30 noviembre, 2011

Sorpresa


Sorpresa
Autora: AmiS
Pareja: okajimachii
Extensión: Oneshot
Género: Lemon

¿Qué era lo mejor del día de cumpleaños?

Que no tenía que ir a la JE y podía dormir hasta tarde, pero como era costumbre se despertó temprano y bajo a desayunar con su familia. Espero a que sus padres se vayan a trabajar y su hermana a estudiar y volvió a su habitación, ese era su día y lo iba a utilizar para descansar.

Un ruido insignificante lo despertó, provenía de la planta baja, se levanto y con pocas ganas salió de su habitación para ver que era. Cuando el menor salió, los dos intrusos podían respirar, el closet era muy angosto para ellos estar ahí.

¡Yuri Chinen - Happy Birthday!

Ok, el dia de ayer en Japón  y el día de hoy en nuestra America, fue y es el CUMPLEAÑOS DE YURI CHINEN!!!

¡¡Este hermoso muchachito ya tiene 18 años!!

Eso quiere decir que es mayor de edad, si eres mayor que él ya ¡¡¡no eres pedolifa!!! No es legal violarlo pero ya lo podemos raptarlo y hacerlo. xD










 ¡¡¡HAPPY 18 BIRTHDAY YURI!!

Esperamos que haya pasado un cumpleaños increible... y desde el otro lado del mundo te deseamos lo mejor

27 noviembre, 2011

En el avion


En el avión
Autora: AmiS
Pareja: Takayama
Genero: Lime, slash
Extension: Drabble


-Yama-chan aquí te mandan- le había dicho Hikaru.

El menor estiro su mano y en ella le deposito una bolita de papel pequeña, no tenia que preguntar de quien era, ya lo sabía.

Desde hace unos meses que Takaki había tomado esa costumbre de mandarle o darle bolitas de papel con algún mensaje pervertido o algún pensamiento escrito, era un poco complicado llevar una relación a escondidas del grupo. 

Me muero por tocarte, Yama-chan
Estos 4 asientos que nos separan, me matan

25 noviembre, 2011

Mi DrOgA


autor: atzin
titulo: mi droga
parejas: yabutaro
extencion: drabble
genero: slash


-Solo te digo que si ya no la quieres debes de ir y decirle-

Yabu solo se cruzo de brazos examinando lo que el menor le acaba de decir. Hasta que una voz chillona llego a hasta sus oídos.

- ¡Yabu mi amor!- grito la chica lanzándose a los brazos del mayor-

Yabu acepto el abrazo para después irla alejando un poco.

- ¿Tengo que hablar contigo?- espeto muy serio

- ¿Que sucede cosita?- contesto la chica tomando por el rostro al mayor.

- Tengo que decirte que… eres mi droga-

Ryutaro lo volteo a ver con cara de asombro, se suponía que la cortaría no que le diría eso y sin pensarlo dos veces se alejo de ahí, algo en su interior había hecho crack.

La muchacha solo esbozo una radiante sonrisa.

- ¡Gracias cosita, tu también eres mi droga!- dijo al tiempo que se lanzaba a sus brazos.

Pero Yabu la freno

- si eres mi droga- contesto serio- pero; por que me sales cara, además de que me estas arruinando la vida- lo ultimo lo dijo con tono despectivo, para después girarse sobre sus talones y decirle antes de que emprendiera la carrera-

- Ahh por cierto hemos terminado- y sin más salió en busca de Morimoto.

**************************
- ¡Te encontré!- dijo después de andar casi por todo el lugar-

- ¿Y bien te declaraste?-

- ¿¡Ehhh!?- respondió el mayor interrogante- termine con ella-

- ¿Pero si le dijiste que era tu droga?- el mayor sonrió y le explico con detalle al menor.

- Ya veo- sonrió el menor no pudiendo disimular la alegría que eso le causaba. El mayor se dio cuanta de eso y también sonrió.

- ¿Quieres ir a tomar algo?, yo te invito-

- Claro- y así ambos comenzaron a caminar.

- ¿Ryutaro?- le llamo el mayor

- Uhmm- fue lo que solo alcanzo a expresar pues aun tenia esa sonrisa tonta en el rostro.

- Eres mi droga- dijo al final

Ryutaro se detuvo en seco y lo miro incomprensiblemente

- Te salgo caro además de que te arruino la vida- contesto incrédulo ante lo que había escuchado-

Yabu sonrió

- Eres mi droga ,porque...- dijo sonriendo acercandose poco a poco al menor- te has vuelto indispensable ademas de que no puedo vivir sin ti- lentamente le giro el rostro y le dedico un tierno beso en los labios.

Ryutaro solo se sonrojo para después ambos tomarse de las manos y seguir su camino.

fin

jejeje de nuevo ando con mis chistes malos, pero cuando me lo dijo mi hermana me parecio muy gracioso jojo.  ¬¬ si ya se avientenme tomates XD.

23 noviembre, 2011

Sabores 5

Sabores

Interludio

Quinta Parte



Siete años antes.


Morimoto Ryutaro había aprendido en sus cortos quince años, el peso de cometer un error que le acarrearía no solo preocupaciones, consecuencias y desmanes. Había aprendido incluso la lección más difícil de todas, no confiar ciegamente en cualquiera.

Prueba de ello había sido la foto que había sido publicada en el periódico, él con cigarrillo en mano había sido un escándalo que duró demasiado y que incluso logró que su estabilidad en Hay Say Jump resultara perjudicada.

Broma 2

¡Este va dedicado a todas esas niñas pervertidas que pidieron violacion!
(saben, lo hice en plena clase >.<  y tuve una conrisa de estupida todo el tiempo, por suerte no preguntaron porqe era >.<)
¡Para uds mis niñas, espero les guste!

