaba casi literalmente comiéndose su miembro.

Para suerte de los 2 jóvenes, la casa era solo de ellos por el resto del día, los padres de Morimoto habían salido a visitar a un familiar y Shintaro había utilizado su día libre para salir con amigos. Por ello, Yabu ya había perdido la decencia que lo caracterizaba ahora tan solo gritaba y gemía de placer, jadeaba el nombre del menor a cada minuto.

-¡Ryu-chan!- grito fuertemente conjunto a un gran gemido ya que el travieso chico mordió la punta de su erecto miembro, dándole una descarga de placer indescriptible.

Las succiones lentamente fueron parando y siendo reemplazadas por las manos de Ryutaro, sin darle tiempo a protestar subió a besarlo apasionadamente, se separaron porque el aire les faltaba.

-Kota… ¿puedo?-pregunto otra vez moviéndose encima de la zona pélvica del otro.

-Ryu..hazlo…no aguanto-respondió jadeando tomandolo para embestirlo.

-¡No Kota!... quiero entrar en ti-musito sensual en su oído para luego mirarlo fijamente. En cambio Yabu estaba en shock, no creía que él le estuviera pidiendo eso, además a él no le agradaba ser penetrado sino penetrar.

-Vamos Kota… ¡por favor!... hazlo por mi- rogo hablando sobre sus labios dándole besos en cada palabra pero el mayor seguía en shock.

Morimoto aprovecho el tranco del otro para abrirle lentamente las piernas y posicionarse entre ellas colocando su miembro en esa entrada. Al instante subió a besarlo mientras trataba de entrar, el mayor salió de su ensoñación al sentir el desagradable dolor de la gran intromisión en su parte trasera, los besos del menos no podían distraerlo, era muy doloroso.

Estando completamente dentro Ryutaro para todo movimiento sabia lo doloroso que era ser entrado ser preparación, había apoyado su cabeza en el pecho de Yabu podía escuchar el acelerado corazón, eso lo emociono.

-Ryu… pudiste haberme preparado- se quejo haciendo muecas de dolor.

-Lo siento, no podía aguantar-dijo y volvió a besarlo cariñosamente.-Dese hace tiempo que quería hacerlo- afirmo volviendo a su posición anterior.

Pasaron unos minutos, cuando Kota ya se sentía más relajado y fue el que dio la iniciativa moviéndose sacándole un gemido ronco al menor.-Se gentil- musito fijando su mirada en la parte baja.

-Esta bien-respondió empanzando con las embestida, lentamente sacaba y metía su masculinidad en aquella cavidad, era una sensación extraordinaria, de a poco fue aumentando la velocidad de las mismas

.-Kota…mmm… es mi segunda vez…haciendo esto-susurro en su oído jadeando sin aminorar la velocidad.-Se siente.. exquisito…¡Eres exquisito Kota!- grito por el movimiento que el mayor había hecho, había rodeado con sus piernas el cuerpo del otro, haciendo que entre con un poco más profundo y con más fuerza, el mayor tenia fija su mirada en esa unión de sus cuerpos y en el rostro del otro.

-Ryu-chan…dame más-rogo por más

La velocidad era descontrolada estaban por caerse del sofá, Morimoto vio el miembro desatendido opto por acariciarlo lento hasta llegar a la misma velocidad de las embestidas. Al poco tiempo estaban a punto de llegar al clímax, los gemidos y jadeos se habían convertido en gritos, cada uno gritaba el nombre del otro pidiendo más. Minutos después el primero en terminar fue el mayor manchando su abdomen y la mano del otro por consiguiente Ryutaro termino en su interior.

Antes de salir del interior de Kota, éste tomo un poco de su semen con un dedo y lo acerco a la boca del menor, luego lo beso siguieron besando hasta que estuvieron más calmados, salió del mayor y se recostó en el angosto sofá siendo abrazado por Yabu. El silencio reinó el momento, los dos chicos estaban felices.

-No te acostumbre a esto- reprocho Yabu antes de dormirse, Ryutaro tan solo beso su pecho en forma de respuesta, cerro sus ojos y se dejo llevar con el sueño.

