20 diciembre, 2012

Una salida

Dedicado a Ayaa :)

Una Salida
Autora: AmiS
Pareja: InooChii
Genero: Slash
Extension: drabble

A pesar de que había llegado puntual, ya tenía 20 minutos esperándolo sentado en una de las bancas de la entrada de su facultad.

-Acaso se habrá olvidado que íbamos a salir?- murmuro para si mismo viendo como otros estudiantes salían de la facultad muy alegres.

Era viernes, inicio del fin de semana que ya tenía planeado pasarlo al lado del mayor pero este aun no salía de clases o se habría ido. La espera estaba irritando al menor.

Después de esperar una media hora mas, lo vio salir rodeado de un grupo de chicos y chicas, estaba tan concentrado en la platica que paso a su lado y no se percato de su persona. El menor todo su celular y le marco.

A unos metros el mayor se separo de su grupo de amigos para contestar la llamada.

-Aló Chií- contesto el mayor

-Como que te haz olvidado de algo- le dijo con voz molesta.

-No me olvidado de nada, ya te vi- fue lo que el mayor le respondió antes de colgar y acercarasele. -Lo siento, me demore bastante-

El menor no respondió nada tan solo desvío la mirada, estaba molesto.-Mw hubieras avisado que iba a salir tarde, y no venia tan temprano- le reprocho el bajito.

-Perdóname si, que debo hacer para ir me perdones? - pregunto el mayor acercándose al menor para abrazarlo.

- Pues, tengo hambre así que podrías comenzar comprándome una gran hamburguesa y helado, luego veremos que mas- sentencio Yuri safandose del abrazo para poder ponerse de pie y avanzar.

-Esta bien vamos a comer- le contesto Inoo alcanzándolo, tomando su mano para entrelazar sus dedos.

Caminaron todo el trayecto al restaurante tomados de la mano. A ninguno le importaba que la gente lo mirara raro, tan solo disfrutarian de su fin de semana libre.


Untitled

Untitled
Autora: AmiS
Pareja: InooTaro
Extensión: drabble
Genero: Slash, angts

Quería salir de allí, otra vez lo habían llamado para hablar y no habían quedado en nada. No quiso ir a ver a sus amigos, entre mas rápido saliera del lugar menos dolía.

Iba concentrado en las palabras que le había dicho el presidente de la empresa que no se percato que alguien lo llamaba. Se dio cuenta al sentir unos brazos rodearlo impidiendo que avance, su padre ya había salido del edificio.

-No me escuchaste llamarte- hablo el mayor cerca de su oreja derecha pero no respondió. -Te he extrañado- volvío a susurrar

-Lo siento me tengo que ir- dijo seriamente tratando de soltares de esos brazos.

-No te dejare ir- reprocho neciamente el mayor apagándolo mas a su cuerpo. -No te vayas por favor-

Para que quedarse si ya no pertenecía a ese lugar, es que nadie entendía eso.

-Tengo que irme me están esperando- dijo seriamente esperando que esta ve el mayor lo soltara.

-Esta bien, cuando salga pasare por tu casa- informo el mayor aflojando el agarre.

-No tienes porque ir- reprocho el menor

-Igual iré- musito terminándolo de solar

Espero por una ultima contestación del menor, pero éste no dijo nada simplemente se alejo y salió. Sin volver a mirarlo.

Suspiro cansado, era la cuarta vez que el presidente llamaba al menor pero no concertaban nada y eso deprimía al joven.

Sin mas que hacer en pleno pasillo, volvió al salón de ensayo con los demás miembros. Miro por ultima vez su reloj y se esforzó por practicar olvidándose del tiempo, para que así pasara rápido e ir aa casa de Ryutaro.