Broma 2: Violacion
Genero: Lemon, rapefic

El mayor regresaba de los baños del segundo piso cuando lo empujaron a un salón, el empujón fue tan fuerte que lo aturdió, todo le daba vueltas, de pronto sintió sus manos presas estaban aprisionadas por unas esposas.

Con un ágil movimiento, alguien tomo sus brazos y los alzó,  posicionándolos en una especie de viga dejándolos estirados hacia arriba, el nerviosismo inundo su cuerpo, esa habitación se le hacía conocida: el despacho de Johnny-san.

Sintió una presencia detrás de si.-Esta vez no escaparas, recibirás tu castigo-le susurraron al oído.

22 noviembre, 2011

Broma

¡Dedicado a Atzin! ¿¡¿¡¿¡comadre... poqe no te conectas!??!?!.. ¡Eto he pa ti...Espero te guste!



Broma
Autora: AmiS
Pareja: InooDai
Extension: trishot
Genero: Slash, Lime


De un solo empujón lo tiro a su cama, fue una mala idea del menor haber ido a su casa, esta vez no pararía.
El menor estaba asustado no sabía que le pasaba al otro, con tan solo pestañar ya tenía el mayor encima suyo, muy cerca de su rostro.

-Sabes me interrumpiste en media faena- le susurro al oído.

Ese susurro asusto mas al menor, nunca había visto asi a Inoo.-¿Q--Qué faena?- pregunto atemorizado.

16 noviembre, 2011

La MoRsA xD

 titulo: la morsa
autor.atzin
parejas: inoo-dai
genero:slash
extencion: drabble

 
- anda por favor, tengo ganas de hacerlo- le suplicaba Inoo a Daiki siguiéndolo por todos lados de la casa.

- no, no tengo ganas-

- no seas malo-

- si me das una buena razón para hacerlo, te complaceré- y sin mas se sentó sobre el sofá.

Inoo igual tomo asiento frente al menor  un tanto inconforme por que daiki se negaba a hacerlo y sin mas comenzó a hojear una revista sin tomarle demasiado interés, hasta que un artículo le dio curiosidad.

- ¡hey Daiki!- dijo Inoo llamando la atención del menor que estaba leyendo una novela.

- ¿Qué?- contesto el aludido.

- ¿sabias que la morsa tiene el segundo pene mas grande del mundo?-

Intrigado el menor intenta recrear esa imagen en su mente, para después intrigarse por otra pregunta.

-¿quien tiene el pene más grande?- pregunta incrédulo, no pudiendo imaginar algo semejante.

-¡¡yo!! - susurra Inoo sobre su oído erizándole la piel – esto es suficiente para convencerte-

Daiki solo sonrío para después contestar - baka- e inmediatamente atraerlo en un beso.

jejeje sorry por esto que no se ni como decirle jojo... pero la otra vez vi "como si fuera la primera vez" (50 first dates)y la idea de este chiste con Inoo y Daiki no me dejaba en paz, así que lo tuve que poner, espero que les guste

sus comentarios me animan arigatou

07 noviembre, 2011

vAmPiReS sToRiEs 5

Capitulo 5



hi minna XD... aqui les traigo este cap de vampires, espero que les guste y sorry por tardarme un (dijeramos por aqui)un chingo y dos montones. disfrutenlo

Cinco días habían pasado desde que se volvió vampiro, cinco días desde que había ingerido la sangre de Yabu y cinco días que se había sentido de lo peor.

Había dejado de ir al colegio por miedo de atacar a algún alumno como ese día. Se había encerrado en su cuarto y aun con las suplicas de su madre para que asistiera se resistió a ir. No entendía nada de lo que estaba pasando, ¿que era un vampiro?, ¿que era él?, ¿por que era eso?, ¿por que? Se levanto de su cama botando a un lado el cojín que había estado sosteniendo entre sus manos y se encamino hacia el computador, jalo la silla con un chillante sonido al deslizarla por la superficie del suelo, se sentó sobre ella y lo prendió. Y sin perder oportunidad busco.

“Vampiros”, un gran número de links aparecieron, su mano viajaba por toda la pantalla buscando alguna información que le llamara la atención. Dio clic en el primero y pareció: Un vampiro es, según el folclore de varios países, una criatura maligna que se alimenta de sangre de seres vivos para mantenerse activo. – una ola de miedo iba creciendo en su interior, pero debía de buscar mas eso no era suficiente. Dio clic en el siguiente.

El vampiro es un ser físicamente poderoso, tan fuerte como veinte hombres, de una virilidad extraordinaria y extremadamente "sexy". Proyecta sombra aunque se mueven a placer y no en la acción que hace.- miro el suelo y se fijo en la sombra que proyectaba la luz de su lámpara, no se movía así que regreso a su lectura.

Debido a su consumo de sangre permanece eternamente joven, y es el señor de los murciélagos, las polillas, el lobo, la rata, el zorro y el búho. Es capaz de transformarse en una nube de polvo o vapor- arqueo una ceja ante por tan tremenda imaginación y se puso a recordar si alguno de los vampiros que había visto hacia tal cosa pero no, nadie lo hacía.

Trepa por las paredes con la facilidad de un insecto y, al menos de un modo limitado, es capaz de controlar la furia de los elementos. – el “pequeño” pensó Daiki recordando a chinen bajar de ese árbol como si se tratase de una simple banqueta.

Un innegable simbolismo sexual, tiene que dormir en un ataúd que contenga algo de su tierra natal. Le repugna la flor del ajo (una minúscula flor violeta que despide ese característico olor, no su bulbo, que no despide ningún olor hasta que se corta) y la luz del día le molesta, pero no le daña significativamente. La suposición de que la luz del sol hiere o mata a los vampiros es un mito aparecido en los últimos sesenta años. – a mi no me lastima la luz del sol pensó.