---

Estaba atardeciendo, Shintaro caminaba hacia su casa de la mano con una linda niña iban conversando amenamente, al llegar entro primero para comprobar que su hermano no hubiera destruido la casa y que estuviera ordenada, cuando entro a la sala se congelo en el sofá seguían durmiendo Yabu y Ryutaro desnudos, abrazados.

La voz de chica en la entrada lo alerto, rápidamente llego donde ella y salieron del lugar.

-¿Qué paso Shin?- pregunto la joven viendo la cara del chico.

-La casa esta hecha un desastre, mejor vamos a otro lugar- se limito a decir jalando a la chica hacia otro lugar.

Aquella imagen de los chicos desnudos era mucho para su pobre mente.


14 julio, 2011

yAmAcHii

oka hola aqui atzin desu jojo XD...   cambien el fondo del blog confi en que les guste XD y bueno hoy estuve viendo las resvistas que apenas salieron(bueno para mi  lo son , pues apenas las decargue jajaja) y viendolas meticulosamente jajaja mas bien criticonamente jojo, vi a yamada y a chinen en unas pocisiones que dejan mucho a la imaginacion... digamos que son muy sugestivas. mas las caras de yamada ¬¬ que se me hace que si estaba pensando en cosas sexosas con chinen y luego el otro que le sigue la corriente jajaja XD.


pues bueno hice un disque dialogo todo bien chafa y sin chiste, pero no tenia otra cosa buena que hacer XD. espero que les guste


clic para agrandar

12 julio, 2011

Confesiones Jumps 2

Dos

Jueves, 19h25pm

Hola de nuevo MrEnglish!
la siguiente historia es emocionante. ¡Aqui les va!
-------

Era una semana por demás estresante para él, primero su preciado bajo estaba dañado, le faltaba una cuerda y tenía una semana pensando en ir a comprarla pero no tenía tiempo especialmente por prestas más atención a las líneas que tenía que grabarse por su dorama que por cualquier otra cosa. Además de ello, sentía unas inmensas ganas de grabar con sus compañeros su programa. TODO eso en una semana.

No muy lejos otro, jump llegaba a la estación de la televisora para grabar otro episodio para su programa, el chico también estaba estresado y confundido porque acababa de descubrir un importante sentimiento que estaba guardado en su corazón y todo por la ausencia de un amigo.

Estaba sentado en la sala de espera escuchando música en su ipod mientras obviamente esperaba por los demás jumps, pero su cuerpo cansado decidió que era mejor dejarse llevar por los brazos de Morfeo ene se momento.

---

Todo era blanco, el sol brillaba radiante de a poco delante mío se fue formando un hermoso paisaje de una pradera.

-Daiki- me llamaba una voz

-¿Quién eres?

-Daiki-

-¿Donde estas ?-

-Mírame-

Me gire y a lo lejos vi a una persona que me saludaba con la mano, estaba vestido de azul y blanco, mi corazón comenzó a latir con fuerza, estaba muy emocionado de verlo por ello corrí hacia él, poco a poco pude distinguir quién era, era Hikaru.

-Viniste-me dijo al instante que me abrazaba.

-¿Tenía que venir?- pregunte curioso

-¡Claro! Tenias que decirme algo- me contesto alejándose un poco.

-¿yo a ti?- mas confundido no podía estar, que tenía que decirle, no me acordaba de nada.

-¡Si!- exclamo alegre, lentamente se sentó en el césped. No podía dejar de mirarlo, era hipnotizante. Recién ahí me di cuenta de lo que posiblemente tenía que decirle pero no me sentía con la valentía necesaria para hacerlo.

-¿No te vas a sentar?-me pregunto señalando a su lado.

-Si-susurre, lo hice lentamente y fije mi mirada en el suelo.-Hikaru…yo…-

De pronto desapareció, todo se movía como si hubiera un terremot, la melodía de mi canción favorita de rock se escucho fuertemente.