19 diciembre, 2012

Penultima Noche

- "Una imagen lo dice todo" - 



-oh fuck...Chinen-


Penultima Noche
Autora: AmiS
Pareja: TakaChii
Genero: Porno (lemon)



Era su penúltima noche, y estaba plasmando sus pensamientos del día en esa libreta, tenía tanto que decirle al mayor que por trabajo no había podido, no habían podido verse después de los conciertos y ahora con este viaje que llegaba a su fin no había podido pasarlo como se lo había imaginado al lado de novio.
En un descuido del camarógrafo, por arte de magia metió un pedacito de otra hoja en la libreta y escribió algo. Complaciente con lo que había escrito se acerco a donde se encontraba el menor semi acostado en la cama.

-Yuya~-musito lentamente subiendo a la cama para darle la libreta.-Te toca- volvió a decir con voz baja. Antes de alejarse dio su mejor mirada de deseo a su novio.
El mayor se quedo mudo y tan solo recibió la dichosa libreta bajo el enfoque atento de la cámara a un lado suyo, como deseaba poder sacar a patadas al camarógrafo de la habitación para tomar lo que era suyo y no dejarlo libre en toda la noche. Pausadamente se levanto para sentarse en el pequeño escritorio, abrió el cuaderno y leyó lo que su pequeño novio había escrito, sonrió divertido con lo que estaba leyendo pero cuando leyó la nota extra que había, sintió una punzada en su parte baja.

Hazme tuyo, lento y fuertemente

Su mente comenzó a imaginarse miles de posiciones que todavía no había  practicado con el menor, miro hacia la cama pero no lo encontró, de pronto escucho la regadera, Chinen se estaba bañando y eso no le ayuda, para nada.

-“Deja de pensar en eso”- se reprimió mentalmente, todavía estaba siendo grabado. Trato de actuar normal y escribir algunas cosas dirigidas a su compañero de grupo. Luego de unos minutos termino, cerro  la liberta y la dejo a un lado en el escritorio.

Para cuando Chinen salió del baño y Takaki había terminado de escribir, el camarógrafo tomo sus pertenencias y salió de la habitación, el mayor lo siguió para despedirse y cerrar la puerta con seguro.
Ninguno dijo nada, con solo mirarse, el mayor entendió lo que su novio quería: sexo.


Lenta y sensualmente el menor se saco la toalla que cubría su parte baja y se acomodo en una de las camas, aun tenía el cuerpo semi mojado. Aquello era lo más excitante que Yuya podría haber visto en los últimos meses,  y del mismo modo que su novio se acomodaba, empezó a quitarse la ropa, ya desnudo se acerco a ese cuerpo que lo llamaba. Como pantera recorrió el cuerpo de Chinen lentamente, desde las piernas subió con un camino de besos y mordidas notando como el otro sufría espasmos de placer con sus caricias.
Al llegar a su pecho se entretuvo con sus pezones esporádicas y rudas mordidas repartió en los dos, mientras sus manos acariciaba el resto de la anatomía de su novio. Chinen tan solo suspiraba y gemía ante la atención que su novio le daba a su pecho, pego un gritito agudo cuando el mayor subió a su cuello y le mordió su manzana de Adán.

Siguió su recorrido por todo cuello del menor, besando, lamiendo, mordiendo a su antojo,  las manos del menor se aferraron a la espalda del más alto atrayéndolo más, tratando de fusionar sus cuerpos. Lentamente volvió hacia la parte baja del otro, beso toda la zona pélvica de su novio antes de tomar aquel miembro semi erecto entre sus manos y comenzarlo a masajear, provocando que los gemidos del otro aumentaran, cuando lo vio bien erecto cambio sus manos por su boca, metiéndoselo de una sola, Yuri se tapo la boca con una mano para evitar que se escuchara su grito de placer, que la boca de su novio este rodeando su hombría era demasiado para él.


Comenzó con lentas succionadas y lametones alrededor del pene del menor, mientras sus manos seguían recorriendo ese cuerpo que era suyo desde hacía mucho tiempo.  Acelero las seccionadas cuando la mano del otro presiono su cabeza tratando de marcar un ritmo para su complacencia. No tardo mucho en que la velocidad en que subia y bajaba su rostro en la zona pélvica de Chinen, provocara que éste derramara su semilla en su boca, dejo escurrir un poco de ese semen por su cuello y el resto se lo trago todo.
El menor estaba extasiado por lo reciente, estaba muy agitado pero eso no le impidió incorporarse para acercarse a su novio y lamer su semen que corría por el cuello del mayor.