- No debes creer todo lo que se escribe – dijo alguien detrás de él. Daiki se giro de lleno para ver de quien se trataba.

- ¿A no?- pregunto dudoso ya sin temor de ver quien era.

- No, no somos tan terribles- y dicho esto se acerco a la pantalla y comenzó a leer.

- Bueno esto sí- dijo esbozando una sonrisa Daiki regreso la vista la computador.

- Fuertes, y tremendamente sexys- Daiki arqueo una ceja y esbozo una débil sonrisa.

- ¿Cuántos años tienes?-

- Te refieres a los que tenía cuando morí o a los que llevo siendo vampiro –

- A los que tenias –

- Tenía diecisiete años y viviendo en esta forma cerca de unos 30, relativamente no es mucho tiempo-

- No, no lo es-

- ¿Y pueden hacer eso?- dijo señalando el párrafo-

- Un poco, al ser esas criaturas nocturnas tenemos cierto control sobre ellas, pero solo hasta ahí. Mmm si, si podemos trepar a los arboles, si podemos controlar los elementos,- siguió leyendo- no, no debemos de dormir en un ataúd con tierra, que desagradable, mmm osea a quien no le desagrada el olor a ajo- Daiki volvió a sonreír

- La luz no es un impedimento- afirmo Daiki mirando de nuevo el computador

Yuto lo miro

- No, no lo es, podemos andar libremente a cualquier hora del día, pero somos nocturnos por obvias razones, no deben vernos-

- ¿Tienen emociones?-

- Si- contesto el menor acercándose a la cama - fuimos humanos y parte de esa humanidad aun la conservamos-

- ¿Pueden lastimarse y sentir dolor?-

- Claro que sí- contesto yuto caminando hacia la cómoda de Daiki - pero nuestra regeneración es rápida así que el dolor desaparece rápido-

Daiki agacho la cabeza, había formulado tantas preguntas en su cabeza pero ahora no las recordaba todas.

- ¿La sangre es lo único que los mantiene vivos?-

- Por desgracia si, podemos comer cualquier otra cosa, sí tenemos sentido del gusto pero es como cuando un niño come golosinas todo el tiempo, aunque saben deliciosas no te nutren, no te aportan lo necesario para sobrevivir. así nosotros podemos comer alguna otra cosa pero la sangre es la que nos mantiene con vida. Si un vampiro no consume sangre se vuelve realmente peligroso.

- ¿Porque matan a las personas?- yuto dirigió su vista hacia la ventana.

- No todos, de hecho no es necesario privar de la vida a las víctimas, con solo un poco es suficiente, pero hay algunos como, Yabu y chinen que por ser digámoslo así vampiros completamente se sienten con el poder suficientes de hacerlo.

- Vampiros completamente, ¿y eso cómo es?- Daiki había vuelto a arquear una ceja intentando visualizar aquellas palabras

- Pues son vampiros, vampiros, no son como Inoo y yo que fuimos digámoslo así trasformados.

- Ose así como yo- pensó en voz alta el mayor.

- Eso no lo sé, no les has preguntado a tus papas-

Daiki lo miro por el rabillo del ojo a lo que contesto.

- Mi padre murió cuando era un bebe y mi madre, creo que me da miedo que me rechace si le digo lo que me sucede-

- Tú piensas que lo haría-

Se encogió de hombros.

- Pero eres raro, nunca te diste cuenta que eras un vampiro, no había cosas extrañas que te hicieran suponer que algo andaba mal.

- No nada, solo que siempre tenía un apetito voraz y sentía que con nada me llenaba-

- Bueno eso no es nada significativo, pero me da curiosidad saber cómo te convertiste, seguro que tu madre no es un vampiro-

- Tan seguro como que me llamo Daiki-

- Si claro… tan seguro que estabas que eras un humano y mira ahora – Daiki lo miro feo- -bueno y tu padre- se apresuro a decir para desviar ese tema.

Daiki frunció el cejo, mirando fijamente a yuto.

- No lo sé-

- Es un consejo pero creo que deberías investigar-

- Me da miedo descuu…-

- ¿Con quien hablas?- pregunto Yamada al ingresar inesperadamente en la habitación. Daiki giro la cabeza para verlo-

- Ehhh, con un… regreso la vista hacia yuto pero el ya no se encontraba ahí- conmigo- termino la frase.

- Te traje la tarea- Yamada entro por completo a la habitación. Saco de su mochila una libreta y la coloco sobre el escritorio – vampiros- dijo mirando hacia el monitor de la compu- no sabia que te interesaba ese tema-

- Ehhh, no, no me interesa- de inmediato cerro la pagina y tomo la libreta para hojearla-

Yamada lo miro raro-¿ te encuentras bien?

No contesto, se limito a seguir hojeando la librea y fingir enfrascarse en lo contenía.

- ¡Te estoy hablando!- bajo de golpe la libreta que ahora Daiki había colocado a la altura de sus ojos y lo miro con reproche.

- ¡Estoy bien!- se levanto de la silla y camino hacia su cama evitando el contacto visual.

- ¿Que te sucede?, has estado actuando muy raro, me preocupas- se acerco lentamente hacia él y sentándose a su lado tomo su barbilla y lo atrajo para que lo mirara-

- Son las hormonas- dijo sin pensar solo para salir del problema.

- ¿Eso quiere decir que estas enamorado?-

- Ehhh, noo- su expresión era de desconcierto-

- ¿De la chica del locket?-

- Ehhh, no, no es eso-

- Ya no lo niegues si te vi muy cerca de ella- Yamada sonreía- te conozco muy bien y, si es por eso verdad, te has enamorado-

La poca tranquilidad que había adquirido en esos últimos días acababa de irse por el caño.