-¡Daiki despierta!- me llamaban-¡Daiki!-

---

El joven Arioka reacciono paulatinamente abriendo los ojos mientras se despertaba, siendo molestado aun por Yuto.

-¿Qué paso?-pregunto viendo el lugar, se había olvidado en donde estaba.

-Te quedaste dormido, despiértate bien, ya vamos a empezar a grabar el programa- dicho esto Nakajima se alejo del lugar.

Miro su reloj y se encamino a la sala de grabación, dentro estaban los otros 8 jumps. Grabaría otro programa en el cual no participaría Hikaru al igual que Ryutaro debido a la suspensión. Luego de 15 minutos de indicaciones por parte del director, comenzaron a filmar, lo hicieron por el resto de la tarde terminando a las 7pm.

Todos los jumps se encontraban afuera del edificio de la televisora planeando a donde ir, todavía era temprano.

Al cine- sugirió Chinen revisando su celular.

-¡No! Vamos al karaoke- refutó Ryosuke tomando la mano de Yabu.

-No tengo ganas de karaoke, mejor otro lugar- comentó Takaki acomodándose la chaqueta.

-¿Y si visitamos a Yaotome en el set de la televisora?- pregunto Inoo buscando el número de su amigo en su celular. El silencio reino por algunos segundos, los chicos analizaban la posibilidad de hacerlo, no estaban tan lejos del lugar.

-¡De acuerdo!-dijeron al unisonó los otros 6 chicos, el único que no dijo nada era Daiki estaba emocionado y nervioso de ir a visitar a su amigo.

Se pusieron de acuerdo para ver quien iba con quien, tomaron 3 taxis y partieron hacia el lugar, al llegar se identificaron y luego de unos preguntas pudieron entrar, tras 10 minutos de estar buscando el set, lo encontraron, entraron sigilosamente y se colocaron a un lado, no paso mucho tiempo para cuando el director anuncio un descanso para todos. A lo lejos habían visto a su amigo, lentamente se le acercaron y le dieron un gran abrazo.

-¡Ya por favor! No puedo respirar- bromeo Yaotome después de unos segundo por aquello, separándose de sus amigos.-por poco y me matan- los demás rieron por las ocurrencias del chico.

-Te extrañamos Hika-chan-expreso alegremente Yuri abrazándolo de nuevo.

-yo también chicos.- respondió el nombrado.-¿Y como así por aquí?-cuestiono.

-Terminamos de grabar Yan Yan Jump temprano y se nos ocurrió venir. ¿Te molesta?-contesto Keito apoyando su brazo fraternalmente en el hombre del otro.

-¡no! Nada de eso.- negó con la cabeza.- solo me sorprendió un poco- miro a sus amigos y se percato de que Daiki evitaba mirarlo. Se sintió extraño.

-¿Daiki estas muy callado?- comento Yuto captando la atención de los demás.

-Si, ¿qué te pasa?-pregunto preocupado la “mamá” del grupo.

Su nerviosismo aumento en ese instante, todos lo miraban esperando por una explicación pero sentía mas la intensa mirada de Yaotome.-No es nada- negó con sus manos.-Solo estoy un poco cansado- se limito a decir desviando la mirada y su rostro sonrojado, esperando que con eso los otros dejaban el tema en paz.

Ninguno de dio cuenta de ello o ninguno quiso darse cuenta, tan solo a Hikaru le pareció extraño esa actitud. Dejando de lado esa rara situación, siguieron hablando y haciéndose bromas entre si hasta que se termino el descanso para Hikaru. Se despidieron de él y cada quien se fue por su camino.

A pesar de ya no tenerlo cerca, el corazón de Daiki no paraba de latir apresuradamente aunque su nerviosismo había casi desaparecido. Llego a su casa, cenó con su familia y se encerró en su habitación

Aquel sueño no podía sacarlo de su cabeza, en todo el camino lo tuvo presente, por ello cada vez más se sentía ansioso, sentía la necesidad de decirlo sus sentimientos a su amigo pero a la vez sentía miedo.

