30 octubre, 2011

Lo hice contigo


Este fic es dedicado para Satommy, tambien eres una de mis escritoras favoritas,  este trio es uno de tus favoritos asi que ¡espero te guste!
¡Espero que les guste!



Lo hice contigo
Autora: AmiS
Parejas:  inoodaijima
Extension: Oneshot
Genero: lemon.

-Ahh-gimio el chico ante las intenciones del otro. –Mass…maass- pedía, no podía desviar la mirada de ese bulto que subía y bajaba entre las sabanas de su cama.

Debajo de las sabanas el chico alto se deleitaba con los gemidos del otro a medida que aumentaba las succiones y mordidas, por suerte le había tocado estar juntos en esa gira
.
Agitado el chico trataba de no hacer bulla, un día casi lo habían descubierto, por ello con una almohada en su boca trataba de acallar todos los gemidos y gritos que el otro le producía.

28 octubre, 2011

cLaSeS dE mAnEjO

hiii aqui atzin desu... ahora les traigo este one-shot  mio de mi propiedad (jajaja ¬ ¬ )espero que lo disfruten XD

titulo: clases de manejo
autor: atzin
parejas: inoo-dai
extencion: one-shot
genero: lemon

Había metido el embrague por enésima vez intentando que ese bendito coche tan siquiera se dignara a dar una vuelta a sus llantas, pero a la hora de ir metiendo el acelerador y soltar el clutch, el auto se movió bruscamente, se apago de todo a todo y ni siquiera camino un centímetro.

Daiki se encontraba sentado al volante de un coche negro, tipo deportivo, con vidrios polarizados y quema cocos; pero ni con todo lo hermoso que podía estar aquel vehículo no conseguía quitarse ese mal sabor de boca por no haber podido moverlo.

- ¡De que te ríes si no le veo la gracia!- bufo Daiki soltándose del amarre del cinturón y, azotando la puerta al salir se recargo sobre el cofre con los brazos cruzados y una mirada de desconsuelo.

- Te falta concentración- respondió inoo con tono burlón soplándole en la oreja-

- ¡¡ ¿Concentración….?!! Como pretendes que la tenga contigo haciendo ese tipos de cosas a cada rato

- ¿Que tipo de cosas?-

- ¡¡Essstas!!- soltó haciendo un ademan cuando inoo volvió a susurrarle- como soplarme o besarme... eso me desconcentra.

- No es para tanto, eso solo significa que no te concentras bien, solo debes de ignorar lo que hago-

- Como si fuera tan fácil- giro su cabeza al lado contrario para que no mirase el rubor en su rostro-

- ¿Eso quiere decir que soy irresistible?-

- Eres un idiota y ya vamos que se esta haciendo de noche-

Daiki camino hacia el lado del copiloto mientras que inoo tomaba asiento frente al volante.

- No puedo creer que tengas tan cortos los pies- dijo al tiempo que movía los botes para hacer hacia atrás el asiento-

- Lo compacto esta de moda, por si no lo sabias- Inoo solo sonrió, encendió el auto y como si se tratase de solo apretar un botón, hizo andar aquel vehículo que para Daiki había sido imposible mover.

Durante los primeros diez minutos ninguno hablo, Daiki seguía enojado por no haber logrado manejar, además de estar enojado con Inoo por ser tan idiota.

- ¿Sigues enojado?- le pregunto Inoo pasando una mano por el muslo del menor, haciendo que este de inmediato la empujara para después cruzarse de piernas y mirar hacia la ventana, - eso fue un si- sonrió con sarcasmo y regreso la mirada al camino.

pasados unos segundos Daiki contesto -No,… ya no- de una manera tan escalofriante que hasta Inoo sintió erizar lo bellos de su nuca- disculpa si te preocupe – sonrió pasando una mano por la entrepierna del mayor, susurrándole al oído- si-

Inoo aferro con fuerza el volante, sintiendo como una especie de electricidad le recorría la parte que Daiki había tocado; pero solo se limito a asentar con la cabeza.

Daiki esbozo una sonrisa y recargo su cabeza sobre el hombro de Inoo.

- puedes enseñarme de nuevo a manejar, quiero ir sentado en ese sillón mañana- pregunto acercando su boca al cuello del mayor mientras decía aquello y, con su mano recorría la extensión de la pierna hasta rozar ligeramente esa parte.

- ¡No hagas eso!- demando Inoo , sintiendo que la respiración se volvía irregular al igual que su corazón comenzaba a latir fuertemente-

- Tu solo ignórame- sonrió sarcásticamente mientras, ahora si, tocaba de lleno aquel bulto que se había formado después de la pequeña introducción.

- No da…iki- gimoteó Inoo al ver y sentir como poco a poco y sin prisa Daiki bajaba la bragueta del pantalón e introducía su mano, haciendo que Inoo frenara en brusco, aparcándose fuera del poco, e inexistente trafico y cerca de un poste de luz.

Daiki aprovecho aquel tremendo frenon para sacar por completo el miembro del menor, y comenzar a masajearlo. Inoo solo se aferraba con fiereza al volante y si no fuera porque había apagado el motor de seguro se habrían ido a estampar contra algún árbol, pues Inoo no dejaba de apretar el acelerador a cada roce de Daiki sobre su ya ansioso miembro.

- Mmm Daiki- gimió el mayor haciendo su cabeza hacia atrás, disfrutando de lo que la boca del menor hacia con su miembro. Unas luces multicolores se asomaron por los parpados de Inoo, no sabia si era la excitación o alguna clase de alucinación, pero en cuanto escucho el golpe sobre el vidrio de su costado, supo de inmediato que eso no era una alucinación. Inminentemente abrió los ojos y miro por la ventanilla.

- ¿Si oficial?- pregunto Inoo, bajando ligeramente la ventanilla, viendo como el policía lo miraba desde la patrulla que se había estacionado al lado suyo.

- ¿Se encuentra bien? – pregunto

- ¡¡Ahhh!!… si.. – respondió Inoo, justo cuando Daiki había sorbido un poco aquel pedazo de carne- estoy perfec…tamente…- el sudor comenzó a ser participe de aquella conversación, tanto por lo que Daiki le estaba haciendo, como por el temor de ser descubierto teniendo sexo en la vía publica.