- ¿Conocerme?- carraspeo fijando su vista al suelo apretando con fuerza sus manos, una ráfaga de viento helado se coló por la ventana abierta – ni siquiera me conoces una minúscula parte, así que no vengas aquí – acerco su rostro al de ryo -y creas saberlo todo de mi- se sentía molesto, como podía decir que lo conocía si el no acababa de descubrir lo que era.

Y sin mas se levanto de la cama dejando a Yamada completamente inerte, solo se movió hasta que escucho que la puerta principal de un golpe seco se cerraba, corrió hacia la ventana y miro Daiki caminar por aquellas obscuras calles y, de momento de la nada surgió una sombra que al irse acercando a Daiki iba adquiriendo la forma de alguien. Era un muchacho delgado, alto de cabellos negros que al encontrarse con Daiki lo tomo por los hombros y ambos se perdieron en la obscuridad.

- ¿En que andas metido Daiki?- suspiro contrariado el menor.

**********************************************************************.

- ¿Donde habías estado?- pregunto inoo sentado en la mesa de piedra del parque- y sobre todo ¿que haces con el?-

Yuto miro a Daiki quien ligeramente se había escondido detrás de él.

- Estuvimos toda la noche intentando que controlara sus emociones, pues en un encuentro con uno de sus amigo anoche se descoloco un poco; pero me cuesta hacerle ver como, así que pensé que-

- Así que pensaste que tal vez yo podría enseñarle- contesto inoo sin apartar la vista de lo que estaba mirando.

- Exacto- sonrió yuto – eres muy bueno para este tipo de cosas.

- Y porque pensaste que yo aceptaría- respondió aun sin apartar la vista de aquello que lo tenia atento. Parecía como un gato asechando a su presa.

Daiki con su curiosidad sin igual, siguió el trayecto de esa mirada penetrante y al darse cuenta de en quien estaba posada se paro delante de el extendiendo las manos.

- Ni te atrevas a hacerle daño a ryu-chan o juro que te lastimare-

Inoo soltó una carcajada, para después levantarse de su sitio y caminar hacia Daiki.

-¿Le conoces?- sus pasos fueron tan rápidos que a Daiki le costo darse cuenta que inoo ya le susurraba cerca del oído, solo alcanzo a moverse ligeramente y asentir con la cabeza- te propongo un trato- se giro abrazándolo por el hombro – te enseño todo lo que quieras aprender, si me acercas a el-

Daiki lo miro con suspicacia

- ¿Cual es el interés en el? –

- Solamente es eso, interés-

- ¿No piensas hacerle nada; cierto?-

- No, no pienso hacerle nada-

- Esta bien; pero si llegas a hacerle….-

- Si, si deja tus amenazas para otra ocasión… pues que esperamos-

Ni Daiki ni yuto dijeron nada, solo caminaron en dirección de Ryutaro.

- ¡Hola ryu-chan!- Daiki había extendido su mano sobre su cabeza al decir aquellas palabras. El joven hizo lo mismo-¿que haces aquí solo?-

- Estoy esperando a yuya, pero creo que otra vez para variar me va a dejar plantado-

- Jajaja creo que nunca se me va a hacer conocerlo-

- Parece ser que… asi …es- Ryutaro se había fijado en las dos figuras que Daiki tenia detrás-

- Ahh mira te presento a yuto- dijo al notar que el menor miraba hacia atrás… mmm yuto??…-

- Nakajima, yuto nakajima es un gusto-

- Mucho gusto soy Morimoto Ryutaro-

- Y el…es…- Daiki arqueo una ceja y dejo el dedo en el aire – el es…-

- Inoo chan- termino la frase el pequeño Morimoto

- Ya…- Daiki alargo esa palabra para después señalar a uno y al otro- ¿se conocían? –

- Si- contesto Morimoto- lo conocí hace como una semana.

- Ahh mira…- soltó Daiki – así que ya lo conocías- dirigió su voz rasposa hacia Inoo, pero este lo ignoro olímpicamente.

- ¿Y como has estado?, ¿te compraste el perrito?-pregunto Inoo caminando hacia el menor

- Ehh ah no, solo me gusta mirarlos por las vitrinas.- sonrió un poco apenado, comenzando a caminar a la par del mayor.

Tanto yuto como Daiki se miraron por un segundo un tanto confusos por lo sucedido. Aquellos dos platicaban como si ya se conocieran de antes importándoles poco dejarlos atrás.

- ¿Deberíamos dejarlos solos?- propuso yuto viendo que cada vez se alejaban mas de ellos-

- No pienso dejarlo con el- dijo señalándolo con la cabeza-

- No seas dramático- yuto jalo por la manga al mayor y aun en contra de su voluntad ambos se alejaron del lugar.

No supieron ni como fue que la noche había caído, se habían enfrascado tanto en su plática que el tiempo había pasado desapercibidos para ellos. Habían detenido su paso cerca de lo que parecía ser la fuente de sodas, pero que para esa hora ya estaba cerrada, ambos tomaron asiento sobre las mesitas que había fuera.

- ¿Te sientes mal?- pregunto ryu justo cuando Inoo se limpiaba el sudor de la frente.

- no- contesto intentando tranquilizarse-

- ¿seguro, no te ves bien?

- si estoy bien, no te preocupes-

Siguieron con la platica, pero a cada segundo Inoo comenzaba a sentir un dolor en la boca del estomago, era un dolor indescriptible y por demás espantoso que, a cada instante iba agobiándolo.