Pego un brinco del susto cuando sintió su celular vibrar debajo de su espalda, como había llegado ahí, no lo sabía. Er aun mensaje en un instante pensó que podría ser Yamada o Keito pero se sorprendió de ver el remitente: Hika-chan.

‘Hola! Te vi muy distraído y distante.. me quede preocupado ¿Te sucede algo?’.

Sin nadie a su alrededor ahora si podía demostrar su nerviosismo, no podía dejar de leer el mensaje, Hikaru estaba preocupado por el, ¿preocupado?. Le gustaba esa idea pero a la vez no, a Daiki no le gustaba preocupar a sus amigos porque está claro que el mayor solo lo ve como un amigo.

‘Estoy bien, estaba cansado’

Respondió al mensaje dudo unos segundos en responderle o no, pero si no lo hacía le daba a entender que si estaba distante. Casi al instante llego la respuesta.

‘¿Seguro?, yo sé que no somos muy unidos pero puedes confiar en mí’

Eso si no se lo esperaba, si su cortezón ya latía con mucha rapidez al leer el mensaje prácticamente se le salía del cuerpo, Yaotome le pedía que confiara en él, pero no estaba seguro ni tenía la valentía de decirle sus sentimientos por mensaje de texto.

‘Yo lo sé no es nada, tranquilo…cambiando de tema como te va en las grabaciones.’

Después de mandar el mensaje, el joven se sintió como una colegiala, con la típica actitud cuando se refieren a ese tipo de temas, por el resto de la noche siguieron chateando.

Al día siguiente, Daiki llego al trabajo con una gran sonrisa, estaba feliz. Los días y los jumps todas las noches se escribían contándose las cosas que habían hecho y se seguían conociendo.

Otro viernes llego, eran las 11:30pm, Arioka estaba recostado en su cama a medio dormirse, pero trataba de no hacerlo, Hikaru todavía no le había mensajeado, el mayor siempre era el que iniciaba sus largas conversación por vía celular y ya se estaba haciendo tarde, el otro chico nunca se demoraba.

2:00pm

Daiki daba vueltas en su cama sin conciliar el sueño, no podía dormir el simple hecho de que Hikaru hoy no le escribiera lo tenia de mal humor. De pronto sintió que algo vibraba pero no le puso atención. Espero unos minutos mas y volvió a escuchar. Como flash se levanto y cogió el celular que estaba en su escritorio.

TIENE UN MENSAJE

‘Arrioca tenghio quie ablartad contjgiyo’

Ese mensaje era confuso además de que no se entendía, inmediatamente le contesto esperando de que no le haya pasado nada malo.

‘¿Hika estas bien?’

Los segundos pasaban tan lento que impacientaban al chico, el poco sueño que tenía se le había ido, estaba más despierto que nunca, dejando de pensar en mil y un razones de lo que le podía haber pasado a su amigo, bajo a la cocina por un vaso de agua, al regresar vio como el aparato vibraba y se prendía por la llegada de un mensaje.

‘Si ebstouy buien ’

-Tan solo eso- susurro mas preocupado, estaba por contestarle cuando le llego otro mensaje.

‘esttoi celevrandoo chon unosss amigghos, tengho que…’

-¿Celebrando?..y yo pensando en cosas malas- se reprimió por no confiar en el chico, estaba a medio mensaje de respuesta con llego otro más.

‘¡Daiki! Me gustas’

Simplemente eso: me gustas.

Con eso basto para que el receptor de aquel mensaje muriera de un paro cardiaco, del shock dejo caer su celular, no podía pensar bien, Hikaru le dijo que le gustaba. Pero tan inmediatamente la razón le hizo dar cuenta de un detalle: estaba celebrando, es decir estaba tomado. Al darse cuenta de eso todas sus ilusiones se volvieron oscuras, no podía estar hablando de verdad.

‘Estas muy tomado, no digas esas cosas’

Después de haberle respondido los segundos pasaban lo más lento posible y con todo ya estaba muy desesperado, seria verdad o mentira lo que le mayor le escribió.

Y llego el mensaje de Hikaru.