- ¿Se encuentra bien?, se ve sudoroso- espeto aquel hombre encendiendo una linterna, dirigiendo su luz al interior del vehículo. Pero gracias a que Daiki estaba agachado proporcionándole placer al pobre de Inoo que se aguantaba las ganas de no gemir frente al policía, este no se había dado cuanta de esa presencia.

- ¿Seguro?- volvió a señalar -

- Lo … mm… que pasa… ahhhh- gimió Inoo tapándose la boca– es que me duele mucho el estomago- mintió- por eso me detuve, no…ahhh… sabe como me duele- fingió agacharse un poco.

El color escarlata que asomaba por todo la cara de Inoo fue lo suficientemente convincente para satisfacer la curiosidad de aquellos policías, porque de inmediato y mirando con un poco de asco al pobre de Inoo se alejaron de aquel solitario lugar.

- Ahhhh…. DAIKI- gimió, ahora si, con un sonido ronco y pervertido recargándose sobre el respaldo para hacer mas espacio entre el volante y su cuerpo.

Daiki dejo de deleitarse con ese exquisito dulce y se aventuro a probar el elixir que ofrecían los labios del mayor, un beso fogoso, intenso y pausado, marcado por el roce de sus manos bajo la ropa hizo que Daiki también gimiera un poco

- Sabes que – expreso Daiki al tiempo que metía su mano al lado de Inoo y hacia atrás el sillón y lo acostaba por completo - no creo poder aguantar hasta mañana…- hizo que el mayor alzara sus caderas, para bajar por completo el pantalón - para poder… – y así como despojo a Inoo de su ropa, él lo hizo también- subirme en este asiento… debo hacerlo ahora- diciendo y haciendo, Daiki se monto sobre Inoo posesionándose de inmediato de esos labios que eran su delirio. Inoo recorría cada centímetro de piel desnuda y besaba cada parte del cuerpo del menor. Mientras que Daiki se movía sobre el cuerpo de Inoo friccionando sus miembros en cada movimiento.

- Debo hacerlo ahora- gimió Inoo tomando por las caderas a Daiki, era una ambiente un tanto incomoda, Daiki no podía erguirse por completo y debía literalmente estar casi recostado sobre Inoo. Pero esa situación no parecía molestarles, tal pareciera que tenían practica haciendo ese tipo de cosas en lugares poco recomendables para el sexo. Pues Inoo fue acomodando al menor para irlo penetrando delicadamente, como no queriendo lastimarlo. Siempre, no importaba cuantas veces ya lo hubieran hecho, no importaba cuantas veces ya se habían tocado, siempre era hermoso volver a estar juntos, a estar unidos de esa forma.

Daiki se aferro al respaldo del sillón y comenzó a moverse lentamente, disfrutando del roce de ese miembro sobre sus paredes, disfrutando de ese olor embriagante y de esa forma tan sutil de besarlo

-uhmmmm Inoo- gimió recargando su pecho sobre el rostro del mayor, oportunidad que el otro aprovecho para morder ese par de pezones que estaban a su alcance.-ahhhhh..mmm ahhh… mas fuerte- demando Daiki al tiempo que sus caderas tomaban velocidad-

-mm Daiki-

Los gemidos, las embestidas, los juegos, las mordidas, los besos, todo era parte de un ritual que hacían cada vez demostrarse su amor, siguieron así, lanzando gemidos que se perdían en la obscura y solitaria noche.

- ¿Que es eso?- dijo Daiki observando un par de luces multicolor en la lejanía de la noche-

- mmm.. no lo se…- Inoo seguía con las embestidas - un poco mas –

- Ahhh Inoo- volvió a gemir el menor mordiéndose el labio al sentir por completo y hasta el fondo el miembro del mayor.

- Me voy a correr- gimió Inoo acelerando las embestidas

- Los policías- grito Daiki intentando zafarse de Inoo, pero era imposible, el mayor había acelerado las embestidas, estaba apunto de correrse y no podía dejar de moverse.

- Ahhhh.. inoo…ahmmm.. los… po…liciaassss- gimió ante la ultima estocada que lanzo Inoo sus cuerpos se abrazaron sintiendo la respiración uno del otro…



Un ligero toc toc sobre el vidrio hizo que ambos se sentaran en sus sitios… Inoo bajo el vidrio mostrando una amplia sonrisa en el rostro.

- Si oficial-

- ¿Todavía por aquí?- dijo mirando al interior del vehículo-

- Si, es que me dormí-

- ¿Y él?- señalo a Daiki con la linterna-

- Estaba durmiendo en la parte de atrás, por eso no lo vio- el policía solo asintió-

- Será mejor que se vallan de aquí o me los llevare a la delegación-

- ¿Pero porque?- pregunto indignado el mayor

- Ustedes saben porque- contesto el policía mirándolos con suspicacia- para la próxima váyanse a un hotel- y sin mas ambos policías se alejaron con una sonrisa en el rostro-

Ambos estaban en shock, no sabían como, cuando, o a que hora los habían visto, pero el susto pasó en un instante y después comenzaron a reír por lo que acaba de suceder.

- ¿Entonces que?- pregunto Daiki- me vas a enseñar mañana a manejar de nuevo, pero no me desconcentres que podemos terminar como hoy.

- Claro que si, pero la clase de mecánica- dijo dándole un beso sobre los labios- te la enseño en mi departamento-

Daiki sonrió ruborizándose y así ambos se perdieron sobre esa calle solitaria.

26 octubre, 2011

Confesiones Jumps 4


Cuatro


Miercoles, 24h00pm
Hola, MrEnglish, trayendole una nueva historia
------




-¡Ryu-chaan!-


-ah..Hola Chinen-despegando su vista de la lectura.


-Te ves raro Ryu-chan  hace días que te noto diferente, ¿qué te pasa?- pregunto sentándose a su lado

-No nada- contesto viendo hacia la puerta entrando justamente aquel joven alto de cabellos claros. El menor se puso nervioso al verlo, cogió su libro y se puso a “leer.”