***********************************************************************.

- ¿tengo hambre?- demando Daiki mirando por el escaparate unos pasteles de chocolate-

- ¿hambre? Deberías aprender a mi, que puedo tardar dos días sin probar nada –

- ¿y quieres que te de un premio?- contesto Daiki con sarcasmo-

No, a quien deberías dárselo es a Inoo, puede aguantar 5 días sin probar bocado eso si, si se excede de esos días se vuelve peligro…..-

Yuto no termino la frase, miro a su alrededor aspirando profundamente como buscando algo-

- ¿que sucede?- pregunto Daiki preocupado

- Inoo-

- ¿ que sucede con el?-

- El- yuto trago saliva- ya han pasado cinco días- contesto casi sin aliento-

- ¿y eso que?-

- no a probaba nada-

- ¿como lo sabes?- pregunto asustado

- porque, del único que la toma es de mi-

Aun sin que yuto terminara de explicar todo con respecto a Inoo, Daiki supo de inmediato que eso no eran buenas noticias. Sabía que ryu estaba con el y por lo tanto era peligroso.

***********************************************************.

- ¡Ryutaro!- carraspeo con temor, intentado permanecer calmado.

- ¿Seguro que estas bien?- volvió a preguntar el menor. viendo como poco a poco el sudor se hacia mas visible sobre la piel de Inoo.

Pero Inoo dejo de contestar, se levanto del asiento y comenzó a caminar sin rumbo. Debía de salir de ahí lo mas rápido posible o si no…

- ¡Aagghh!- chillo llevándose las manos al estomago, arqueo su cuerpo para después caer de rodillas y comenzar a jadear por el dolor.

- ¿Inoo que tienes?- grito ryu corriendo en su auxilio-

- No te acerque- grito aun con el esfuerzo que eso conllevaba- quédate donde estas, es peligroso- sentía su corazón bombear mas de lo normal.

- ¿Peligroso?- pensó el menor

Ryutaro no entendía que estaba diciendo el mayor- peligroso porque- y sin hacer el menor caso, se aproximo a el socorriéndolo de inmediato.

*******************************************************************.

- Disculpe señora Morimoto- Daiki había llamado a la casa de ryu con la esperanza de que ya no estuviera al lado del mayor- ¿esta ryu en casa?, es que no contesta el celular-

- Hola daiki, no ryu aun no llega, me hablo y dijo que estaba con un amigo en el parque-

- “en el parque ”- suspiro daiki al saber ya en donde se encontraba el menor- gracias- respondio y de inmediato colgó el telofono.

- ¡¡En el parque!!- dijo daiki mirando a yuto con mucha preocupación.- si algo le llega a pasar a morimoto jamas me lo perdonare-

- No digas eso-

- Es la verdad-

*************************************************************.

Se acerco a Inoo tomándolo por los hombros, trato de que este lo mirase a los ojos pero era en vano, Inoo se negaba a hacerlo.

- ¡¡¡Lárgate!!! – volvió a chillar a apartando a ryu de un empujón

- No- grito este , corriendo de nuevo hacia el-

- ¡LARGATE!- la voz de Inoo había sonado completamente diferente, sus ojos habían adquirido un color rojo como si sangre se hubiera derramado dentro y su blanca piel mostraba unas venas azules punzantes.

- Inoo- grito Morimoto sin poder comprender en el peligro en el que estaba-

- ¡¡Agggghhh!!- volvió a gritar enterrando las uñas sobre la tierra, su respiración comenzó a tornarse fuerte.

- ¿Inoo estas bien? – pero el mayor no contesto, solo permanecía callado con esa respiración haciéndose cada vez sinuosa y espantosa; Ryutaro camino hacia el tocando delicadamente al mayor-

Aquel tacto hizo que Inoo volteara veloz mente asiendo a Ryutaro por el cuello, lo levanto unos cuantos centímetros del suelo aspirando ese delicioso aroma que brotaba por cada poro del menor. Esa mirada era torcida, sin algún rastro de aquella persona que había conocido horas antes.

-iinnoo- gimoteo Morimoto, cuando el aire a sus pulmones comenzaba a ser escaso, el mayor de ladeó la cabeza como si hubiese entendido aquellas palabras porque de inmediato soltó al chico botándolo a una lado. Negó con la cabeza como si estuviera librando una batalla en su interior.

Ryutaro callo con un estruendoso golpe seco, su cara colisiono tan fuerte contra el suelo que la piel sobre su mentón se rasgo considerablemente, la sangre comenzó a salir primero pobremente; pero conforme Ryutaro se iba irguiendo sobre su lugar haciendo esfuerzo la sangre comenzó a desbordarse manchando de inmediato su cuello.

Ese sutil aroma que para nosotros es imperceptible Inoo lo exhalo con tantas ansias inundando de pensamientos grotescos aquella mente perturbada. Los movimientos espasmódicos de su cabeza y ese respirar anormal, hicieron que el menor se diera cuanta del peligro en el que se encontraba. Se levanto con dificultad intentando correr lejos de aquel ser que ahora no podía ni siquiera llamarlo humano. Inoo sintió ese movimiento incluso antes de que Ryutaro lo hiciera pues le salto encima justo cuando el dio el primer paso aprisionándolo de frente contra un árbol.

De nuevo esa respiración desesperante ahora la sentía sobre su nuca, esa piel sobre la suya quemaba a tal grado de comenzar a dejar marcas sobre ella. Inoo se aproximo hacia el cuello del menor lamiendo la sangre que escurría por el. Ryutaro noto una extraña sensación al percibir sobre su piel la lengua del menor, era algo extraño, pero todo pensamiento se alejo cuando sintió como dos navajas cortaban la piel de su cuello y algo, algo como si fuera veneno le recorría las venas quemándole a cada instante

Le entro la desesperación, quería gritar pero nada salía de su boca seca, quería moverse pero su cuerpo se había entumecido. Se sentía sumido en un agobiante suplicio del que parecía que no saldría librado.