‘¡Es verddad! Me gustas…’

-“¿Le creo o no?”- fue lo único que pensó al terminar de leer el mensaje.

Otro mensaje.

‘Estoy lleghando a tui caassa’

-Estoy llegando a tu casa- el joven repitió esa frase sin entenderla muy bien. ¿A qué se refería? Estaba tan aturdido, su cabeza no podía pensar varias cosas a la vez tan solo tenía presente el mensaje anterior, Hikaru se le había declarado por mensaje.

Una vibración lo saco de sus pensamientos, el celular en sus manos se prendía por la llegada de un nuevo mensaje.

‘Estoy afuera, ¡¡ábremeee!!’

¿Afuera? ¿De su casa?, decidido salió de su habitación sin hacer mucho ruido, bajo y lentamente abrió la puerta de su casa encontr5andose con el mayor en el pórtico del la misma.

-¿Hikaru qué haces aquí?- le pregunto en un susurro con la puerta entreabierta. El otro chico no decía ni hacia nada tan solo lo miraba.

-¿Hikaru? ¿estás bien?-volvió a preguntar Arioka.

Y todo pasó en cámara lenta para Daiki.

Yaotome se acerco lentamente hacia el otro chico, entro empujándolo, cerró la puerta y tomo con sus manos el rostro del menor y lentamente como si tuviera todo el tiempo del mundo se acerco para besarlo.

Cuando estaban a punto de separarse para respirar, recién en ese instante el menor reacciono y se dio cuenta de lo que estaba pasando, se estaban besando en el pasillo de su casa. A penas unos centímetros los separaban, ninguno hablaba simplemente se miraban fijamente, Hikaru esperando alguna respuesta del otro y Daiki procesando lo que había pasado.

-¿Y?- susurro la pregunta acercándose nuevamente a los labios del otro, pero éste no parecía estar en ese mundo, seguía en shock. Nuevamente lo beso, esta vez queriendo profundizar un poco mas; al sentir reiteradamente esos labios en los suyos volvió a caer en cuenta de la situación pero esta vez respondió gustoso profundizando aquel beso.

A pesar de que la noche estaba fría, sus cuerpo poco a poco se calentaban, Yaotome mas rápido que Arioka debido al alcohol ingerido con anterioridad, sin dejar de besarse subieron las escaleras torpemente despacio no tenia apuro, les costó llegar a la habitación del menor porque no quisieron separase, abrazados comiéndose a besos entraron llegando a la cama, dejándose caer separándose para respirar, inmediatamente la boca del mayor ataco el cuello de su amante besando, lamiendo y chupando la zona por donde pasaba, asi mismo Daiki empezó a jadear, cuando sintió el mordisco por parte del otro trato de reprimir el gemido pero no pudo, asi que se escucho por toda la habitación, eso incito a Hikaru para aventurarse al pecho del menor.

De pronto todo paro, cesaron los movientes por parte de Yaotome y reino el silencio; Arioka espero algunos minutos pero igual nada pasaba, temeroso de lo que le haya pasado a su amante lo aparto hacia un lado y se dio cuenta que se había quedado dormido, era culpa del alcohol o del cansancio. Se rio de la situación, si hubieran seguido hubiera pasado lo que tanto deseaba pero con Hikaru borracho y eso no estaría bien.

Se alejo en busca de otra manta para cubrirlo, lo arropo y se acostó a su lado a dormir.

Los traviesos rayos del sol alumbraban directamente hacia sus ojos despertándolo, se giro y se topo con la pared helada. ¿A qué hora había llegado a su casa? Fue el primer pensamiento en su cabeza, lentamente se incorporo quedando sentado y mansamente abrió los ojos, algo no andaba bien, ese no era su habitación.

Como película los recuerdos de la noche pasada volvieron a su mente, recordó estar celebrando con los compañeros de la producción, recordó los mensajes que le había mandado a Daiki, recordó haber tomado un taxi hacia la casa del menor y recordó el primer beso que le dio. Todo eso le daba a entender que esa habitación debía ser la de Arioka. Se levanto y para su suerte todavía cargaba la ropa de anoche, salió de la misma y bajo hacia la cocina encontrándose con su amigo desayunando.