-Ryu.. ¿por qué tiemblas? ¿por qué estas nervioso?- pregunto muy cerca de su oído su amigo  al percatarse del cambio.-¿Sera por él?- apunto hacia la puerta. El menor clavo más la mirada en el libro y se sonrojo. -
¡Yuyaan!- grito saludando al otro.

Susurros


Susurros
Autora: AmiS
Pareja: ChiiTaro
Genero: Slash
Extension: drabble

Era la media noche y el menor dormía plácidamente en su cama, cuando una corriente de aire entro a la habitación y provoco que se levantara, no era época de frio pero la habitación estaba helada, perezosamente se incorporo, y acerco a la ventana.

La ventana estaba abierta de par en par, esto asusto levemente al menor ya que no se acordaba haber dejado la ventana abierta, con torpeza la cerro,  busco una cobija y se volvió acostar. Al cabo de unos minutos, estaba otra vez profundamente dormido.

-Ryutaro- le susurraron

23 octubre, 2011

All myself to you

hiiii chicas aqui atzin desu... ahora les traigo este fic de sabri XD a mi me gusto mucho la primera vez que lo lei y sinceramente no se como no pude publicarlo antes XD. ahora sin mas se los dejo con todo y dedicatoria de la autora

Para Gim

Espero que te guste y disfrutes la historia, feliz cumple 18

 
All myself to you

 
Personajes: Inoo Kei, Yamada Ryosuke

Otros personajes: Hikaru Yaotome, Yabu Kota, Chinen Yuri,

Género: Yaoi, Lemon +18

Narración: primera persona

Extensión: oneshot

All myself to you

 
*Todas las mañanas con el primer rayo de luz agradezco a la vida por los oportunidades que me da, tengo trabajo, voy al colegio, tengo a mis familia, excelentes amigos y fans que me apoyan en mis proyectos y cuidan de mí… pero al verte cada día quisiera que también tú estuvieras a mi lado, que fueses esa parte que me ayudaría a ser aún más feliz.

Me gusta sentarme a contemplar tus movimientos en el ensayo, podrá sonar un poco tonto pero puedo notar el meneo de tu melena así como en las cámaras phantom, veo como giras tu cuerpo, tus pies, tus caderas, siempre todo atento a ti…*

-Yama-chan? Yama Chan!!, Yama-chaaaaaan!!- gritó Chinen

-Eh? Qué qué pasa?

-Estás en otro mundo! Te sientes bien?

-Oh, gomen… sí sí, todo bien

-Ok, pues…-Chinen le hacía señas sobre dirigirse al frente-

-Eh?

-Que ya te toca ensayo

-Oh si si…voy ya… gomenasaii

*Todos los JUMP comenzaron a reírse al verme tan despistado, el coreógrafo me llamó la atención por mi distracción y me pidió que me concentrara. Pasaste justo a un lado mío y con una sonrisa en la cara me dijiste:
-Yamada-kun, gambatte kudasai!! Que nos quedan pocos días para el concierto, da lo mejor de ti, te estaré apoyando y mandando mi buena vibra mientras te veo, ok?
*Te regresé la sonrisa y contesté con un hai lleno de alegría al saber de tu apoyo.
*Al fin dio por terminado el ensayo de esa tarde y rápidamente te alcancé en el pasillo del estudio, quería escuchar halagos tuyos, que te sentías orgulloso de mi, así comprobaría que realmente estuviste observándome durante este tiempo y con la esperanza de que sintieras que todo ese trabajo fue para y por ti.
-Inoo!!

-Yama-chan!

-Y bien que tal lo hice?

-Bien! En verdad estás poniendo lo mejor de ti, me haces sentir orgullos
-La verdad es que yo creo que nuestro hermanito no está al 100%-dijo Hikaru acercándose y abrazando por los hombros a sus compañeros mientras caminaban- Hey Yama-chan, estás enamorado??
-Eh? Yo…? no pff claro que no… de quien como podría, yo? Nada que ver

*De pronto sentí que mi cara se puso roja y creo hice notar el nerviosismo en mi voz

-Enamorado? Es cierto eso? -me preguntó Kei un tanto sorprendido-

-Yo…

-Inoo, claro que lo está, no cualquiera en un estado “normal” pone esos ojos brillantes de doncella enamorada y está tan distraído como aquí el presente… confiésanos quien es eeeeh? –mencionó Hikaru mientras con su dedo apretaba mi mejilla.
-No… es sólo que he estado cansado y… me emociona lo de concierto, es todo, si sólo es eso -dije yo para tratar de justificar las manifestaciones que Hikaru dijo notar en mi.
-Bueno bueno, aún así no tendría nada de malo Yama-chan, sólo esfuérzate como los demás ok?

-Inoo-kun, tú crees que en verdad no tiene nada de malo que yo me enamorara?

-Claro, además yo pienso que la persona a quien tú pudieras querer sería afortunada, eres un buen chico, das lo mejor de ti en el colegio y en el grupo y bueno eres muy atractivo.
*Cuando dijiste eso sentí algo en el estómago, me emocionó de tajo que tú consideraras esas virtudes en mi
-En serio crees que soy atractivo?

-Obvio que si, eres muy lindo, tienes mucha personalidad, si yo… fuera una chica me enamoraría de Yama-chan.
*Nuevamente tuve esa sensación de ruborizarme por completo, tal vez para ti eso no significaba nada, pero eso hizo mi tarde feliz.
-Yamada-kun!!
*Voltee y era Yabu que venía hacía mi
-Qué pasa?

-Oye… etto… buen trabajo el de hoy!!

-Gracias Kou-chan… prometí ya no distraerme más.

-Espero que así sea ^^… amm… Yama-chan

-Nani?

-Quiero pedirte un favor

-Si claro, dime qué puedo hacer por ti.

-Etto… verás, esto no lo he comentado con nadie aún pero, yo se que tú te llevas muy bien con Kei… y…

-Y?

-Quiero que me ayudes a tener una cita con él, onegai!!!!

-Eeeeeeh?

-Si lo sé que esto es un tanto extraño porque no es una chica pero el otro día Kei me contó que él no tendría problema en andar con un chico…y… eso me ha dado de algún modo esperanzas a que puedo intentarlo con él.
*En realidad las palabras de Yabu no las estaba procesando, en mi mente escuchaba sólo a mi propio pensamiento repitiendo “no tiene problemas de andar con un niño, no tiene problemas” y una sonrisa se dibujó en mi rostro
-Yama-chan? Me estás escuchando?