-Tómame… ya- susurro en su oído lo más sensual posible y volvieron a recostarse en la cama. Takaki se acomodo entre las piernas del otro y sin preparación  alguna lo penetró. Chinen ahogo su grito de dolor y placer al morderle el hombre a Yuya, y éste cuando mordió uno de los pezones de su novio.
Pequeñas lágrimas recorrieron las mejillas del más bajo, a pesar que le dolía le gustaba cuando su novio era rudo y lo penetraba sin piedad ni preparación. Pasaron unos minutos para que se acostumbrada a la intromisión cuando beso al mayor dándole luz verde para que comience con un lento vaivén.
-Yuya~…- gemía el menor en la oreja del otro, haciendo que se moviera más rápido, al cabo de unas embestidas más, la cama comenzó a moverse conjunto a ellos, por la fuerza que Takaki arremetía contra el menor.

Los gemidos y gritos con sus nombres se escuchaba por toda la habitación, esa noche e mayor se iba saciar de su novio porque sabía que al volver a Japón le depararía más trabajo y tendría poco tiempo para pasarlo juntos. Cuando sintió la corriente eléctrica pro su cuerpo que avecinaba el clímax,  tomo la hombría del menor para masturbarlo y poder acabar juntos.

-¡Yuya!- grito el menor al venirse en entre sus abdómenes.

-¡Chinen!- musito el mayor cerca del oído del otro culminando después de algunas embestidas más en el interior de su novio. Con cuidado salió de su interior y se acomodo a un lado, descansaron algunos minutos en silencio, disfrutando de los espasmos post orgasmo que sentían.

Takaki cerró sus ojos esperando poder dormir, luego del ejercicio físico, cuando sintió como el otro chico se acomodaba encima suyo. -¿Qué haces?- musito la pregunta sin abrir los ojos.

-No te duermas… quiero más- susurro en sus labios antes de besarlo.

Era su penúltima noche de privacidad y de visita en el país del romance, Chinen tenía claro que no dejaría pasar la oportunidad y que tampoco lo iba dejar que se durmiera. Takaki como buen novio, complació cada detalle que se antojada su pequeño novio. No sabían cuando volverían a Francia. Lo que si sabían es que esa noche tendrían mucho sexo, hasta saciarse.

18 diciembre, 2012

Una noche en Paris

Hola.... les traigo un pequeño TakaChii espero le sguste.
Esta dedicado a esas niñas del twitter que hoy me han mal influenciado con esta pareja y que en plena hora de trabajo me han hecho imgainar este pequeño fic. Para Ayaa, Uebo, Melissa, Marianarashi, espero les guste :)



Una noche en Paris
Autora: AmiS
Pareja: TakaChii
Genero: Lemon

No espero ni un segundo a que el camarógrafo saliera, para acorralar al menor y besarlo con deseo, habían viajado todo el día y apenas había podido abrazarlo de la emoción de estar en un lugar nuevo.
-Esta noche no te me escapas- susurro en el oído del más chico que solo suspiraba ante las caricias de su novio.


-Nos puedes escuchar- respondió vagamente ante de volver a besar a su novio.
El mayor lo tomo de las piernas para elevarlo y llevarlo a unas de las camas de aquella habitación,  dos semanas sin probar ese cuerpo que lo volvía loco, lo estaba matando, asi que esa noche se iba saciar del menor.

-Yuyaa..- suspiro cuando el mayor lo despojo de su camisa, para comenzar a besar su pecho, de a poco el mayor fue bajando con un camino de besos y mordidas que más encendían a Chinen.

El menor no quería tan solo disfrutar también quería probar el cuerpo de su novio, por eso con un fuerte empujón que casi los hace caer de la pequeña casa, cambio de posición quedando encima de Takaki, volviéndolo a besar con las deseo.