- ¿Que era el?- se pregunto aun con la poca conciencia que le quedaba- un vampiro- fue la contestación que de inmediato surgió en su mente

Un sonido fuerte, un golpe metálico, un quejido, voces provenientes de quien sabe donde y al final su cuerpo libre cayendo de espaldas cobre el suelo frio.

Quería ver que pasaba, gritos llamando a Inoo, gritos por todos lados, quería saber que pasaba pero solo logro ver la cara conocida de Daiki para después cerrar los ojos, no sin antes ver a Inoo mirarlo con vergüenza y aflicción.

03 noviembre, 2011

Descarado

¡Dedicado a Yuuki!
(que ya lo leyo, pero aqui lo pongo >.<)


 Descarado
Autora: AmiS
Pareja: InooTaro
Genero: Slash, lime
Extension: Drabble



Estaban todos los jumps descansando en el pleno piso después de un severo ensayo de baile. El menor tenia los ojos cerrados, de a poco su respiración se normalizaba.

El único sentado era Inoo, pensativo,  que tenía él que no podía encontrar en nadie más, era la pregunta de su existencia, por razones inexplicables no podía dejar de verlo, no podía dejar de estar interesado en él. Todo de ese chico le llamaba la atención, ahora su mirada estaba fija en el pecho del otro que bajaba y subía.
Algo dentro de la mente  Inoo estallo, formulando así una idea alocada y descarada: tenía que probar a que sabían los labios del menor.

01 noviembre, 2011

sNoW sOnG

hi aqui atzin desu XD, ahora les traigo otro fic de sabri XD espero que les guste


 
PAREJA: YABU KOTA/INOO KEI

PERSONAJES: YABU KOTA, INOO KEI, YAOTOME HIKARU, TAKAKI YUYA

AUTOR: SABRILUKE

GÉNERO: ROMANCE-YAOI-TOQUE LEMONOZO xD

EXTENSIÓN: ONE SHOT



PARA: GIM, gracias por esperar hasta las 4:54 am TKMPM
 

Todas las tardes al salir de la escuela convencía a mis amigos de ir por el mismo camino y al mismo lugar, un lugar donde venden revistas, manga y café que afortunadamente les resultaba reconfortante por la época invernal, sin embargo a mi me da igual si fuese ese lugar u otro si no es porque era el pretexto perfecto para ver si te podía encontrar.
Ese día llegamos al establecimiento, buscamos una mesa y ordenamos café caliente. Yo escogí sentarme justo frente a la ventana para de un modo más discreto alcanzarte a ver pasar por la acera, pero como desde hacía una semana no tuve éxito.
-A quien buscas Kei?-dijo Hikaru

-Yo, no… a nadie…

-A caso hay alguien que te gusta y no nos has contado eeeh? –preguntó Yuya levantando las cejas para hacerme burla

-No claro que no, ahora sólo la escuela es más importante

-Si, por supuesto- contestó Hikaru en tono poco crédulo— y dinos es bonita?

-Bonita??

De pronto vino a mi mente aquel momento en que nos conocimos, se me había hecho tarde para ir a entregar unos planos que eran gran parte de mi calificación. Corría sin parar por la calle sosteniendo las cosas como podía cuando de pronto choqué con algo. Después de decirme a mí mismo lo baka que era mientras yacía recostado sobre el pavimento, logré reponerme para levantar mis cosas regadas por todos lados y ver con que había dado semejante golpe, pero al levantar la mirada me di cuenta que no había sido “que” si no “quien”

-Gomenasai!! te encuentras bien?? No fue mi intención!!

-Está bien, creo que llevabas algo de prisa ne? Te espera tu novia acaso?

-No no tengo que llegar a…

De repente pude ver bien tu rostro, era un rostro tan lindo, con una bella sonrisa que me hizo sentirme inmensamente intimidado y por la cual mi corazón latía rápidamente. Si, por primera vez un chico me había hecho sentir así.

-Gomen ne, yo tampoco me fije por donde iba

-Creo que he arruinado tus flores

-Compraré otras, eso no es problema.

Terminé de sacudirme y tomé mi mochila para ponerme en camino cuando él agarró una de las flores que traía y me la dio.

-Gracias, pero voy a la escuela, no con mi novia… no tengo una… de hecho n.n´

Dejó escapar una pequeña risa y sonriéndome me dijo mientras se alejaba

-La flor es para ti, nos vemos!

Por aquel detalle mi cara se tornó roja, yo sólo quería ocultarme entre los planos que llevaba bajo el brazo y huir lo más rápido de ahí, sin embargo no pude dar un paso por el shock provocado, un shock que sin duda fue bueno, me hizo sentir bien. ¿Quién será ese chico?

-Inoo? Inoo-kun? Hey estás escuchando?

-Sí, es… hermoso

-Hermoso? Creí que era una niña, pero veo que me equivoco ne? preguntó Hikaru

-Un niño? En serio Kei? dijo Takaki un poco sorprendido

En ese momento mi cara hacia juego con el color carmín del mantel de la mesa del café

-Vaya si es un hombre… weno Kei-dijo Hikaru dándome unas palmaditas en la espalda-como sea nosotros te apoyamos, verdad Yuya?

-Si, por nosotros no te preocupes, pero cuenta quien es el que te trae así? Vive por estos rumbos y por eso la insistencia de venir aquí y estar observando siempre por la ventana?

-Bueno, es que… no se quien es…

-Eh? Cómo que no sabes quién es?-Me cuestionaron ambos a unisón-

-Bueno pues no… no se quien es, ni su nombre, ni si viva por el rumbo… pero en estos lares fue donde nos conocimos.

Les conté la historia de nuestro encuentro y prometieron ayudarme a encontrarte o al menos tener una pista de ti porque la desesperación me estaba llegando, no podía sacarte un instante de mi mente, tus lindos ojos, tu tierna sonrisa, el dulce sonido de tu voz, era increíble como te habías quedado clavado en mi mente y en mi corazón.