-Eh? … oh si… yo, te escucho

-Por tu sonrisa veo que te agrada la idea de apoyarme ne? Arigatou!! Bueno la cita sería mañana después del ensayo en esta dirección, tú sólo tienes que asegurarte que él acepte y vaya, ya yo me encargaré de lo demás. Bye bye!!

-Eh? No… Yabuuu espera!! –grité para que se detuviera pero hizo caso omiso.
-Waaaah… que voy a hacer? -me preguntaba mientras iba de camino a casa.

*A la mañana siguiente desperté temprano y aún con la idea de que iba a hacer con lo de Yabu. Después de darle tantas vueltas decidí que lo mejor era dejar que llegaran a algo, al final de cuentas Yabu era más maduro, más inteligente, más ideal para alguien como tú, yo sólo quería sin duda lo mejor para ti. Me preparé para salir puesto que Kota me envió un mensaje para recordarme que debía ayudarlo, así que me encaminé a casa de Chinen para ir juntos al ensayo de la tarde.

-Konnichiwa Yama-chan

-Konnichiwa Chinen, nos vamos?

*Íbamos en camino hacia el estudio porque quedaba cerca de la casa de Chi, él iba platicándome mil cosas pero yo no estaba escuchando.
-Y puedo saber qué te pasa?

-Eh? No nada

-Tienes algo que te preocupa, porque creo que voy hablando sólo ne?

-Gomen ne

-Si quieres puedes contarme, tal vez pueda ayudarte.

-Gracias Chinen… es sólo que hay algo que… dime, qué harías tú si alguien te gustara pero ese alguien no lo sabe y otro alguien te pidiera que lo ayudaras con ese alguien que tú quieres y…

-Hablas de que te gusta Inoo?

-Eeeeeeeeeeh? Y tú cómo…

-Mmm ya veo que tengo razón.

-Pero cómo… tan obvio soy?

-Al menos a mis ojos sí, creo que te conozco lo suficiente como para darme cuenta que a Kei lo ves de una manera distinta. Y dime te has declarado ya?

-Nooo… es que bueno… él es un chico…

-Pero si tu corazón en sincero yo creo que puedes luchar sea un chico o un chica.

-Si tal vez… aunque no es ese mi único problema… ayer Yabu se me acercó y me pidió que lo ayudara para pactarle una cita con Inoo y ahora no se qué hacer, porque creo que alguien como Yabu sería mejor para él pero… a la vez me duele no ser yo.

-No crees que estás decidiendo por Kei? Tú cómo sabes cuáles son sus sentimientos si nunca se lo has preguntado. Yama-chan, deberías indagar un poco más sobre el corazón de Inoo.

-Tienes razón Chi… pero no creo tener una oportunidad… pienso que no me queda más remedio que apoyar a Yabu para que Inoo pueda ser feliz.

-Pues yo insisto que no deberías precipitarte, también es justo que busques tu felicidad, pero pues haz lo que creas es mejor.
*Llegando al estudio me topé contigo en el pastillo anterior al vestidor, como siempre ante mis ojos te veías tan guapo, tan lindo, que mi corazón no podía evitar latir con fuerza al verte. Pasó por mi mente intentar lo que Chinen me había sugerido, mientras ibas acercándote a saludarme comencé a armarme de valor para preguntarte sobre tus sentimientos, estuve a punto de dejar salir la primera palabra cuando…
-Ya-ma-chan! Tengo algo que contarte, y quiero compartirlo contigo porque tengo la confianza para hacerlo.

-Hola Inoo, si claro puedes contarme

-Bueno, esto es un poco complicado, y tal vez puedas juzgarme, pero creo firmemente que como mi gran amigo me apoyarás verdad?

-Kei, yo siempre te apoyaré

-Bueno… etto… tú has estado siempre dándome ánimos cuando comienzo con una chica ne? Y…ahora estoy un poco contento porque por Daiki me he enterado que alguien quiere salir conmigo…pero… no es una niña es un niño.

-Oh… ya veo… y bueno cómo te sientes tú?

-La verdad algo nervioso… sería la primera vez que salgo con un chico, pero si me gustaría intentarlo porque es alguien que es una buena persona y me quiere… sabes… ese chico es Yabu.
*Al ver que la situación pintaba de ese modo y que al parecer él no te era indiferente me decidí a apoyar la cita, aunque por dentro mi corazón se hacía pedacitos.
-Yo siempre te apoyaré Kei. De hecho… a Yabu le gustaría salir contigo esta noche, mira me ha dado esta dirección y si tú aceptas él te esperará.

-Arigatou!!- dijo mientras me soltó un abrazo-
*Te abracé con fuerza y no pude evitar dejar caer una lágrima
-Yama-chan, estás llorando, por qué?

-Gomen, gomen, ya sabes que en ocasiones me entra el sentimiento, pero estoy contento.

-Ok, bueno vamos ya que nos esperan para el ensayo

-Adelántate, ya te alcanzo
*En cuanto te fuiste deje salir mi llanto, me sentía triste y a la vez un tanto contento por ti. Me lavé la cara para no hacer notar mi estado y me dirigí hacía el salón. Iba caminando por el pasillo cuando escuche voces en otra de las aulas, voltee para ver de dónde provenía, cuando pude identificarlo abrí con cuidado la puerta del lugar y me quedé realmente incrédulo ante lo que mis ojos veían, estaban Hikaru y Yabu, besándose, y no sólo besándose porque alcancé a percibir como Hika tenía sus manos por dentro de la playera de Kota y él hacia lo mismo. Sentí una rabia, cómo podía ser tan hipócrita e ilusionar a mi Inoo así?
Sin querer moví un bote que estaba cerca de la puerta y ellos se dieron cuenta de que yo estaba ahí. Para pronto se acomodaron la ropa, yo cerré la puerta y me fui rápidamente. En eso ví que Yabu me seguía
-Yamada espera!!

-No, cómo… cómo puedes hacer eso?

-Que esperes te digo!!