-Veo que estas mejor-comento Arioka levantándose para prepararle el desayuno.

-¿Estamos solo?- cuestiono sentándose en la silla de al lado.

-Si mis padres salieron al trabajo hace una hora- respondió sirviéndole un café.

-A pesar de estar tomado ayer, lo que te escribí es verdad- se apresuro a decir antes de tomar el café caliente.-¡Ahh! Me queme- se quejo

-ten cuidado- fue lo único que respondió, se sentó a su lado y siguieron desayunando.

-Gracias por todo, debo ir a trabajar- dijo cuando termino de comer, se levanto encaminándose a la puerta.

-tú también me gustas- musito acercándose a su amigo.- ¿Quieres ser mi novio?- pregunto

-Claro que si-respondió besándolo con alegría y necesidad.

Esa tarde ninguno fue a trabajar, ni atendieron el molestoso celular que no paro de sonar.

02 julio, 2011

Please

Holaaaa!!! Hellooo!! eme por aqui... pues en estos dias, ando medio depre, aun mas con la noticia de Ryutaro, ¿por qué se dejo tomar esas fotos?....no me lo explico, no se que hare todo este tiempo sin verlo T__T
Atzin!!!!! ¿otra vez sin compu? noooooooooooooo!!!.... bueno a igual que a ti, mi doña inspiracion se va y viene, eso no es bueno.
Aqui les dejo un oneshot algo depre, no se porque salio asi, espero les guste.


Please
Autora: AmiS
Pareja: Okayama
Extension: Oneshot
Genero: Songfic


Llegue a mi casa, todo estaba apagado, mi padre está durmiendo y yo…Yo estaba devastado, no podía ni con mi propio cuerpo me dolía todo exactamente el “corazoncito”. Si ese musculo que tantas cosas siente todo el tiempo y que nos cambia de por vida.

Dos horas antes estaba saliendo de casa, iba a verte para nuestra cita, era nuestro aniversario del 6 mes, me había comprado ropa nueva para esta ocasión, un nuevo perfume y te había comprado el colgante que habías visto la última vez que fuimos al mall. ¿Para qué? Para nada, no sé qué te abre hecho presenciar lo que vi. ¿No se supone que éramos novios. ?

Si eso pensé cuando te vi con esa otra persona, siempre desconfié de él, “tu mejor amigo”.

Mi habitación esta igual de desordenada como la deje horas antes, me fijo en el porta retrato donde está tu foto, te ves hermoso, lo más lindo que en mi vida había visto. Porque me enamore de ti, no sé cómo te fijaste en mí, no soy popular, soy tímido, no salgo de partys como lo hacen con los demás.

Me desvisto y me pongo solamente el pantalón de mi pijama, ¿qué me animaría en este momento? Nada. Tan solo los buenos recuerdos de los dos son los que tratan de que mis lágrimas disminuyan, pero no paran.

Dicen que la música es un buen acompañante para todo momento, cojo mis audífonos y presiono play, dejo que cualquier canción salga sea rock, sea pop, sea en ingles o cualquier otro idioma y como si fuera película, una canción tan cursi pero tan perfecta para la situación es la comienza a sonar.

(Please – Kim Hyun Joong)

Hey, Yeah

Estaba Intoxicado por eso lloré

Te esperé frente a tu casa

Con la luz apagada entre a la casa

Te vi con él y me ahogue con mi aliento

Ojos que se fijaban en tus besos

Lo abrazaste y se quedó dormida

Como que la noche está en mi contra ¿no?.
Mis lágrimas salen ahora con más fuerza, no paró de llorar, mi corazón pronto explotara de tanto dolor. ¿Por qué?