Nos quedamos en el café más tiempo, riéndonos de un sin fin de tonterías de la universidad y personajes de programas de la tv

-MI hermana me ha pedido le lleve café, iré a pedirlo y nos vamos ok? Ustedes quieren algo más?

-Yo estoy bien, Inoo?

-No gracias, sólo ve por tu café y nos vamos

Cuando se levantó Yuya llevé la mirada hacia donde se dirigía cuando de pronto sentí que se me paró el corazón.

-Hikaru!

-Nani? –me dijo mientras escribía un mensaje en el celular-

-Hikaruuuu!

-Qué pasaaaa?

-Es él

-Él qué?

-El chico

-Cuál chico?

-Cuál chico? – le tomé la cara para voltearla hacia donde estabas- Mi chico.

-Ooooh, es él?

-Si

-Bueno ve tras él corre invítalo a salir, confiésate

-Claro, llego y le digo oye soy el que te tumbó la vez pasada, al que le diste la flor, salgamos juntos porque estoy enamorado de ti.

- De eso a nada…

-Suena tan fácil para ti ne?

-Es fácil, mira y aprende

-Eeeh? Hikaru, No!! A dónde vas??

Sin pensarlo más tomé mis cosas para escapar y estuve a punto de lograrlo si no hubiera sido porque Yuya alcanzó a tomarme de la mochila y me regresó.

-Heeeeey!! no tan rápido

-En cuanto di la vuelta estabas parado ahí con mis amigos, eras justo como te recordaba, como dije, esos ojos y sonrisa se quedaron como fotografía en mi mente.

-Yabu-san, él es nuestro amigo Inoo

-Konbanwa Inoo-kun

-Kon… banwa yo… debo irme ya

-Miraaa lo pequeño que es el mundo-dijo Hikaru sosteniéndome para que no escapara-Yabu compró el mismo manga que tú, puedes creerlo, tienen un gusto en común, así que tienen mucho que compartir mientras platican en la mesa con dos bebidas calientes para que el frío no los moleste mientras nosotros nos vamos ne Yuya?

-Si, mi hermana me espera con el café, bye-bye

-Yabu un gusto, nosotros nos vamos, nos vemos en la escuela Inoo

-No… yo…

-Bye-byeee-me gritaron los dos mientras se alejaban rápidamente-

-Son simpáticos tus amigos n.n

-Si… muy simpáticos ¬¬’

-Creo que es mejor que nos sentemos, la gente comienza a mirarnos por estar aquí parados sin más

-Ok…

Sin más remedio me senté contigo a la mesa. La verdad es que no sabía cómo hacer para romper el hielo, pero tú con tu ángel natural diste el primer paso.

-Y cuidaste bien de ella, le cambiaste el agua??

-Eh?

-La flor, eres el chico de la flor

-Te acuerdas de miii?

-Claro que me acuerdo de ti, eres muy lindo como para haberte olvidado

Sentí que me desmayaría ante tal cumplido, mi corazón latía muy fuerte

-A…rigatou

-Es bueno volverte a ver, creo que el destino así lo quiso ne?

Dentro mio sólo me decía no sonrias así mientras me hablas, no lo hagas, siento como si me derritiera por dentro, eres demasiado lindo Yabu.

-Si… tal vez… es cosa del destino el volvernos a encontrar

-La flor dio la buena suerte así que…

Te quitaste dos de las pulseras de hilo que traías y las amarraste a mi muñeca, el roce de tus dedos sobre mi piel me gustó tanto, deseaba con el alma que estos tocaran mi cuerpo.

-La verdes es para la esperanza y la roja es para el amor, son pulseras de la vida, y espero que tengan la misma fortuna que la rosa del otro día, porque me gustaría mucho que nos siguiéramos encontrando.

-Arigatou- dije rápidamente y acto seguido le di un sorbo a mi capuchino porque me quedé sin palabras-

-Etto… jajajaaj

-Eh? De que te ries

-Tienes capuchino sobre tus labios.

Y antes de que yo reaccionara te levantaste un poco y con tu dedo retiraste la espuma del café que quedó sobre mis labios para después llevarlo a tu boca. No tienes en verdad idea de cómo me estabas provocando

-Sabe rico ^^

-Por… por qué hiciste eso?

-Hacer qué?

-Lo de la espuma… tu dedo…

-Eso? Fue sólo para probar de manera indirecta un poco de tus labios, pero si quieres lo hago de forma directa.

-No no no no no espera… que no ves que la gente nos mira!!

-O sea que si quieres que te bese ne?

No supe que responder.

-Vamos afuera, quiero llevarte a un lugar, vienes?

Extendiste tu mano, acepto que me sentí ridículo, como si fuese una princesa al que su caballero le ofrece su ayuda para levantarse del asiento, pero puedo más mis ganas de estar contigo, así que te di la mía y salimos de ahí sin que la soltaras.

Fuimos caminando por las calles, el tono de tu voz me tenia atontado, ni siquiera puedo recordar del todo lo que me decías, eran sólo como música, lo único que me importaba era que iba contigo, la gente, la gente ya me daba igual.

-Listo, llegamos, sentémonos en esa banca.

-El parque?

-Si ^^ ahora sólo hay que esperar

-Esperar? A quién?

-A la nieve

-Nieve? Y tú cómo sabes que nevará ¬¬’

Repentinamente te acercaste a mí, tus labios fueron directo hacia los míos, ese primer beso fue muy especial.

-Tus labios están fríos, hace frío, conclusión? Va a nevar

Puse mi mano sobre mi boca, frío? Cómo podía sentir frío si ese beso provocó un rush en mi cuerpo que calentó todo mi ser. Salí después de mi estado atontado para refutar tu teoría.