-Qué es lo que me vas a decir? Que no es lo que parece? Cómo, cómo te atreviste a decirme que te ayudara con Kei? Si no lo quieres para que pretendes salir con él?

-Claro que quiero salir con él, y voy a salir, porque tú no le vas a decir nada de lo que has visto!!

-Claro que si le…

-No lo vas a hacer!! –dijo Kota mientras me empujó hacía la pared- porque obviamente no quieres que tu querido Inoo sufra ne? no creas que no se de tus sentimientos hacia él, siempre he visto como lo tratas como lo miras, pero Inoo es para mí y me he enterado que él está muy feliz con la idea de salir conmigo, y tú como “la buena persona” que eres no lo quieres ver infeliz, no quieres que él se decepcione verdad?

-No –dije quitando sus manos de mí y me fui al ensayo-

*Como pude saqué mi mejor cara para que los demás no notaran la tensión y el enojo que tenía en mí. Terminó el trabajo, tomé mis cosas y mientras las guardaba te vi, ahí con él, veía como ponía sus manos en tus hombros, como pasaba con su mano por tu pelo, pero sabía que nada podía hacer. Agarré la mochila y salí del salón porque sentía que iba a empezar a llorar.
*Pasó la tarde y las ideas daban vueltas por mi cabeza, en eso me llegó un mensaje de Chinen invitándome a su casa a estar un rato con los videojuegos, pobre Chi, siempre se daba cuenta cuando no me encontraba bien por lo que buscaba como alegrarme. Me levante con pocas ganas de la cama y me dirigí hacia el hogar de mi pequeño amigo.
*En el camino por un sentido un tanto masoquista decidí ir por donde era el lugar de la cita, con no se qué afán de verte con él, caminé un tanto cuidadoso puesto que no quería que me descubrieran, cuando llegué al punto pude visualizarte sentado en una banca, pensé que estabas solo y sentí un impulso de ir hacia ti, cuando vi que Hikaru estaba contigo. No pude alcanzar a escuchar lo que te dijo, sólo pude notar tu cara de asombro y decepción ante lo que te estaba contando. Él se fue, y te quedaste ahí, en silencio, no aguante verte así, me acerqué y me senté a tu lado.
-Yama-chan…

-Todo va a estar bien –te dije mostrando una faz reconfortante-
*No dijo nada y me abrazó. Nos quedamos ahí, no se por cuanto tiempo, pero el tiempo no me importó, yo sólo quería tenerlo entre mis brazos y darle el consuelo que en esos momentos su corazón necesitaba. Después de un rato nos fuimos, me llegó un mensaje que era de Chinen preguntando si estaba bien porque ya estaba preocupado, le contesté que estaba bien y con quien.
-Mensaje de tu enamorada?

-Eh? No yo…

-Vale Yama-chan, ya te dije que no hay de qué avergonzarse… sabes, ha de ser de verdad una chica muy afortunada al tenerte, ella te valora, te envidio, yo también quiero un día tener a alguien que me valore así

-Pero si no es…

-Nada, espero que pronto la pueda conocer

-Eh… Inoo,

-Si?

-Tal vez no es el momento pero… quiero decirte que…
*Justo cuando iba a confesarme suena tu teléfono.
-Gomen ne, me han hablado para decirme que me recogerán para ir a casa, mis padres andan por el rumbo y creo que será mejor que vaya descansar, pero mañana me dices ok? Gracias por tu apoyo. Bye bye

-Ok… bye bye
*El día siguiente era el último de ensayo antes del gran concierto que daríamos, nuevamente pasé por Chinen para llegar juntos al estudio.
-Yama-chan, kon-ni-chi-wa, dime dime estás muy feliz ne? ayer estuviste con Inoo-chan, que ha pasado, te declaraste antes que Yabu? Ahora salen?

-Hola Chinen… etto… no nada de eso

-Eh? Entonces?

-Es sólo que parece ser que Hikaru llegó y le dijo que él y Yabu tienen algo

-Eeeeeh? Hikaru y Yabu, vaya de lo que uno se entera, así que esos dos eh… como pudo Yabu?

-No sé porque no le advertí…

-Nani? Tú sabías? Y porque no le contaste a Kei?

-Por proteger sus sentimientos

-Vaya, pues espero que no se moleste contigo cuando se entere, mejor pensemos en cómo puedes ahora aprovechar la oportunidad, muéstrale a Inoo tu corazón, gambatte!!!

*Llegamos al estudio, estabas ya ahí y te acercaste a saludarnos, te vi un poco más animado y eso me puso bien, tal vez si me armaría de valor para hablar contigo. Chinen atinó a dejarnos solos.

-Yama-chan, tú tenias algo que decirme ayer ne?

-Yo? Si…algo… bueno, Inoo, la verdad es que a mí me gustaría…

-Te gustaría…

-Que aceptaras salir esta noche conmigo, onegaiii!!!

-Eh? En verdad? Pero la chica con la que sales?

-No, yo no salgo con nadie, yo… con quien quiero salir es con Inoo-kun
*En ese momento rezaba por dentro para resistir el que dieras un NO como respuesta
-Hai!!

-Eh? De verdad?

-Sí, una buena compañía como la tuya me haría bien
*Sentí que iba a llorar de felicidad, y al ver que las lágrimas iban a correr te acercaste reconfortándome con un beso. Yo sentía que estaba flotando, de verdad que no me creía que esto pudiera estar pasando, y cuando menos cuenta me di, te acercaste aún más para que nuestros labios siguieran moviéndose ya teniendo tu cuerpo más juntito al mío me tomaste por la cintura con una mano y con la otra acariciabas mi espalda. Extrañas sensaciones recorrieron mi todo, no sabía bien que era, lo único que quería era sentir tu calor.
Minutos después fuimos al salón, me esforcé como nunca en los números, las mariposas que revoloteaban por mí ser eran mi motor. Inoo-chan, daisuki!!
*Finalizaron las actividades, agradecimos el buen trabajo de todos y me encaminé hacia ti, cuando de pronto Yabu se acercó reclamándote porque no estabas en el lugar en el que habían quedado, razonablemente tú le dijiste que lo mejor era que no quedaran más, pero él insistía en que tenían que salir esa noche.
-Yabu, no puedo salir contigo

-Kei, pensé que tú me querías, y ahora me dices que no quieres salir, a caso algo ha pasado-dijo Yabu volteándome a ver con ojos amenazadores-

-Déjalo así ok

-No, voy a insistirte hasta que me digas que si

-Kota, déjalo ya, se que sales con Hikaru

-Qué, quien te ha dicho eso, es mentira obviamente!! Seguro esto es un invento tuyo Ryosuke

-Él no ha inventado nada, se que todo es muy real

-Vaya, veo que no pudiste callar, tenías que hacer que Inoo estuviera contigo no?