No paso mucho tiempo en que sus ropas estaban esparcidas por toda la habitación, a pesar de lo angosta que era la cama, entre caricias rodaban de un lado a otro, los gemidos iban en aumento  cuando Chinen se posiciono entre las piernas del mayor. -¿Puedo? Quiero entrar en ti- le susurro a su novio lo más sensualmente que podía.

Takaki se lo pensó por algunos segundos, antes de asentir para darle permiso a su pequeño novio para entrar en su cuerpo. El menor se separó para buscar entre sus pertenencias una botellita de lubricante que había llevado al viaje por si se le presentaba esta ocasión, cuando volvió a la cama al lado del mayor, vertió un poco en su mano y en el miembro de su novio.

-Ire despacio- musito acercándose para besarlo e introducir un primer dedo en la cavidad de Takaki, después de algún tiempo introdujo un segundo y comenzó a masturbarlo, par que olvidara el dolor.  Eso lo había aprendido del mayor, cada vez que tenían algún tiempo sin tener relaciones siempre se preparaban con cariño, para no dañar al otro.  Por ultimo ingreso el tercer dedo en la cavidad que se ensanchaba, a la par que aceleraba su mano en el miembro del mayor.

-Estoy… listo..- jadeo el mayor cuando sintió salir los dedos de su novio, lentamente el menor se acomodó entre sus piernas y separándolas para tener un mejor acceso a su parte trasera.


Chinen se introdujo lo más despacio que podía, ya que él sabe el dolor que se siente cuando se es penetrado,  pero su cuerpo lo traiciono cuando iba por la mitad y de una sola estocada se penetro en su novio. El mayor dejo salir un gran gemido de dolor, pocas veces  invertían posiciones al momento de tener sexo por eso no estaba a acostumbrado a esa intromisión.  Yuri preocupado al ver que Yuya se había tapado la cara una de más almohadas que tenía cerca, trato de salir de su interior pero las piernas del mas alto lo detuvo.

-Se un poco… más gentil- musito su novio soltando la almohada para acercarse a besarlo, sabía que aquello había asustado el más chico. Después de que Takaki se acostumbrara a tenerlo en su interior, Yuri dio la primera estocada, era en esos pocos momentos en que entendía a su novio cuando cada vez que tenían sexo, penetrarlo era exquisito, poder sentir como la cavidad de Yuya apretaba su miembros cada vea que salía y entraba, como una corriente de electricidad recorría su cuerpo entero cada vez que aumentaba las estocadas y tocaba ese punto que volvía loco a su novio. Solo el menor sabia como volverlo loco en todo el sentido de la palabra, y el penetrarlo salvajemente cada vez que tenía la oportunidad era la firma que más le gustaba.

Yuya volvió a taparse la cara con la almohada, la manera salvaje en que su novio lo penetraba, lo hacía gemir como puta barata, no media su volumen simplemente los dejaba salir sin importar lo que estuviera en su alrededor pero al recordar donde se encontraban, lo hizo. En cambio Chinen, quien estaba muy concentrado en su tarea también no evitaba que se le saliera fuertes gemidos de placer. Los gritos aumentaron cuando los dos sintieron como la corriente eléctrica comenzaba a recórreles el cuerpo, besos , caricias, mordidas, de todo esparcía el menor en el otro cuerpo, lo estaba devorando a su manera, cuando sintió que estaba por explotar subió a besar a su novio, un beso apasionado que termito ahogar el grito de placer cuando termino en Takaki y el mayor entre sus cuerpos perlados.

A pesar de haber terminado, siguió en su interior un rato más, recostado en Yuya se dispuso a descansar,  el mayor lo abrazo y comenzó a acariciarle el cabello desordenado que tenia.

-Estuviste genial Chii- musito el chico dándole un beso.

Cuando estuvieron más calmados, el menor salió del otro, se dieron un corto baño y se acostaron a descansar. Mañana tendrían que seguir viajando.