-Los demás días han estado fríos también, y no sólo por eso neva, se necesitan varias condiciones del clima pa…

-Mira, ya comenzó.

No podía creerlo, pero cómo? Quién eres tú? Por qué cosas tan lindas me están pasando a tu lado?? De pronto me sentí afortunado de que alguien tan especial haya llegado a mi vida.

Los niños que estaban en el parque estaban felices de ver la nieve caer, tú parecías feliz también al ver su alegría, irradiabas hermosura e inocencia a la vez a través de los copos que iban cayendo.

-Vamos te acompaño a tu casa, no quiero que pesques un resfriado

-Está bien no es necesario, tomaré un camino corto para que también ya puedas ir a tu casa

-Y perderme otro rato más de estar contigo? Vamos ya, anda.

Nos dirigimos a mi hogar, anhelaba que el tiempo fuese lento, que el camino se hiciera largo para disfrutar mejor el tiempo junto a ti. Al fin llegamos y ya en la puerta te despediste de mi.

-Bien, llegaste sano y salvo. Quieres ir mañana a hacer muñecos de nieve con los niños del parque.

-No estamos algo grandes para eso?

-Nah, será divertido, quiero hacer muchas cosas contigo, incluso aquellas que parecen tontas y simples.

-Mmm… está bien.

-Sugoi. Bueno, ahora si es tarde, debo irme a casa, matta ne!!

Apenas diste unos pasos cuando impulsivamente dije…

-No espera

-Nani?

-Detente, no… no te puedes ir, no quiero que te vayas aún

-Pero es tarde ya y hace frío, debes entrar y… yo tampoco me quiero congelar.

-No te dejaré ir todavía… no hay nadie en casa ahora, quieres… pasar?

-Ok, estaré un rato

Nos sentamos en la sala y te ofrecí un poco de chocolate caliente, afuera aunque caía lentamente, la nieve no cesaba.

-Qué haces?

-Nada, le envío un mensaje a mis padres diciéndoles que llegaré más tarde.

-Oh ok, etto… ten, espero no esté demasiado caliente

-Está bien así ^^ mmm… tú casa es linda, pequeña pero linda, la mía es grande y se siente muy fría, sobre todo en esta época.

-Si a mí también me gusta mucho, es acogedora.

-Esa maqueta la hiciste tú? La vez que chocamos traías planos, estudias arquitectura ne?

-Si, digo no es un gran trabajo, pero fue mi examen final del periodo pasado, es un diseño de una casa propia que algún día me gustaría tener.

-Mira, es bueno tener quien diseñe nuestro futuro hogar

-Eh? O.o no digas esas cosas :$

-Sólo digo la verdad ^^

-Etto... te gustaría ver donde hago mis maquetas y planos, mi papá acondicionó un lugar junto a mi cuarto para que pudiera trabajar.

-Hai ^^

Subimos al pequeño estudio que está junto a mi recamara, tomé algunos planos para mostrártelos y explicarte la simbología y demás datos que se interpretan en los diseños. En un momento de la revisión nuestros rostros quedaron muy cerca, por lo que sin dudarlo besaste nuevamente mi boca. Al principio me sentí avergonzado, y creo que te diste cuenta porque acto seguido dejaste hacerlo.

-Gomen, no quiero incomodarte, es sólo que tus labios, esa forma de “chu” que tienen, son muy tentadores, desde aquella vez fijé mi atención en ellos, son tan lindos, todo tú eres lindo, Inoo en verdad me gustas mucho.

A quien engaño? Si yo sentía lo mismo, extrañamente sentía que nosotros éramos el uno para el otro.
-Dejé la pena atrás y esta vez yo tomé tus labios, no podía ya dejar de saborear tu dulzor en mi boca. En ese beso proyecté todos mis sentimientos guardados de esos días en que no te encontraba. No separamos un momento y nos vimos fijamente a los ojos, me dijiste tanto con sólo mirarme, eras en verdad tan especial para mí que sabía que esos sentimientos quería hacerlos más fuertes, quería sentirte más profundamente, formar un lazo de unión entre tú y yo.
Al parecer mis ojos también te dijeron mil cosas, y comprendiste lo que yo quería de ti por lo que sólo atinaste a decir: “Inoo quiero ser uno contigo, porque se que tú y yo nos pertenecemos” Esas palabras confirmaron lo que vi en ti.
Te recostaste sobre el sofá del lugar, y yo lentamente te volvía besar, besé tus labios, tu cuello, te saque la playera para poder tocar tus brazos, tu pecho, tu abdomen y dejé que hicieras lo mismo conmigo. Al calor del momento nos fuimos despojando de la ropa hasta quedar desnudos, el ardor de nuestros cuerpos no nos permitía sentir ni una pizca de frio.
Te llené de besos todo el cuerpo, con mi lengua pase todo y cada uno de los centímetros de tu piel, no podía dejarte ir, no quería dejarte ir nunca de mi lado. Llegue hacia tu miembro y comencé a saborearlo, y dado a esto hacías ruidos que daban a notar el placer que estabas sintiendo y eso me daba pie a no querer parar.
Todo aquello que te hice lo repetiste conmigo, quisiste que yo también sintiera, quisiste también sentir ese deseo de poseer mi cuerpo y mi corazón.

Después de todo ya no podía resistirlo, necesitaba sentirte dentro mío por lo que te fui llevando hacia mi entrada y dejé que penetraras mi ser una y otra vez, hasta que juntos llegamos al clímax del momento, esa unión que fue el sello de un amor que sería para siempre.

Cosas del destino el que hayamos tropezado aquel día? Puede ser, lo único que tengo seguro es que aquella nieve que cayó sin las condiciones propias, fue mi milagro de amor, que me mandó a la persona especial que ahora tengo a mi lado.

FIN