-Qué? Yama-chan? Tú sabías lo de Yabu y Hikaru?

-Inoo, yo..

-Claro que lo sabía, puedes ver ahora Kei que no soy el único que engaña aquí –dicho eso, Yabu tomó sus cosas y salió enojado del salón-

-Yama-chan, por qué? Pensé que… éramos amigos, por qué no me dijiste nada?

-No Inoo-chan, las cosas no fueron así, yo sólo…

-Gracias
*Sin nada más te fuiste, pasé de un estado de felicidad a uno donde no sabía a cuál de todas las emociones que se hicieron presentes hacerle caso. La esperanza no existía para mí.
*Pasaron 3 días, como los ensayos habían terminado y nos dejaron ese tiempo libre para poder relajarnos antes del ensayo general, pero no tenía ganas de salir. Me la pasaba todas las tardes pensando en ti, en qué o cómo hacerle para que pudieras perdonarme. Venía a mi mente el recuerdo de aquel beso que nos dimos, el toque de tus manos sobre mi espalda, pero se esfumaba el recuerdo cuando aquel del momento en que supiste que estaba enterado de lo de aquellos dos, ganaba terreno.
*Mi mamá fue a mi habitación, me dijo que iban a salir y me invitaron, yo con el ánimo en el suelo rechace la invitación, me preguntó si iba a estar bien y contesté afirmativamente, al ver que no tenía cabida el insistir salieron y me quedé sólo en casa. Eran tiempos de diciembre, por lo que frío otoñal se sentía bastante fuerte y, para sentirme un poco mejor tomé un baño con agua caliente, me puse la pijama y me eché al sillón del cuarto de televisión a ver qué programas había mientras me llegaba el sueño. Alrededor de las 7 sonó el timbre de la puerta, mas a fuerzas que de ganas me levanté para ver quién era. Al asomarme por el interphone me quedé sorprendido.
-Inoo… qué…qué haces aquí?

-Yama-chan… etto… po…demos hablar?

-Sí, claro… ya te abro
*Para pronto escribí el código de seguridad que permitía abrir la puerta y t invité a pasar.
-Pasa por favor

-Gracias
*Nos fuimos hacia el lugar donde yo me encontraba anteriormente
-Estabas ocupado?

-No, no es nada, sólo veía que podría encontrar en la TV, siéntate porfavor
*Te sentaste en el sofá a un lado mío y pude notar cómo a pesar de estar ya dentro de la casa seguías temblando por el frío que provenía del exterior, así que tomé mi manta para compartirla contigo. Volteaste un poco tímido y aceptaste cobijarte sin chistar.
-Bueno… y de que querías hablar?

-Etto… es sobre lo de Yabu

-Ya, aún sientes que te engañé verdad?

-No, e sólo que…

-Gomenasai Inoo-chan, tienes que creerme que lo hice por protegerte, aunque sé que perdí tu confianza porque no fui capaz de cuidarte como debía.

-Sabes que Chinen habló conmigo? Vaya abogado que tienes eh

-Chinen?

-Sí, y sus palabras me hicieron darme cuenta del error que yo cometí al enojarme así contigo, porque sé que tus intenciones si iban hacia proteger mis sentimientos. Yama-chan, arigatou!!

-Lo hice porque de verdad te quiero Kei yo no quería que sufrieras, pero aún asi, prometo ya no ocultarte nada!!

-Nada?

-No, nada, tendré más confianza de decirte las cosas

-Entonces dime que sientes por mi?
*Con tu pregunta me sonrojé, a pesar de que aquella vez nos besamos y te pedí salir no te había dicho todo lo que en mi corazón nació.
-Entonces…? –dijiste acercándote a mi rostro
-Yo… yo… te quiero Inoo!!! Te quiero como no tienes idea, te quiero tanto que no me importaba renunciar a ti con tal de que fueras feliz con Yabu, te quiero tanto que no tuve el valor de verte sufrir por el engaño de Yabu, te quiero tanto que estos días ni salir me ha importado porque los he pasado pensando en ti y…

-Eso es todo lo que quería escuchar.
*Al terminar de decir esas palabras me tomaste por los hombros para tirarme sobre el sillón.
-Nani? Qué… que haces?

-Nada, estoy ahora yo demostrándote mis sentimientos.

-Eeeeh?
*Sin responder realmente mi cuestionamiento comenzaste a besarme, tus labios fríos contrarrestaban el calor que sentía en los míos. De pronto quitaste la cobija que nos cubría, pero en verdad que ni frío sentía la sensación de tus besos hacían fuego en mi piel.

Al instante separaste tu boca de la mía para pasar hacia mi cuello, el súbito calor se hacía cada vez más presente; no pasó tanto tiempo para que comenzaras a desabrochar los botones de mi pijama y yo sentí bastante vergüenza
-Inoo, espera

-Qué pasa? A caso no quieres que..

-No no, si...si quiero estar contigo pero…
*Lo cierto es que moría de pena porque algo me decía que esto iba para algo más, así que inventé el primer pretexto que se me vino a la mente.
-Pero?

-Pero… es que tengo mucho frío, si eso es lo que pasa n.n’

-Ummm, eso no es problema veras como en poco tiempo te quitaré eso frío
*En eso levantó la camisola de mi pijama para pasar con su lengua mi ombligo; sentí todo un rush que estremeció mi cuerpo.
-No, espera… no es el frío, es que… no me ha bañado en dos días y… y quiero estar presentable para ti >.< -dije yo cerrando los ojos ante tan tonta excusa

-Oooh… así que es eso eh?