Realmente te odio

me muerdo los labios y trago mis lágrimas

me quedé allí como un loco

Para mí aún eres sólo tu

Para siempre, sólo tu

Con el estallido de mis lágrimas, grito

Yo grito por ti

Cierro mis ojos tratando de no seguir llorando, pero es imposible. ¿Debí gritarte? ¿Tenía que haber hecho notar mi presencia en ese momento? No lo se…

Simplemente no lo consigo, consigo

¿Por qué no lo consigo? , lo consigo

Por favor si lo miras a el, no sonrías

Por favor no lo beses

Porque tu eres una tramposa, una mentirosa y una asesina

“¿Una corriente de aire? Yo tengo cerrada mi ventana”, pensé al sentir frio, lentamente abrí mis ojos y veo la cortina mecerse con el aire, pero algo mas llama mi atención.

Eres tu.

-¿Qué haces aquí?- te pregunto fríamente sin moverme.

-Me preocupe no llegaste- contestaste nervioso, aunque con la poca luz podía ver tu rostro sonrojado.-¿Estas llorando?-

-¡Oh! no me había dado cuenta- te respondí levantándome.-Vete-

-¿Qué te pasa? Sabes que no me gusta que me dejes plantado- dijiste con resentimiento, vaya que eres descarado.

-A mi no me gusta que me engañen- me limite a contestar, mis lagrimas no paraban.- Si fui a “nuestro” encuentro.- enfatice la palabra nuestro con las mímicas de mis manos.- Pero al parecer tenías mejores cosas que hacer.- dije con rencor, estoy dolido.

-¿De qué hablas?-preguntaste agobiado, no entendías.

-Te vi, fui hasta el restauran en el que teníamos reservado, pero estabas ocupado con tu mejor amigo- sin más me acerque a ti para que me veas bien.- Pensé que lo nuestro era algo importante para ti- y mi voz se quebró al decir eso.-Para mi si lo era-

Tu tan solo bajaste la mirada, no decías nada, ¿entonces admitías todo?

-Lo siento- susurraste, tus manos querían tocarme pero retrocedí.

Cuando cierro mis ojos bebé

Creo que todavía estoy a tu lado

Tu aliento, tu amor dentro de mí

Me sujeta fuertemente y no puedo escapar

Por que llueve y la separación es arrastrada,

Quiero que estos recuerdos desaparezcan

En la oscuridad, en un remoto lugar

Por favor, toma mis dolorosas lágrimas

-Vete, tu y yo no somos nada- mas lagrimas Salían, sentí como mi corazón se partía en mil pedazos.

-Lo siento, no quiero que terminemos lo nuestro- dijiste levantando tu rostro también estabas llorando.

-¡Eres cínico verdad Yamada!- exclame con rabia, no debía alzar la voz mi padre se podía despertar y entrar a la habitación, el no sabe de lo nuestro.

Para mí aún eres sólo tu

Para siempre, sólo tu

Con el estallido de mis lágrimas, grito

Yo grito por ti

-No, ¡Keito yo te quiero!- dijiste con desesperación, te acercaste y acaríciaste mi mejilla. Me gustaba que hicieras eso.

Recién en ese momento me percate de que la canción se repetía cada momento, otra vez esa imagen en mi mente, hizo que me alejara de ti.

-Lo siento, debes irte- musite lo mas frio posible, no quiera seguir haciéndome daño, tenias que irte. Me aleje de ti dándote la espalda.

-Keito por favor- me rogaste, me abrasaste por detrás.

Oh baby, te necesito

Te llevaste mi amor

y lo mataste niña

No necesitas hacerlo de esta manera

Te llevaste mi amor

y lo mataste niña

¿ Por qué mi corazón llora?

El silencio, el amigo de todo dolor se hizo presente, sentía como tus lágrimas mojaban mi espalda, lentamente me despoje de tu abrazo y me acerque a la ventana.

-Debes irte- repetí en un susurro sin dejar de verte.

-Keito- susurraste mi nombre, esa era mi debilidad. Tan solo negué con mi cabeza, no servirían tus ruegos.

Te llevaste mi amor

y lo mataste niña

Baby... lo mataste

Lentamente saliste por la misma ventana, estando en la vereda me
dedicaste una última mirada, seguías llorando, seguía llorando. Ya nada puedo hacer.

Please…..Dont leave me….