-Sí, si eso es n.n’

-Ok, eso tiene solución

-Eh?

*Rápidamente te levantaste y tomaste mi mano para ayudarme a ponerme de pie, sin decir nada me llevaste por el pasillo que conducía hacia mi recamara.
-Pero, pero… a dónde me llevas?

-A solucionar el problema

-Eh? O.o
*Entramos a mi recámara, cerraste la puerta y me sentaste sobre la cama. Comenzaste a quitarte la ropa y a verte mi corazón latía y latía más rápido. Te cercaste hacía mí y sin pedir permiso me sacaste mis prendas quedando los dos con sólo la ropa interior. Nuevamente me tomaste de la mano para dirigirnos hacía mi baño, abriste la regadera y entramos juntos bajo el agua. Estando ya ahí, fue alucinante ver como el líquido vital corría por tu cuerpo, te veías tan bello, que lo único que quería era tenerte siempre junto a mí.
Te aproximaste hacia mí y yo me hacía para atrás, ya topando con la pared pusiste tus manos sobre dicho muró y bajaste para despojarme del bóxer totalmente empapado. Ya era algo inevitable, mi miembro no pudo evitar despertar ante todos los hechos ocurridos hasta el momento. Con tus labios comenzaste a besar toda el área que lo rodeaba por lo que mi respiración incrementaba en respuesta a dichos roces. Después de jugar con tus labios utilizaste tu lengua para poder lamer toda mi hombría.
-Inoo no, ahí… yo, siento que…
*Caso omiso hiciste a mis palabras, porque al contrario parecía que te excitaba más escuchar como yo me deshacía del placer que estaba sintiendo. Acto seguido introdujiste mi miembro dentro de tu boca para succionarlo cuál fruta, eras tan hábil con ella que empecé a gemir del éxtasis que me provocabas.
-Inoo, no te detengas, sigue porfavor, aaaah, sigue, mmmm

-Yama-chan, mmmm, eres tan delicioso, mmmm me gusta tanto

-Aaaah, creo que voy… yooo

-Espera un poco más
*Al decir esto dejaste de saborearme. Te levantaste y me volteaste hacia la pared. Empezaste a besar mi nuca, mi espalda y toda mi parte baja. Me tomaste por la cintura para bajar los dos hasta que nos pusimos sobre rodillas. Tomaste mis caderas y te acercaste para poner tu miembro sobre mi entrada pero yo sentí molestia que no pude evitar expresar.
-Perdón mi amor, te duele mucho?

-No, está bien, yo sólo… quiero ser tuyo Kei
*Cerré los ojos, estaba dispuesto a soportar el dolor con tal de entregarme a ti, sin embargo atinaste a hacerlo primero con un dedo para que yo me sintiera bien. Al introducirlo fue menos la molestia, luego fue otro y otro, los movía en una forma circular para prepararme más, yo lo único que deseaba es que tú estuviera dentro de mí.
-Hazlo ya!!

-Estás seguro?

-Si, por favor
*Con la delicadeza del mundo te introdujiste en mí, y comenzó un vaivén que al principio fue lento pero fue luego aumentando la velocidad porque así yo te lo pedí.
-No pares, ve más rápido, más rápido mmmm, aaaaahhh.
Varías veces lo hizo y yo sentía que ya no sabía de mi, era un bonche de felicidad combinada con pasión, ambos gritábamos y gemíamos por el disfrute e que nuestros cuerpos fuesen 1.

*Tomaste mi miembro y empezaste a masajearlo de arriba abajo también aumentando la velocidad y la presión.
-Ryosuke, ya mmmm, ya no puedo más
*Cuando ya no lo pudimos resistir más llegamos juntos al clímax, el orgasmo al que me hiciste llegar fue como tocar el cielo, fue un cúmulo de sensaciones difíciles de explicar.
*Después de terminar, aprovechamos la ducha y tú gentilmente enjabonaste mi cuerpo y yo el tuyo, besos llenos de amor se hicieron presentes, estaba muy feliz, muy complacido con lo que había pasado, y sin duda no estoy arrepentido.

Salimos de la regadera, nos pusimos la ropa y bajamos otra vez a la sala de televisión. Nos sentamos a ver la tv y te volví a cubrir con mi manta. Ya estando ahí juntos volteaste a verme, no quitabas tus ojos de mí.

-Pasa algo? Por qué te me quedas viendo así?

-Ryosuke, te amo

*Esa palabra de 3 letras inundó mi corazón, tanto que mis ojos se rozaron casi al punto del llanto.

-Yo te amo a ti Kei

*Dicho esto te besé y nos quedamos ahí sin que nada más importara.

*Ya dije que no me arrepiento de vivir este amor? Bueno, lo repetiré, no me arrepiento de vivir ahora este amor contigo, porque todo mi ser fue y será siempre para ti.

FIN

22 octubre, 2011

En las escaleras

Mi primer HikaTo *-*




En las escaleras
Autora: AmiS
Pareja: HikaTo
Extension: drabble
Genero: slash, lime

Quería salir rápido de ahí, las miradas del otro lo estaban mareando, estaba por doblar la esquina en dirección a las escaleras cuando se percato que el mayor ya no lo seguía, suspiro de alivio. Últimamente se le hacía difícil permanecer cerca de Hikaru.

Se detuvo cerca de las escaleras, esta situación ya le estaba cansando. Cerro sus ojos un instante solo para relajarse, el silencio le agradaba pero todo fue interrumpido por unos brazos rodeándolo.

-Se puede saber, ¿por qué te me escapas?-le susurraron, ante ello soltó un suspiro de frustración. -¿Piensas contestarme?-volvió a susurrar, esta vez ciñendo mas el abrazo.

20 octubre, 2011

Dormir Contigo

Dedicado para YuukiNii, eres una de mis escritoras favoritas, es mas con un fic tuyo comence mi vicio. >//<  Gracias por dedicarme el otro fic.
Como dice Yuuki: ¡Viva el Yabutaro!



Dormir Contigo
Autora: AmiS
Pareja: Yabutaro
Extension: Oneshot


Estaba parado frente a la puerta de la habitación que le había tocado con él,  pero su estado de embriaguez no deja que pudiera colocar su llave para abrirla. Como se había fugado al bar del hotel, eran las 3am, después del decimo intento pudo entrar.

Arrastrándose de la pared avanzo hasta un velador donde se hallaba prendida la única lámpara de la habitación, diviso la cama a su derecha y ahí estaba el menor durmiendo como un bebe.
Desde la última gira que le toco dormir con él, lo observaba. Torpemente vacío sus bolsillos y se saco los zapatos pero al hacerlo acabó tumbado en la cama a su izquierda por suerte no hizo mucho ruido como para despertar a Ryutaro.

Se incorporó y se saco la camisa dejándola caer a un lado, en seguida se despojo de su pantalón quedándose en bóxers. La cabeza le daba vueltas, le hormigueaba todo el cuerpo trato de pararse pero termino cayendo al filo de la cama del menor.



18 octubre, 2011

Sabores 4


Sabores
Tendencia a lo inexorable
Cuarta Parte



Dos días después, Ryutaro abandonó el hospital.

Habían ido un par de empleados a visitarlo y Oeda incluso le había enviado una canasta con frutas, que nunca comió, Akira sin embargo se pasaba un par de horas al salir de la oficina para ponerlo al tanto con todo lo que ocurría.

Y aquel día sábado, Akira lo ayudó al salir del hospital. Por qué aún no podía asentar el pie correctamente y tenía que afirmarse en alguien para poder caminar, lo que le hizo pensar que debía comprar un bastón por lo menos por los días en que su pie estaría así de delicado.

Le había pedido expresamente a Akira que no le comunicara nada a sus padres y mucho menos a Shintaro de lo ocurrido, solo para no preocuparlos de más. Y no estaba seguro de si por suerte o no, pero Chinen no había vuelto a aparecer frente a sus ojos.

—Listo, jefe. Toma asiento, iré a prepararte un poco de te.
—No es necesario, Akira.
—Tranquilo, no me molesta.

Akira lo ayudó a sentarse en uno de los muebles de su sala de estar, por fin en su departamento, que aunque Ryutaro no tenía mucho viviendo en él, lo había extrañado. Después de todo, dormir en un hospital, jamás es cómodo.

—Hay te verde en la alacena con la puerta azul.
—Ok.

La voz de Akira sonó desde la cocina con entusiasmo y Ryutaro se permitió mover con dificultad su pie, solo para comprobar que de a poco y con las terapias, volvería a moverlo con la agilidad de siempre.

Cuando el teléfono en el departamento sonó, Ryutaro apenas se estiró un poco para alcanzarlo y contestar la llamada.

13 octubre, 2011

You love is a lie


You love is a lie
Autora: AmiS
Parejas: Yabutaro, Chiitaro
Extension: drabble, songfic
GEnero: slash, lime


No me llames estaré ocupado, yo te llamo
Ese era el mensaje que había recibido de su novio hacia 3 días, hasta no lo llamaba y eso era raro.
Sin nada que hacer un viernes en la tarde, sin ensayos, sin programas que grabar, las tareas ya las había terminado, se cambio tomo su celular algo de dinero y salió de su casa. Camino por algunos minutos hasta llegar a la estación de trenes, espero por el que lo llevaría a la casa de su novio.
Puedes decirme que no hay nadie más (pero lo siento)
Puedes decirme que estás en casa sola (pero lo veo)
Puedes mirar en mis ojos y fingir todo lo que quieras,
pero sé, yo sé
que tu amor es una mentira
nada más que una mentira

Estaba a pocas cuadras de la casa de Morimoto, en vez de caminar rápido su cuerpo lo hacía lento, algo le decía que no tenía que llegar, doblando una esquina se encontró con la madre de su novio.
-¡Kota! ¡Que sorpresa! ¿Vas a ver a Ryutaro?-pregunto la señora
-¡Hola señora! Si lo voy a ver- respondió con amabilidad.
-El salió un momento, pero espéralo dentro- le sugirió la señora, sin más siguió su camino.
A Yabu le gustaba mucho la amabilidad de la señora y siguiendo su consejo al llegar a la casa entro y se sentó a esperar en la sala.
Pareces tan inocente,
pero la culpabilidad en tu tono de voz te delata
Sí, sabes a lo que me refiero
¿Cómo te sientes cuando besas sabiendo que confío en tí?
¿Piensas en mí cuando te acuestas con él?
¿Podrías ser más obscena?
Así que no intentes decir que lo sientes o intentes hacerlo bien
No malgastes tu aliento porque es tarde
muy tarde

Desde que había llegado, había escuchado como mínimos unas diez canciones miro su reloj y se dio cuenta que había pasado más de una hora y Ryutaro no llegaba.
Se levanto del sillón para tomar agua cuando escucho un sonido raro proveniente de la segunda planta, se suponía que no había nadie en casa, sigilosamente subió las escaleras y comenzó a revisar todo, la habitación principal, el baño, la habitación de huéspedes, y por último la habitación de Ryutaro.
Ya no escuchaba nada, todo silencio, lentamente tratando de no hacer ruido abrió la puerta estaba por entrar cuando miro hacia la cama encontrando a su novio encima de otro chico. El nerviosismo que tenía se convirtió en rabia y decepción, los otros dos chicos estaban tan concentrados en besarse y tocarse que no se habían dado cuenta que Yabu los estaba viendo.
En su estado de shock no pudo ni siquiera hablar para reclamarle algo a su ex novio, tan solo volvió a cerrar la puerta, bajo las escaleras sin prisa y salió de la casa.
Puedes decirme que no hay nadie más (pero lo siento)
Puedes decirme que estás en casa sola (pero lo veo)
Puedes mirar en mis ojos y fingir todo lo que quieras,
pero sé, yo sé
que tu amor es una mentira
nada más que una mentira

Estaba cayendo la noche y Ryutaro se terminaba de vestir, tenía la idea de sorprender a su novio yendo a su casa, buscando su celular  por unos minutos, lo encontró debajo de su cama, el aparato tintineaba tenía un mensaje.
Hemos terminado, no quiero saber nada de ti, fui a tu casa y te vi con Yuri, You love is a lie.
Ese simple mensaje le había arruinado la noche.